¿Qué puede aportar el Hardware-as-a-Service al canal de TI?

El concepto as-a-Service se ha convertido en un modelo de negocio predominante en muchos sectores ya que aporta importantes ventajas empresariales frente al uso de tecnología en propiedad. Los servicios de pago por uso permiten a las compañías dar un mejor servicio a los clientes, aumentar su agilidad y liberar capital para impulsar otras inversiones. Además del consumo de software (SaaS), plataformas (PaaS) y todo tipo de tecnologías (XaaS) como servicio, el auge del Hardware-as-a-Service (HaaS), aporta beneficios tanto para empresas como para los partners de canal.

Iñaki López Monje, Director Regional de la división de negocio Enterprise Computing Solutions de Arrow para el Sur de Europa, reflexiona: “El canal de TI no es ajeno a esta tendencia y su enfoque hacia las tecnologías cloud y la oferta de soluciones como servicio continúa consolidándose. Tal y como recoge la consultora IDC, el 47% de los partners ofrece ya soluciones SaaS, sumado a que IaaS y PaaS son las principales prioridades de inversión, con un 38% y un 37% de los partners que planean ofrecer estas tecnologías”.

¿Cómo puede beneficiar el HaaS a las estrategias de TI de las empresas?

El HaaS es un modelo de adquisición que permite a las empresas alquilar hardware (servidores, ordenadores, impresoras, etc), mediante un acuerdo de arrendamiento o licencia, a un proveedor de servicios gestionados (MSP) para que el cliente pueda disfrutar del dispositivo en sus instalaciones, acompañado de una serie de servicios establecidos en el acuerdo.

El proveedor puede ser también el fabricante de equipos originales (OEM) y en el acuerdo se estipulan las responsabilidades de ambas partes sobre los dispositivos, así como los intervalos de actualización y renovación. Este modelo permite a los clientes obtener los últimos activos tecnológicos a un precio asequible, sin la necesidad de un presupuesto elevado o la compra de los dispositivos.

Entre las principales ventajas que el HaaS puede aportar al canal de TI destacan:

  • Modelo asequible para pymes. Las pequeñas y medianas empresas pueden enfrentarse a veces a problemas de presupuesto. Un acuerdo HaaS puede ser especialmente beneficioso para pymes que no puedan dedicar grandes gastos a actualizar o mejorar su infraestructura tecnológica cada poco tiempo.
  • Tecnologías de última generación bajo demanda. Aprovechar los modelos de hardware como servicio o bajo subscripción, las empresas pueden acceder a tecnologías de última generación y actualizar su flota e infraestructura, aprovechando los beneficios de la digitalización y mejora de sus equipos y evitando tener que pagar grandes cantidades de inversión, así como dedicar tiempo a identificar e implementar las soluciones necesarias.
  • Mantenimiento y servicios incorporados. Además de los beneficios para las pequeñas y medianas empresas, las grandes organizaciones pueden también beneficiarse de las ventajas que conlleva el HaaS. Este modelo asume la responsabilidad de mantener y reemplazar el hardware de TI, lo que permite a las empresas evitar el gasto del personal de mantenimiento de TI o del personal especializado en problemas relacionados con infraestructura de hardware, consiguiendo que sus equipos se centren en los objetivos de negocio.
  • Personalización y escalabilidad. El modelo as-a-service es un modelo altamente personalizable que se adapta a las necesidades cambiantes de infraestructura de TI que tienen actualmente las empresas. Además, el HaaS permite a las organizaciones evolucionar sus dispositivos con rapidez, superando así la veloz obsolescencia del hardware. Independientemente del tamaño de la empresa, los modelos como servicio facilitan la posibilidad de escalar los servicios, para aumentarlos o disminuirlos, dependiendo de las diferentes necesidades.
  • Ventajas financieras para toda la empresa. El cambio de un modelo de hardware en propiedad a un modelo as-a-service permite a las empresas flexibilizar sus presupuestos y mejorar su liquidez. En lugar de tener que justificar los gastos de capital (CapEx) para adquirir el hardware, el modelo HaaS traslada ese gasto a los costes operativos (OpEx) de la empresa como una partida presupuestaria recurrente. Así los clientes podrán beneficiarse de contar con las últimas tecnologías sin necesidad de enfrentarse a grandes inversiones a largo plazo.

“El Hardware-as-a-Service es una variante más de los modelos de consumo hacia los que cada vez más se encamina el sector de TI y el canal de distribución. Asociarse con proveedores de plataforma que ayuden a los MSP a incorporar HaaS en su portfolio de ofertas les ayudará a ser más competitivos con sus clientes, ayudándoles a eliminar los dolores de cabeza que conlleva administrar el hardware por su cuenta”, concluye López Monje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: