La mitad de los compradores online españoles teme que le roben sus datos antes de pagar

Casi la mitad de los internautas españoles (46%) abandona el proceso de compra justo antes de introducir sus datos de pago debido al miedo que tienen a sufrir un posible fraude en la transacción. Esta es una de las principales conclusiones de un nuevo estudio llevado a cabo por TransUnion entre 12.500 usuarios de todo el mundo (de los cuales 1.000 eran españoles).

De hecho, el 62% de los consumidores españoles admite que la principal razón para no volver a visitar webs es el miedo al fraude. Le siguen las molestias por tener que rellenar muchos campos en los formularios (45%).

El estudio de TransUnion también muestra que, a pesar de los anuncios de grandes operadores de retail sobre la posibilidad de cobrar por los envíos, el 55% de los españoles afirma que la principal causa de abandono del carrito son los altos costes de envío.

De acuerdo con los datos del informe, el 70% de los españoles cree que lo más importante de un sitio web de compras es que dé confianza sobre la protección de datos, seguido de las facilidades de pago (57%) o de la facilidad en la navegación (50%). Para protegerse, los españoles prefieren contraseñas de un solo uso (26%) o autenticación multifactor (20%).

La experiencia de usuario es fundamental para los compradores españoles también: cuatro de cada diez (39%) dicen que estarían dispuestos a cambiar de proveedor solo por encontrar una mejor experiencia de compra.

“La seguridad en las transacciones es fundamental para dar confianza a los clientes y fidelizarlos para que aumenten sus compras o regresen pronto”, afirma Javier García de la Torre, director general de TransUnion España, proveedor de soluciones antifraude que combina la inteligencia de datos con el machine learning. “Pero en muchas ocasiones la ultra protección genera una frustración que conlleva el abandono. Por eso es fundamental equilibrar ambos factores y utilizar medios de autenticación y protección de alto nivel que no generen falsos positivos y que impidan las actividades de los delincuentes, pero que favorezcan una experiencia de uso favorable a los compradores legítimos para no solo proteger las compras, sino también el negocio”.

Desde el lado negativo, un 6% de los compradores españoles no sabría qué hacer en caso de ser consciente de haber sido víctima de un ciberataque aunque la mitad (56%) denunciaría el hecho ante la policía. En la práctica, según el estudio de TransUnion, solo lo hace el 21%.

Por otro lado, tres de cada cinco (56%), al menos, admiten que contactaría con las empresas implicadas, es decir, con el comercio y con el emisor de la tarjeta para avisar del fraude, aunque en la práctica solo lo hace el 43%.

Se puede ver el informe completo en su web.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: