Cinco retos y oportunidades para el eCommerce o venta online en 2021

TPB315 sep21. 2020 ha sido un año realmente complicado para todo el mundo a nivel económico, y si algo podemos sacar en claro de momento es que marcará un antes y un después en el retail, concretamente en su versión digital, eCommerce o venta online.

Y TODO apunta a que 2021 será cuando las tendencias eCommerce iniciadas durante los primeros meses de la pandemia se asienten y se generalicen, por lo que es más que conveniente conocerlas cuando antes para implementar aquellas que interesen a nuestro negocio y ponernos por delante de la competencia.

En PaynoPain, como expertos en tecnologías de pagos online, hemos hecho una selección de aquellos retos y oportunidades a los que el comercio electrónico tendrá que enfrentarse en 2021. ¿Los vemos?

  • 1. Se diluye la frontera entre las ventas físicas y online

La excusa de que una tienda de barrio no necesita presencia online por su alcance geográfico limitado ha dejado de tener sentido durante el confinamiento. Los negocios locales han tenido que reinventarse a marchas forzadas para no verse abocados al cierre, y tener presencia online ha sido uno de los cambios más necesarios, aunque en algunos casos solo implicara una pequeña página web o abrir algunos perfiles en redes sociales.

Pero lo cierto es que los clientes han adquirido nuevas costumbres que muy difícilmente van a abandonar en el futuro, por lo que volver a las ventas 100% presenciales no va a ser posible ya nunca más. Y lo cierto es que combinar el mundo online con el físico tiene enormes ventajas para las empresas, ya que permite aprovechar las ventajas de ambos y crear combinaciones de venta según sus necesidades: comprar online y recoger en tienda, comprobar el stock online y comprar en tienda, dirigir a un cliente presencial al eCommerce cuando no se cuenta con stock suficiente en tienda… Las opciones son ilimitadas y cada negocio debe configurar su propia estrategia multicanal.

  • 2. El social selling ha venido para quedarse, ¡pero…!

Ya hemos hablado otras veces del auge que está viviendo el social selling o ventas a través de las redes sociales. Lo cierto es que este tipo de venta online ha sido una solución parche para aquellos negocios que no han podido o querido digitalizar sus ventas mediante una plataforma propia eCommerce, aunque sabemos que una cosa no sustituye a la otra ni jamás podrá hacerlo.

Lo ideal, sin duda, es utilizar el social selling como un refuerzo a las ventas web y aprovechar sus características para ofrecer una atención cercana y personalizada a los potenciales clientes, siempre con el respaldo y la confianza que da poder acceder a un sitio propio donde encontrar más información y productos de la empresa. Y esta es la mayor barrera que tiene el social selling precisamente: la falta de confianza por parte del usuario. Romper esa barrera mediante una estrategia en social media que se base en la transparencia y la comunicación será otro reto para las empresas que todavía no lo lleven a cabo.

  • 3. Es el momento de dar el salto internacional

Aunque no todos los negocios tendrán la necesidad ni el deseo de vender a nivel internacional y, muchas veces, ni siquiera nacional, lo cierto es que la tendencia imparable es hacia la globalización. Especialmente por parte de aquellas empresas que han creado productos o servicios originales y únicos y desean exportarlos a otros países para que otros mercados puedan conocerlos y disfrutarlos.

Y la verdad es que la tecnología lo pone cada vez más fácil, eligiendo los proveedores adecuados  para las ventas online y la logística, hoy en día es fácil empezar a vender en otros países, sobre todo dentro de la misma Unión Europea. Con legislaciones comunes como la PSD2 y herramientas como nuestra pasarela de pagos Paylands, cualquier empresa española que lo desee puede empezar a exportar sus productos a nuestros países vecinos.

  • 4. Los compradores eligen sostenibilidad

Eso sí, otra tendencia que no se puede ni se debe negar es la preferencia progresiva por parte de los consumidores por los productos sostenibles y de proximidad. Son muchos los compradores que han empezado a basar sus compras en la responsabilidad por encima del precio o la variedad, y sin duda el mercado ha reaccionado rápidamente ampliando la cantidad de productos que cumplen con los requisitos solicitados.

Vender productos con materiales reciclados o, al menos, fácilmente reciclables, reducir el uso de plástico, asegurar un trato justo a los trabajadores en todo el proceso de fabricación o llevar a cabo acciones de responsabilidad corporativa son acciones que el cliente cada día valora más y que no se pueden dejar de lado. Y si vender solo a regiones de proximidad no está dentro de los planes de nuestra empresa, es muy recomendable empezar un plan de compensación de la huella de carbono para que el cliente internacional tenga la tranquilidad de estar comprando de manera responsable y sostenible.

  • 5. Los pagos seguros se convierten en la única opción

Con la entrada en vigor de la famosa directiva europea de pagos PSD2 a inicios de 2021, saltarse la identificación en dos fases del cliente ya no será una posibilidad (excepto si son pagos de poco importe) y los pagos seguros se convertirán en la única opción para vender tanto físicamente como online. Y lo cierto es que es lo mejor para todos, pues el cliente tendrá la tranquilidad de estar comprando de forma segura, pero el vendedor reducirá notablemente el número de chargebacks o retrocesos de pago basados en supuestas compras fraudulentas.

Apostar por una tecnología de pagos que facilite el cumplimiento de la PSD2 es ya imprescindible, pero no menos importante es asegurarnos de que dicha tecnología permita los pagos tantos físicos como online, tanto en web como en redes sociales, facilite la internacionalización y que esté implementada por una empresa de confianza y con larga trayectoria y experiencia como es PaynoPain.

Jordi Nebot,

CEO y cofundador de PaynoPain

«El cumplimiento de la PSD2 es ya imprescindible, pero no menos importante es asegurarnos de que dicha tecnología permita pagos tantos físicos como online, en web como en redes sociales, y facilite la internacionalización»

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: