Buenas perspectivas para la intención de compra de PCs

TPB294, oct19. Tuvimos oportunidad de asistir al tradicional showroom de Intel de 2019 que anuncia las principales novedades que saldrán al mercado de cara a las navidades, suponiendo claro que antes ni el Single Day ni el Black Friday ni el Cyber Monday acabe con las existencias embarcadas. En cualquier caso, este año promete con el salto de oca a oca en cuanto al roadmap de procesadores del fabricante, ya que a las novedades aparecidas durante el presente año con la novena generación de la familia Intel Core basadas en las especificaciones Ice Lake se va sumar la primera oleada de productos de décima generación basados en Lakefield.

ESTA ACELERACIÓN en la oferta de equipos con las máximas prestaciones del momento y tecnología a la última, que ataca los diversos vectores de innovación (hasta seis cuenta internamente los ingenieros de Intel: acción instantánea, rendimiento y respuesta, inteligencia, duración de la batería, conectividad y factor de forma) con gran agresividad, van a suponer un revulsivo para las ventas del último trimestre y confirmar lo que parece que va a ser un año bastante aceptable en cuanto a unidades despachadas.

Así, el estudio de intención de compra premeditada a seis meses y a un año en España, donde Intel distingue entre usuarios generales y usuarios gamers, revela unas cifras muy positivas y en línea con lo manifestado en los últimos años. Según el TAM (Technology Acceptance Model) de la consultora GfK, hay una expectativa de negocio de 1.080 millones de euros, que la propia Intel amplía en 292,8 millones más si se saben aprovechar ciertos triunfos, como conocer mejor las razones que mueven a los compradores, pues cada uno de ellos tiene un elemento determinante.

Intel analizó estos detonantes de compra y descubre que el 46% obedece a un reemplazo del equipo viejo por uno similar; no va a gastar mucho más, pero todas las ventas suman. En cambio, hay un 21% que lo que quiere es tener uno mejor, y un 19% que busca una segunda unidad adicional. Estos perfiles son los más proclives a gastar un poco más de su presupuesto inicial si ven una buena ocasión de ahorro o una oferta que merezca el esfuerzo económico. Curiosamente, el 14% restante está buscando su primer ordenador. Están deseando dejarse aconsejar, pero también son los más desconfiados. Son una moneda al aire. 

Desde hace unos años, son mayoría el grupo de compradoras (53%) sobre el de compradores (47%), excepto en la categoría mayoritaria del recambio, lo que ya indica quiénes estarían dispuestas a gastarse un poco más. Pero ojo: los que prefieren hacer la compra por Internet ha crecido hasta el 34%. El elemento que más se valora a la hora de elegir un ordenador es el procesador en el 81% de la muestra. Solo contrarrestando con otros factores como peso, diseño, duración de la batería o almacenamiento se podrá explorar nuevas opciones de configuración. 

En conjunto, el usuario ‘normal’ que declara intención de comprar un PC durante 2019 es del 11,9% (pese a que supone un descenso respecto del año anterior del 3,7%, el resultado sigue siendo calificado de muy positivo por Jesús Sánchez, director de Consumo de la región SO de Europa de cara al 2020). «Esto nos augura que aumente la facturación del mercado de consumo en el ejercicio de 2019 aunque por debajo del doble dígito».

En cuanto a los usuarios avanzados o gamers, estos suponen en España 3,9 millones. «En el último año se han sumado 300.000 nuevos jugadores, lo que indica que no se trata de una burbuja, es un mercado que está para quedarse», añade Sánchez. En este grupo, la intención de compra es hasta un triple superior, el 39% declara que gastará una media de 957 euros en su nuevo equipo, cifra que se eleva a 1.129 euros en los hard users.

Las bazas de Intel

Intel ha creado un ecosistema de más de un fabricantes y suministradores basado en los OpenLabs para validar los diferentes componentes y tecnologías aplicadas y al que tienen acceso cualquier fabricante que quiera ensayar sus productos reproduciendo entornos reales de uso. «Estos laboratorios abiertos sirven para probar y optimizar cada uno de los componentes que lleva un ordenador. Hay que medir consumos y valorar cómo se interrelacionan entre sí», explica el director de Consumo. «Intel está constantemente invirtiendo en diseños y ensamblamientos más eficientes, intentando que lleve más transistores en menos espacio, y que encima consuman menos energía. Esta liberación de espacio permite tanto baterías más grandes como innovar con factores de forma nuevos».

Pensando en los canales de distribución y puntos de venta, Intel ha creado un sello identificativo que avale que dicho modelo ha superado las pruebas más exigentes para lucir una garantía de rendimiento móvil. «La primera ola de equipos avanzados con core de décima generación ya está disponible a partir del tercer trimestre por fabricantes como Dell o HP, e irán incorporándose de cara a la campaña navideña el resto de principales fabricantes como Lenovo, Acer, Asus, Samsung…», dice Sánchez.

Y de esto tan obvio nace el cambio de estrategia iniciado hace un par de años y que le costó el puesto a más de un directivo de la compañía, y por el cual el actual posicionamiento de Intel hace hincapié en una visión human-centric y user-entric por encima de la PC-centric vigente hasta entonces. De ahí nace el Proyecto Athena. Como explica el director de Consumo: «Azina surge para fabricar los productos justos que den respuesta a las necesidades reales de los usuarios de manera inteligente. Observando, comprobamos que hay un porcentaje importante de la población que ya no es un usuario estrictamente profesional ni solo doméstico. Sus mundos ya no solo se rigen de 8 a 5 en una oficina, y sino que intervienen más escenarios gracias a la movilidad y un estilo de vida más dinámico, sea en un hotel, un aeropuerto o su propia casa».

Volviendo a esos «go-getters» o detonantes de compra de un ordenador, prevalece la movilidad en un lugar preferente. Esos mundos interconexos que obligan a rendir en cualquier parte necesitan un equipo fiable con alta capacidad de respuesta en cualquier momento. Y ya que lo van a sacar en público, quieren que además sea bonito y prestigie. Los usuarios que quieren un portátil con prestaciones premium están dispuestos a gastar un poco más. Es el momento de que el vendedor juegue bien sus triunfos.

El identificador visual del Proyecto Athena

La novedad: Intel anunciaba que los portátiles verificados a través de su programa de innovación denominado ‘Proyecto Athena’ contarán con el identificador visual “Engineered for Mobile Performance” (aquí traducido como ‘Diseñado para Rendimiento Móvil’). Los fabricantes y distribuidores de PCs podrán utilizar este display en múltiples actividades promocionales, así como en comercios online y tiendas físicas, para atraer a consumidores hacia los portátiles que cumplan con los exigentes estándares de la especificación del programa y sus indicadores clave de experiencia (KEI, key experience indicators). 

El nuevo identificador ya puede verse en el nuevo sistema 2-en-1 Dell XPS 13 presentado en el showroom prenavideño de Intel hace unas pocas semanas, uno de los primeros dispositivos verificados mediante el Proyecto Athena (y que los más impacientes pueden encontrarlo ya disponible para clientes en EEUU a través de Dell.com). Durante las próximas semanas, el identificador también figurará en campañas de marketing para los dispositivos HP Elitebook 1040 y 830, que también se encuentran entre los primeros portátiles verificados. Se espera que Acer, Asus, MSI, Razer y Samsung presenten portátiles adicionales para las próximas navidades, como ya ha anunciado Lenovo con el ThinkPad X1 Carbon. 

«Mediante el Proyecto Athena, estamos cambiando fundamentalmente nuestro enfoque hacia la innovación al definir el programa y sus metodologías a través de la perspectiva de cómo los usuarios emplean sus dispositivos de manera habitual. Los usuarios más dinámicos que se desplazan a menudo emplean sus portátiles en todas las facetas de sus vidas, trabajo, hogar y ocio. El identificador ‘Diseñado para Rendimiento Móvil’ hace referencia a la alta calidad de la experiencia que los consumidores pueden esperar mediante estos portátiles, co-diseñados por Intel y sus socios colaboradores», explicaba Jesús Sánchez, director de Consumo de Intel. 

Por qué resulta importante: El Proyecto Athena es un ambicioso programa de innovación de Intel cuyo objetivo es proporcionar una nueva clase de portátiles avanzados «que permitan a los usuarios focalizar su atención, estar siempre dispuestos y adaptarse a diversos roles a lo largo del día. Gracias a un ecosistema con más de cien colaboradores, el compromiso a largo plazo de Intel con el Proyecto Athena incluye la investigación para definir nuevos objetivos de experiencia y especificaciones de producto, apoyo de co-ingeniería, hojas de ruta para la innovación y labores conjuntas de marketing», señalaba Sánchez.

Los estudios indican que los consumidores a menudo confían en señales visuales y despliegues comerciales para informarse sobre posibles adquisiciones. Las pruebas del identificador y los mensajes asociados demostraron que atraía la atención del público en tiendas físicas y comercios online, indicando que los portátiles son resultado de colaboraciones de ingeniería diseñadas específicamente para incrementar las experiencias y cumplir con las expectativas de un ordenador portátil. 

Cómo funciona: Durante este primer año del programa, el identificador ‘Diseñado para Rendimiento Móvil’ indicará que los portátiles donde figure son un producto de ingeniería conjunta de Intel, diseñado para cumplir con los KEIs clave del programa que aseguran experiencias mejores en movilidad y ayudan a los consumidores a cumplir con las metas que realmente les importan. 

Los portátiles que cuenten con identificador habrán pasado un proceso de verificación robusto e iterativo en los OpenLabs de Intel situados en en Taipéi, Shanghái y Folsom (California), incluyendo el cumplimiento de seis vectores de innovación: acción instantánea, rendimiento y respuesta, inteligencia, duración de la batería, conectividad y factor de forma. 

El sello podrá ser utilizado por fabricantes de PCs, distribuidores y otras plataformas online y páginas de producto, así como sistemas de exposición en tiendas físicas, demos y empaquetado. Para los sistemas aplicables basados en la 10ª generación de procesadores Intel Core, la designación será empleada junto con las etiquetas de Intel Iris Plus Graphics. Está previsto que diversos fabricantes de PCs presenten más de una docena de diseños alineados con los objetivos iniciales de la especificación antes de fin de año.

contenido extra:

El giro estratégico de Intel
Más allá de la tecnología están las personas

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: