Predicciones para 2023: tecnologías y soluciones que cobrarán fuerza

Dadas las continuas dificultades derivadas de la pandemia, la situación macroeconómica y el aumento de los precios de la energía, predecir lo que deparará el 2023 no es una tarea sencilla. Sin embargo, aunque el estado actual del mercado tecnológico sigue siendo incierto, en algunos sectores las empresas siguen necesitando realizar inversiones tecnológicas para garantizar el crecimiento, el éxito y la resistencia. Para ello Dynabook ha hecho algunas predicciones sobre qué tecnologías y soluciones cobrarán fuerza el próximo año.

  • Actualizar los dispositivos antiguos será decisivo para el ahorro de energía

La sostenibilidad ha surgido como una de las principales tendencias para el próximo año. Aunque se ha hablado de este tema durante muchos años, la necesidad de prácticas sostenibles se está posicionando como una prioridad en la agenda empresarial, ya que las cuestiones ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) son cada vez más importantes, especialmente con el reciente aumento de los precios de la energía que afecta a las empresas de todos los sectores. A medida que nos adentramos en 2023, las empresas tratarán de tomar decisiones más sostenibles. Un área en la que es probable que se preste atención es la actualización de las últimas tecnologías con el fin de ahorrar energía y ser más respetuosos con el medio ambiente.

Un estudio suyo estudio reveló que el 64% de las pymes europeas consideran que las decisiones de compra en torno a los portátiles son más importantes ahora que antes de la pandemia, y que el trabajo híbrido sigue siendo la norma para muchos. Como los dispositivos más antiguos tienden a degradar la vida de la batería de los portátiles, esto ha llevado a los usuarios a utilizar con más frecuencia la energía para alimentar sus herramientas. Esto, combinado con el aumento de los costes de la energía, significa que las empresas tendrán que actualizarse con nuevas tecnologías que puedan proporcionar un mejor rendimiento de la batería. Además, dado que los objetivos de sostenibilidad más amplios se están convirtiendo en el centro de atención de muchas empresas, la tecnología con menor impacto medioambiental y social también será un área que algunos empezarán a considerar para las nuevas compras.

Aunque la sustitución de los dispositivos es fundamental para el crecimiento y la capacidad de recuperación de las empresas, estas también deberán tener una mentalidad más ética a la hora de deshacerse de los dispositivos antiguos mediante iniciativas como la reventa y el reciclaje, lo que en última instancia reducirá su huella de carbono.

  • Ofrecer más iniciativas para hacer frente a la escasez de competencias digitales

Una forma rentable de encontrar nuevos talentos en el sector tecnológico es invertir más en programas de formación y contratación de competencias digitales. Tanto si las nuevas contrataciones proceden directamente de la universidad, como de programas de aprendizaje, de contratación de graduados o de personas que cambian de carrera, las empresas que ofrezcan los programas de formación pertinentes podrán formar y capacitar a los empleados para que adquieran el conjunto de habilidades que necesitan.

Otra forma de sortear la escasez de competencias es permitir que los empleados altamente cualificados desempeñen un papel central en la gestión y el apoyo al personal cuando se trabaja a distancia. Dado que la comunicación cara a cara provoca un fuerte sentimiento de compromiso por parte de los empleados, las empresas que implementan un modelo de trabajo híbrido exitoso y a medida pueden mejorar el conjunto de habilidades de su equipo mediante el uso de soluciones basadas en la nube.

Con la tecnología y los modelos de negocio en constante evolución, en 2023 las empresas necesitarán implementar cada vez más programas de formación y de graduados para mejorar las habilidades de los futuros empleados y prepararlos para el mundo digital híbrido.

  • La seguridad seguirá siendo la prioridad del trabajo híbrido

El trabajo híbrido ha presentado una serie de beneficios para las empresas y los empleados. Sin embargo, también han surgido niveles de riesgo para la seguridad de los datos significativamente más altos, por lo que la seguridad debe seguir siendo primordial y estar a la vanguardia de las estrategias empresariales en todos los sectores.

Mientras que las grandes organizaciones se esfuerzan por aumentar sus medidas de seguridad, nuestra investigación reveló que solo el 46% de las pymes europeas consideran que mejorar su infraestructura de ciberseguridad es una prioridad de inversión para los próximos doce meses. Sin embargo, esto sigue dejando un gran porcentaje de empresas que no centran sus esfuerzos en la seguridad y demuestra que no se está haciendo lo suficiente en todo el sector para prevenir los ciberataques a los datos sensibles de la empresa.

En 2023, las pymes deben hacer de esto un punto central de sus estrategias y tratar de reforzar las medidas de seguridad, asegurándose de que los trabajadores remotos utilizan soluciones basadas en la nube para guardar los datos. Proporcionar a los empleados dispositivos seguros que incluyan funciones como la autenticación de dos factores y Windows 11 también puede ayudar a mitigar el riesgo.

  • Los problemas de la cadena de suministro continúan, pero se reducirán

Los retos de la cadena de suministro continúan tras la pandemia, y seguirán haciéndolo el año que viene: casi una cuarta parte (23%) de las empresas prevé que esto sea un reto continuo hasta al menos el próximo verano. A esto tampoco han contribuido los recientes problemas económicos mundiales, que han provocado en última instancia un descenso de los envíos de dispositivos tecnológicos en toda Europa.

Sin embargo, se ve luz al final del túnel a medida que nos acercamos a 2023, y a medida que las cadenas de suministro comienzan a estabilizarse, el mercado podrá cambiar para que la oferta se mantenga al ritmo de la demanda y volver a una cierta normalidad en la entrega dentro de los plazos previstos, facilitando toda la cadena de suministro de dispositivos tecnológicos. También es probable que veamos a más organizaciones abriendo nuevas y accesibles instalaciones de fabricación en distintos lugares para aumentar la producción y evitar que los problemas globales les afecten de nuevo de forma tan devastadora.

  • Tecnologías para impulsar la productividad de los empleados de las pymes

Según nuestro estudio, el 19% de las pymes europeas señalaron la productividad de los empleados como su principal preocupación, por lo que es importante que las empresas estudien cómo abordar y apoyar a los empleados para evitarlo. Para cualquier empresa, especialmente las pymes, cualquier pérdida de productividad puede resultar costosa.

Para superar los obstáculos a la productividad, las pymes deberán buscar tecnologías como dispositivos, herramientas de comunicación seguras y accesorios para dispositivos en su intento de mejorar la productividad y volver a involucrar a su personal en remoto. Para facilitar esto, en 2023 es probable que veamos que los presupuestos de TI se vuelvan a priorizar hacia soluciones tecnológicas más fiables y un mayor soporte de TI, para que los empleados se sientan respaldados, independientemente del lugar desde el que trabajen.

  • Conclusión

La situación macroeconómica, unida a la actual crisis energética mundial, ha provocado un efecto dominó en casi todos los sectores este último año. A medida que nos adentramos en 2023, y las empresas buscan establecerse en este paisaje híbrido que cambia constantemente, es vital que las empresas sigan dando prioridad a sus presupuestos de TI para asegurarse de que están preparadas para prosperar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

%d