Fujitsu uSCALE se pasa al modelo de pago por uso para acelerar la transformación digital

Fujitsu está trabajando en uSCALE, un modelo de servicios informáticos basado en el uso y consumo de recursos tecnológicos en régimen de «pago por uso», para reducir costes de todo el entorno de TI, desde las infraestructuras locales hasta las nubes híbridas. Al hacerlos predecibles, se mejora la ejecución de los proyectos ofreciendo más flexibilidad en las propuestas a los clientes, con un modelo económico similar al de la nube que permite escalar sin riesgo.

La multinacional japonesa ofrece así un modelo de pago por uso que puede crecer y reducirse de forma flexible, en función de las necesidades presentes del negocio. Un modelo que se adapta a los costes de los clientes y a sus necesidades reales, pagando sólo por el uso que se hace de las soluciones contratadas. Estas soluciones contienen el hardware, el software y los servicios necesarios para su completa instalación y funcionamiento. Fujitsu apoya la transformación del negocio con recursos informáticos escalables, medibles y transparentes en cuanto a costes, alineados inmediatamente con las necesidades del negocio.

La realidad es que, ¿por qué comprar si se puede alquilar? ¿Por qué alquilar si se puede pagar por un servicio sólo cuando se utiliza? Sometidas a la presión de prestar nuevos servicios con una rapidez sin precedentes, las organizaciones deben ser capaces de pivotar rápidamente para desplegar nuevos servicios y la agilidad de las TI es un factor clave para obtener esas respuestas de inmediato.

Las empresas quieren formas flexibles y transparentes de financiar sus TI, basadas en un modelo de pago por uso. uSCALE es un nuevo modelo operativo, uno de los muchos de Fujitsu, por el que la compañía está apostando fuertemente, ya que cuenta con una de las mayores capacidades del mercado para ofrecer una cartera de centros de datos innovadora y operativa con soluciones, tanto a través de sus propias tecnologías como de alianzas con las empresas más importantes del mundo.

Para Fujitsu, hay un cambio radical en el entorno de las TI. El mercado ya no demanda la adquisición de infraestructura propia como parte de sus activos, muchas empresas ni siquiera quieren tener sus propios centros de datos y buscan reunir sus TI como un servicio. Dado que la propiedad «on premise» pronto representará menos del 33%, se está produciendo un cambio en el modelo de adquisición de TI de capex a opex, una simplificación de las operaciones, que requiere más flexibilidad, y un cambio en la forma de adquirir TI.

uSCALE es una de las formas que tiene Fujitsu de adaptarse al mundo real porque asegura el funcionamiento de todas las aplicaciones on premise, es un modelo financiero basado en el opex, ofrece flexibilidad para absorber los picos de demanda sin sobre aprovisionamiento, elimina los procesos de compra de infraestructura y se paga por lo que se usa.

Para Sergio Reiter, director de ventas de DDS (Data Driven Services) y responsable de negocio del proyecto uSCALE, “los modelos tradicionales de inversión en activos basados en la demanda de TI no son la realidad que necesitan las empresas para crecer, competir y ser más rentables. Es necesario minimizar el desvío de capacidad y el uso efectivo, evitando grandes desembolsos de capital en un momento dado, escalar en función de la demanda y reducir los riesgos como la evolución de los precios y los plazos imprevisibles que estamos viendo actualmente. uSCALE es uno de los modelos de Fujitsu basado en el consumo y en la necesidad, es claramente la respuesta que necesitan las empresas, convirtiendo un modelo tradicional y actualmente más imprevisible en una realidad predecible, tanto en términos de infraestructura como de coste. Además, queremos trabajar con nuestros socios como proveedores de soluciones y permitirles ofrecer a sus clientes soluciones IAAS con nuestras soluciones además de sus servicios”.

uSCALE ofrece muchas ventajas, entre ellas: un compromiso mínimo que puede alcanzar el 50% de la infraestructura contratada. Co-creación ya que el modelo es adaptable a la solución global dada que las variables de medición son personalizadas. Con servicios personalizados para necesidades concretas -sin imponer servicios- y, sobre todo, buscando un gran beneficio a través de la personalización.

“Ya ofrecemos una gran cantidad de servicios con una versatilidad sin precedentes tanto en las tecnologías establecidas como en las de vanguardia, lo que es especialmente importante ya que las organizaciones optimizan los datos que tienen a su disposición para obtener información de negocio para identificar, escalar y monetizar nuevas oportunidades. Por lo tanto, es esencial que la infraestructura de TI esté impulsada por la estrategia empresarial con inversiones y presupuestos totalmente flexibles”, afirma Reiter.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: