Metodologías Agile para definir los nuevos espacios de trabajo [5/7]

TPB311, abr21. ¿Cuántas oficinas caben en una oficina? La nueva realidad plantea retos globales que obligan a las empresas a transformarse para lograr un sistema de trabajo más flexible, sin rigideces ni patrones predeterminados y poniendo el foco en lo relevante: las ideas, los proyectos y las personas. Este cambio de cultura empresarial impacta directamente en el diseño de los espacios corporativos, optimizándolos y rentabilizándolos con soluciones de equipamiento adaptables y polivalentes, capaces de dar respuesta a todas las necesidades de usos.

EN APENAS un año, los modelos y espacios de trabajo se han transformado con la ubicuidad de las nuevas tecnologías y las necesidades del cuidado de la salud de las personas junto con formas de trabajo dinámicas y flexibles, a los que la metodología agile ofrece la respuesta ideal para promover modos de trabajo más sostenibles y humanos en espacios multifuncionales.

El trabajo presencial requiere en estos momentos una readaptación de la oficina tal como la conocíamos. Es el momento de configurar entornos seguros que incorporen soluciones que mejoren el espacio, la productividad y, por tanto, la satisfacción de los trabajadores. “Cada vez se potenciarán más los proyectos y resultados, aportando responsabilidad y más confianza al usuario a través de espacios polivalentes que permitan optimizar recursos y potenciar el bienestar” explicaba Soledat Berbegal, consejera y directora de reputación de marca de Actiu.

Para simplificar el proceso, el estudio de diseño de espacios de trabajo Actiu ha lanzado la “Guía Agile”, cuyo objetivo es ayudar a empresas y trabajadores a construir eficazmente esta nueva realidad, con consejos para articular cualquier espacio colaborativo y propuestas específicas que incluyen la Colección Agile by Actiu, un conjunto de soluciones para adaptar las oficinas a esta metodología.

La metodología Agile permite definir y diseñar un espacio de trabajo reflexionando sobre los usos y la diversidad de tareas que se van a desempeñar en ese entorno desde el punto de la funcionalidad y una óptima productividad, introduciendo mejoras a todos los niveles. “Frente al concepto de trabajo jerarquizado tradicional, basado en un espacio fijo y la presencialidad, la nueva realidad plantea retos globales que obligan a las empresas a transformarse, a modificar su estructura, sus procesos y sus propios espacios para lograr un sistema de trabajo más flexible, sin rigideces ni patrones predeterminados”, añadía Berbegal.

La metodología Agile favorece la flexibilidad en aras de la creatividad y el bienestar. Busca crear valor e innovación a partir de la colaboración entre las personas y las tecnologías. Una cooperación que contribuye a reducir los costes operativos. Un modelo donde es importante que los miembros de un equipo tengan un espacio que les resulte propio, en el que poner en común su talento y su creatividad, y las empresas deben favorecer ese contacto y ese trabajo colaborativo presencial, con las máximas garantías de seguridad.

Esta agilidad permite generar altos niveles de satisfacción en la experiencia del empleado, así como retención a más largo plazo, pérdida de productividad reducida y otros costes relacionados. Agile se basa en la confianza y responsabilidad del equipo potenciando que cada empleado pueda trabajar cuándo, dónde y cómo quiera de manera transversal centrándose en los objetivos.

Espacios Agile

Este cambio de cultura empresarial impacta directamente en el diseño de los espacios corporativos, optimizándolos y rentabilizándolos con soluciones de equipamiento adaptables y polivalentes, capaces de dar respuesta a todas las necesidades de usos. En ese sentido, la guía contempla dos tipos de entornos, de mayor a menor complejidad, aportando propuestas para poder generar múltiples configuraciones Agile, desde en un espacio totalmente polivalente a un pequeño córner dentro de un contexto operativo. También incorpora configuraciones tipo a modo de inspiración.

Desde nuestros inicios, nuestros productos han destacado por una polivalencia que nos ha abierto las puertas más allá de entornos corporativos. Todo este know-how se traduce en la guía con tips y una línea de soluciones que buscan hacer la vida fácil a las empresas y aportarles lo que necesitan en estos momentos: elementos funcionales y polivalentes que les permitan configurar y reconfigurar sus espacios, de manera sencilla y tantas veces como sea necesario” indica la directora.

«Frente al concepto de trabajo jerarquizado basado en un espacio fijo y la presencialidad, la nueva realidad plantea un sistema de trabajo más flexible, sin rigideces ni patrones predeterminados» (Soledat Berbegal, Actiu).

Esta filosofía responde también al concepto Cool Working by Actiu, que identifica dentro de un mismo espacio de trabajo áreas de concentración, privacidad, socialización, colaboración y aprendizaje. A través de una mentalidad flexible y un mobiliario versátil con elementos auxiliares que den respuesta a esos usos nuevos, es posible configurar un entorno de trabajo de manera sencilla y polivalente en cualquier entorno corporativo así como también en terceros espacios más provisionales.

Actiu forma parte también del Observatorio del Trabajo a Distancia de España, una iniciativa empresarial y social que tiene como objetivo contribuir a la expansión de un modelo de trabajo a distancia que aporte seguridad a los trabajadores y a las empresas y contribuya a una adaptación a las nuevas realidades laborales y a una mayor flexibilidad, y eficiencia.

Alquila, no compres

International Workplace Group (que opera marcas como Regus, Spaces, Signature by Regus, HQ y No18) anuncia la apertura este año 2021 de nuevos centros de oficinas y coworking debido a la demanda latente de espacios compartidos, que supondrán el desarrollo y puesta en marcha de hasta 30.000 m2 de espacios de trabajo flexible. IWG aumentará su presencia en toda España, no solo en en áreas descentralizadas de Madrid y Barcelona, también en Alicante y otras localidades “periféricas” como como Valladolid, Logroño o Pamplona. “Nuestro objetivo a largo plazo es estar presentes en todas las capitales de provincia para permitir a nuestros clientes trabajar desde cualquier lugar de España”, aseguraba el Philippe Jiménez, country manager de IWG en España. Actualmente IWG dispone de 54 centros en 14 ciudades de la región española, bajo sus marcas Spaces y Regus. En 2020 la compañía abrió seis centros, incluyendo el primer HQ de España, concretamente en Barcelona. 

Según IWG, 2020 fue el año de la revolución del trabajo flexible. Un año de grandes cambios y desafíos en muchos aspectos. “Con la llegada de la pandemia se produjo el mayor crecimiento del trabajo remoto vivido hasta el momento, con miles de millones de empleados que empezaron a trabajar a distancia de la noche a la mañana. La llegada de la pandemia aceleró el cambio hacia una nueva forma de trabajo más flexible. Actualmente estamos viviendo la transición hacia el modelo híbrido, trabajando a veces desde casa, desde una oficina local o la sede corporativa”, señalaba Jiménez. Con motivo de esta necesidad, IWG ha abierto 141 centros en todo el mundo durante 2020, lo que supone una apertura cada día y medio, y 600.000 m2 de nuevas oficinas.

Este modelo flexible reduce los desplazamientos a las oficinas por lo que permite ofrecer a los trabajadores mayor tiempo para mejorar su conciliación laboral. Además, brinda a los empresarios el mejor talento independientemente de su ubicación geográfica. Gracias a este modelo híbrido, las empresas pueden alcanzar flexibilidad financiera para invertir en su personal y hacer crecer el negocio. De hecho, según un estudio realizado por la consultora EY es posible ahorrar aproximadamente 9.000 euros por empleado, a través de este modelo de oficinas flexibles. Así, IWG está cerrando grandes acuerdos como el reciente anuncio con la japonesa NTT (que en España cuenta con la consultora tecnológica Everis) que supondrá ofrecer a los 300.000 empleados de la compañía de las telecomunicaciones acceso a toda su red global inmobiliaria compuesta por 3.500 centros.

Esta no es la primera colaboración que IWG realiza con multinacionales para brindarles todos los beneficios del trabajo flexible. Por ejemplo, el banco británico Standard Chartered también ha apostado por un modelo de trabajo flexible e híbrido y por ello sus 95.000 trabajadores a nivel global, a partir de ahora, podrán trabajar en cualquier centro IWG, disfrutar de los beneficios de estos espacios que ayudan a mejorar la integración de la vida personal y laboral, reducen los desplazamientos innecesarios y con ello el impacto medioambiental.

La pandemia nos ha supuesto un gran desafío, por supuesto, sin embargo, ha permitido acelerar la tendencia hacia el trabajo más híbrido y nos ha dado la oportunidad de reinventarnos, ser más innovadores y creativos a la hora de ofrecer nuestros servicios. Este nuevo modelo de trabajo está aquí para quedarse, y el compromiso de IWG es continuar ofreciendo soluciones innovadoras para las nuevas necesidades de las empresas”, detallaba el country manager de IWG en España. A través de sus espacios la compañía ofrece más de un millón de puestos para trabajar con servicios de asistencia empresarial y tiene presencia en 110 países y 1.100 ciudades, poblaciones y centros de transporte internacionales.

«Entre 2020 y 2021 hemos realizado una decena de actualizaciones con el objetivo de convertir nuestros espacios en nuevos centros dotados de la última tecnología. Nuestro objetivo a largo plazo es estar presentes en todas las capitales de provincia para permitir a nuestros clientes trabajar desde cualquier lugar de España» (Philippe Jiménez, IWG)

Una de las principales apuestas de la compañía para 2021 es la reestructuración de su red de oficinas mediante la renovación de algunos de sus centros y la apertura de otros nuevos con mayores dimensiones y un diseño más moderno. Algunos ejemplos de este plan son la apertura en Madrid del centro Spaces en Vía de los Poblados, concretamente en el complejo empresarial Helios, y otra oficina bajo la misma marca en Castellana 81. Asimismo, el actual Regus situado en el Palacio de Miraflores se convertirá en un Spaces que multiplicará por cuatro el espacio del actual. La ciudad de Barcelona también acogerá algunas reconversiones como en sus centros de Gran Vía. “Entre 2020 y 2021 hemos realizado una decena de actualizaciones con el objetivo de convertir nuestros espacios más clásicos y pequeños en nuevos centros dotados de la última tecnología”, concluía Jiménez.

Contenido extra:

Reportaje Los empleados de campo también reivindican un nuevo “puesto de trabajo” [1/7]

Informe Microsoft WorkLab elabora su primer Índice de Tendencias Laborales [2/7]

Informe Súbete a la revolución remota para preparar tu negocio para el futuro [3/7]

Reportaje Workation: la tendencia que combina el teletrabajo con las vacaciones [4/7]

Informe Cuatro claves para poner a punto tu espacio de teletrabajo [6/7]

Opinión El trabajo en remoto permite ahorrar costes a la empresa y al empleado [7/7]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: