Quien tiene un stock tiene un tesoro

TPB317 nov21. El fabricante chino Lenovo ya se ha adelantado al pistoletazo de salida del 11.11 y ha echado al buzón su propia carta a los Reyes Magos con una selección de su amplio catálogo de productos. Desde portátiles y tabletas hasta un reloj inteligente, cualquiera puede lucir con luz propia en los escaparates del Black Friday y la Navidad. Y es que tienen productos para todos los públicos, destacando el auge de los convertibles y de los todo-en-uno. Otra cosa será la dificultad de aplicar descuentos y el cumplimiento de los plazos de entrega.

UN AÑO más Lenovo monta su tradicional Showroom de Navidad con todo su muestrario de flagships y la más actual oferta de productos que seguro volverán a ser superventas en las diversas campañas que quedan de aquí a que cierre el año. No importa el tipo de usuario en el que estemos pensando, siempre hay un producto Lenovo que ofrece lo último en diseño y tecnología, para él. Pero entre producto y producto, dio de sí bastante los ruegos y preguntas.

“Tras el experimento de los hoteles que nos acababan echando por aburrimiento, ahora tenemos nuestra propia mansión, y no solo por costes, para alojar nuestro tradicional showroom navideño”, comenzaba Alberto Ruano, Country Manager, que no quiso perderse la ocasión de saludar pese a tener que salir corriendo a otro compromiso. “Somos una marca muy reconocida en Iberia por la profundidad del catálogo en todo tipo de producto: portátiles, tablets, monitores… No paramos de crecer en el canal de distribución, con 7.000 partners activos recurrentes que nos compran cada mes, y seguimos liderando la tendencia de dotar con más seguridad a los dispositivos de serie desde la BIOS”.

Lo acertado de su combinación de diseño, tecnología, configuraciones y precios queda demostrado en la marcha de la compañía, pues se han hecho públicos los resultados económicos del último trimestre fiscal (julio-septiembre 2021) de Lenovo en España, donde figura como segundo mayor proveedor de equipos informáticos, con una cuota del 24,8%. Esta es un poco inferior a nivel Iberia (23,1%) por la pérdida de un importante contrato público en Portugal debido a la escasez de chips y las dificultades de transporte por falta de contenedores. Sin embargo, las previsiones de Lenovo son halagüeñas y están convencidos de recuperar la primera posición en Portugal e Iberia, pues en España la distancia con el primero es mayor. “Por eso más que cambios yo hablaría de mejoras. Si me pilla con quince años menos, estamos vendiendo en Marte”.

A nivel global, los resultados trimestrales de Lenovo Group también han sido de récord, con máximos históricos tanto en ingresos (17.869 millones de dólares -15.460 millones de euros-, un 23% más) como beneficios (512 millones de dólares -445 millones de euros-, un 65% más). Comparado con la cifra interanual (ingresos de 15.300 millones con un 21% más y beneficios de 1.200 millones con un 34%), se augura un excelente cierre de ejercicio. Quizás por ello, Lenovo ha tomado la decisión de no entrar en las guerras de precios en estas campañas de cierre del año y contentarse con ir dando salida al stock que se vende solo.

“Ahora manda la disponibilidad del producto, todo lo que hay en las tiendas se vende”, señala Ruano, que al inevitable tema de la falta de silicio, comentó sus dos bazas fuertes: “Diversificación del grupo que permite la producción de los equipos en nuestras propias fábricas, y capilaridad en los cinco continentes que nos ha evitado sufrir roturas logísticas por la pandemia. Esto nos ha dado una clara ventaja: todo lo que vendemos lo producimos nosotros, aunque claro que dependemos de terceros para ciertos componentes, de ahí las alianzas que establecemos con la industria”, a lo que añade con algo de retintín: “Somos una compañía superglobal, no solo “china”, al menos hay cinco nacionalidades entre los 14 directivos más top del staff”.

«La obligación a partir de ahora de tener durante diez años piezas de repuesto para los equipos vendidos, cuando a los cinco años apenas tiene ya un valor residual, no hará más que encarecer el producto y frenar la innovación» (Alberto Ruano, Lenovo)

La última reivindicación que hizo el country manager se refería a la nueva norma de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios, pero no tanto al epígrafe que obliga a extender la garantía de los dos años actuales a tres en los productos electrónicos de consumo, sino a la que faculta al consumidor a poder solicitar recambios para la reparación de su equipo hasta diez años después de la compra. “Otra cosa es la obligación por ley a partir de ahora de tener durante diez años piezas de repuesto para los equipos vendidos, cuando a los cinco años apenas tiene ya un valor residual. Por no mencionar a las baterías u otros componentes que se degradan con el paso del tiempo. Gestionar todo eso y reorganizar los almacenes no hará más que encarecer el producto y frenar la innovación”.

Tormenta en un culín de sidra

Una tormenta perfecta si se añade al cuello de botella producido en la fabricación y distribución de chips desde China, que se ha reducido y encarecido. Una situación que tardará en desatascarse y hará mella estas navidades en las compras informáticas, pues habrá muy pocas ofertas que enganchen durante el Black Friday y la Navidad ante un problema que afecta a todo el mundo.

Esto quiere decir que a diferencia de años anteriores que se lanzaba Black Friday y Cyber Monday para dejar libres las estanterías con la renovación de las gamas de cara a las Navidades, este año va a haber que patear más las calles y las webs para encontrar lo escrito en la carta a los Reyes Magos, y sobre todo, estar dispuesto a pagar un poco más, presión al alza de los precios que también hay que agradecer al encarecimiento de los costes de transporte y energéticos. Habrá Windows 11, pero no tantos como se hubieran vendido.

Y es que la alta demanda de equipos informáticos producida durante los meses de pandemia no ha aminorado con la vuelta a las oficinas, ejerciendo una presión constante en el embarque de pedidos, retrasando las entregas, y poniendo ya de los nervios a más de un suministrador. “Lo de la falta de chips es transversal, se da también en gama blanca y en automoción, y añadir que también está pasando a nivel componentes y ciertos materiales”, señala Miguel Hernández, Consumer Director de Lenovo España. “No vemos que la situación vaya a mejorarse en doce meses, pero no tenemos planes de crear nuestros propios chips, para eso tenemos bien atada la parte de producción y el suplay de nuestras fábricas”. Y advierte: “Lo que está claro es que durante 2022 habrá una fuerte demanda de ciertos productos que no se va a poder cubrir hasta 2023 en España. En EEUU y RU ya hay segmentos que han empezado a decaer las existencias. Si hubiera nuevas olas del covid los escenarios de trabajo híbrido podrían sufrir”.

Pero eso son eventualidades que no deberían influir en una población vacunada a más del 80%, por lo que no metamos más miedo a los distribuidores. El canal puede dormir tranquilo, que este año tiene visos de acabar en todo lo alto… salvo que se haya despertado ahora mismo de la siesta y acabe de abrir la persiana. “En consumo vendemos 100% en canal y trabajamos conjuntamente con retailers para hacerles saber que las cargas de trabajo que antes eran a tres meses ahora tienen que ser a seis meses, de hecho ya planificamos a un año para que no falte suministro”, asegura Hernández. “El que ha hecho los deberes este verano no tiene por qué preocuparse. No hay contenedores, pero los vuelos chárter desde Shanghái a Europa no paran de salir, y luego ya se trata de manejar la situación como mejor se pueda”.

Sobre la inversión esta campaña en publicidad de Lenovo, seguiremos viendo algún anuncio por televisión, así como mucha presencia en punto de venta. “Tenemos planificadas varias campañas de branded durante noviembre y diciembre para apoyar al canal de retail en sus ventas y acompañar con recursos de marketing en grandes superficies y cadenas de tiendas”, comenta el director de Consumo de Lenovo España. “Prevemos unas facturaciones por encima de 2019, que ya fue un buen año, y recuperar durante 2021 lo que se perdió en 2020”.

«No vemos que la situación de la falta de chips vaya a mejorarse en doce meses, lo que está claro es que habrá una fuerte demanda de ciertos productos que no se va a poder cubrir hasta 2023 en España, y decaerán las existencias» (Miguel Hernández, Lenovo)

Para terminar este capítulo, Hernández repasó las principales acciones durante este año 2021: “Respecto a la estrategia de marketing de Lenovo, seguimos apostando por un catálogo muy extenso, aunque los destacados y recomendados son los comentados en el showroom que fueron los más premiados en el pasado CES”, a lo que añade: “Mantendremos inversiones en marketing, porque hay que estar ahí. Somos espónsor del equipo de Moto GP de Ducatti, del equipo de baloncesto CBC de Tenerife que nos está dando alegrías pero sin rematar ninguna final, y del equipo de eSport Team Heretics, que es un segmento que está alcanzando niveles mareantes con más de 5 millones de seguidores, a la altura del Sevilla FC o el Valencia CF y ya se ha convertido en un canal más de comunicación y consumo. Además del deportivo, también hay acciones culturales como en el teatro Marquina con la obra ‘Privacidad’ y hasta mobiliario técnico como los armarios cargadores para escuelas. Esperamos con ganas nuestro evento de Navidad que este año la retomaremos con bastante fuerza, y ya solo queda escribir la carta a los Reyes Magos”.

Penalización en caso de fallo de fábrica

Lenovo siempre ha hecho gala de tener un catálogo “muy profundo”. Por segmentos, dentro de Lenovo, los que más han crecido son los PCs Premium (estaciones de trabajo y sistemas Yoga) que han multiplicado por dos los resultados del año anterior. Le siguen los PCs Profesionales (para pymes) con un aumento del 48%, y los PCs comerciales (para consumo) con un 29% más, siendo los ultradelgados y todo-en-uno un 23%. Los ingresos por tablets aumentaron un 20% mientras que los accesorios mejoraron un 31%. Respecto a los smartphones Motorola se registró igualmente a nivel corporativo el mejor desempeño respecto a los 15 trimestres previos, con unos ingresos de 89 millones, un 27% más.

“Con esta inercia, es fácil prever que se recuperará poco a poco la normalidad y de cara a las campañas de Black Friday y Navidad, que ya no son de dos semanas sino de dos meses, hemos hecho foco en los productos premiados en el pasado CES21”, señala Miguel Hernández, que repasó algunas cifras del mercado nacional: “Mantenemos el liderazgo en los convertibles, categoría que inventamos, con un 41% de cuota en España. Volvemos al número 3 en movilidad con los equipos DT & AIO en ventas online (14% M/s), y por primera vez somos números 1 en tablets Android (32,8% M/s)”.

Pero, ¿qué más está pasando en el mercado en 2020? “En cuanto a unidades vendidas en tienda, hay una caída general del 18%, pero la gente sigue comprando tecnología y se está pasando a la compra online, segmento que crece más del 23%. Sabiendo que se trata de un año atípico, hemos vuelto a salir a las tiendas pero se mantiene a su vez el hábito de la compra online, por lo que ambas tendencias están buscando su reequilibrio”, apunta Hernández. “Comparado con la etapa precovid, estamos en general en un -4%, un poco inferior al año anterior, pero con una recuperación muy sólida, y hay equipos como los ultraslim que se han disparado un 23%. Las tablets han explotado un 14% (apenas subieron un 4% en 2020) y el precio medio se ha incrementado en 60 euros. No ha sido, pero podría, por encarecimiento del producto, sino porque se opta a mayor calidad o a un mix de configuraciones superior”.

Una de las novedades más llamativas introducida por el fabricante en el ámbito del servicio postventa es el programa Lenovo Elite, con el que demuestran estar tan convencidos de sus productos que prometen la devolución de hasta 1.000 euros si es un portátil y hasta 300 si es una tablet en caso de fallo, además de la propia reparación. “Compra un nuevo producto Lenovo: te garantizamos que no se romperá. Estamos tan seguros de la calidad de nuestros productos que, en caso de que el tuyo sufra un fallo técnico, no solo te lo repararemos, sino que también te reembolsaremos el precio de compra del dispositivo”, señalan desde la compañía.

“Está claro que el cliente pide equipos de calidad. Y para demostrar que así es el compromiso de Lenovo, nosotros hemos introducido el programa Lenovo Elite que garantiza tras el registro del equipo y pasados los quince días de prueba y durante el primer año que si fallara o no pudiera ser reparado compensamos con hasta 1.000 euros, aclara el director de Consumo. “Esto es independiente de la extensión por ley de la garantía a tres años en consumo, que está bien porque damos muy pocos fallos en esos años. Pero con lo de los diez años de almacenar piezas de recambio ya no estamos tanto de acuerdo, puede frenar hasta las ganas de innovación”.

Lenovo tiene el regalo perfecto para esta Navidad

Dispositivos recomendados en este showroom por el propio director de Consumo, Miguel Herández:

Yoga Slim 9i. Más delgado y convertible con Intel EVO e Intel iRisk, con chasis de aluminio y cubierta de piel, 18-20 horas de autonomía y 1,2 kg de peso, desde 1.899-2.000 euros.

Yoga Slim 7. Un escalón más abajo, en formato clamshell y convertible con AMD, 16 horas de autonomía, pantalla de 14-15 pulgadas y hasta 2,8K, desde 1.299-1.499 euros.

Legion 5. Un segmento de altísimo crecimiento en la pandemia ha sido el del gaming. El Legion 5 no es el top de gama, pero sí el que mejor se está vendiendo, de chasis sobrio pero con una performance muy alta. Hemos cambiado el ventilador, ahora son dos a cada extremo con más aspas y metálicas, esto se traduce en menos ruido para los que suelen jugar de noche y parezca aquello que van a despegar un transbordador espacial. Desde 999 euros. Hay muchas configuraciones y habrá sorpresas de cara al Black Friday.

IdeaPad Gaming 3. Ha sido un sorpresón, hace tres años no funcionó cuando lo lanzamos pese a sus configuraciones, faltaba algo, y le dimos un pequeño toque gamer con teclados iluminados, recortando esquinas más agresivas, y hoy es un top ventas. Ya no se vende tanto gama baja, sino este perfil, entre 600 y 1.000 euros.

IdeaPad 5. En formato clamshell, diseño de alta calidad con terminados en aluminio, con Intel o con AMD, 15 minutos de carga dan tres horas de uso, sonido Dolby Atmos, pantallas de 14 y 15 pulgadas y también configuraciones pro.

Chromebooks. Es una plataforma asentada en el mundo de la escuela, que estamos introduciendo ahora en el retail con el IdeaPad Flex 5i, con 8 GB de RAM y 256 GB de SSD. Abandonamos los 200 euros y vamos a los más potentes de 400 euros.

Tabs. No todo serán portátiles, también tablets: tenemos la gama más completa para todo tipo de necesidades y gustos. Yoga Tab 13 hasta lo puedes usar como segundo monitor en reuniones para no tener al cliente al lado o encima, desde 799 euros. El Yoga Tab 11 sacrifica la funcionalidad de segundo dispositivo, pero el resto es igual, desde 349 euros. Se venden en FNAC, El Corte Inglés, MediaMarkt, y el segundo además en Worten. Hay un Tab 11 5G por 429 euros que demuestra que la 5G no dispara el precio.

Monitores. Durante el presente año hemos lanzado 53 modelos, si pensamos que en 2017 solo teníamos seis, se comprenderá el boom que están viviendo las pantallas para las gamas de gaming y otros más normales para el teletrabajo y el ocio en casa. Los hay con barra de sonido en toda la pantalla, con base metálica y ranura para apoyar el móvil. Recomendado el L15 como monitor auxiliar, de 15 pulgadas y apenas 850 gramos y con USB-C, cuesta 200 euros. Más grande es el Y25g-30 de 25 pulgadas por 700 euros.

Dispositivos inteligentes. Otro buen regalo es la revisión que hace Lenovo del Smartclock 2, en dos versiones, solo el reloj (70 euros) o con la base para recarga inalámbrica del móvil (90 euros).

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: