Netskope pone su vista en el mercado español de SASE

En línea con el buen comportamiento a escala internacional, la filial en Iberia de Netskope está experimentando un desarrollo continuo durante los dos últimos años, lo que le ha permitido lograr un importante crecimiento en esta última etapa, tanto en equipo comercial y técnico como en infraestructuras propias de red.

Tras suscribir con éxito una última ronda de 300 millones de dólares, alcanzando una valoración de 7.500 millones de dólares -la más rápida para una start-up de ciberseguridad-, ha impulsado su desarrollo e inversión en todos los aspectos incluida una posible futura salida a Bolsa. Netskope dispone de una plataforma única y un mercado virgen para satisfacer la creciente demanda de su arquitectura Secure Access Service Edge (SASE).

Sobre la base de este desarrollo, la compañía ha definido un plan de negocio que pasa fundamentalmente por acelerar la inversión en la región Iberia para extender el alcance de su tecnología, primero, con la ampliación del equipo humano local, una constante inversión en I+D, cuyo centro de Ingeniería en España está previsto ampliarse a corto plazo, así como con la expansión de su red NewEdge, con la apertura de un segundo centro de datos en España, que se sumaría al ya operativo en Madrid con Telefónica.

De este modo, la estrategia de la compañía, que prevé un crecimiento del equipo local de un 50%, tanto en fuerza comercial como técnica, pasará por trabajar en base a tres niveles: una acción comercial directa en las mayores cuentas de España y Portugal a fin de evangelizar SUSE, profundizando el conocimiento de su plataforma; un alineamiento con su base de partners, pues afirma la compañía moverse bajo el protocolo de 100% canal indirecto, implementando su nuevo programa de canal, y con especial foco en la habilitación técnica; e impulsar el marketing sobre su plataforma cloud, para una compresión de valor de sus ventajas tecnológicas.

Tal como confirma Miguel Ángel Martos, Country Manager para Iberia de Netskope: “estamos viendo un enorme crecimiento en Iberia, con organizaciones deseosas de adoptar un enfoque SASE que les permita acelerar la transformación de su arquitectura de seguridad. Las empresas necesitan una seguridad de primera clase que no disminuya el rendimiento de la red o la experiencia del usuario. Por ello, ampliar el equipo local, tanto a nivel comercial como técnico, es un gran paso para consolidar la imagen de Netskope como empresa habilitadora del proceso de transformación digital segura de nuestros clientes”.

En la actualidad, Netskope protege cerca de 200.000 usuarios de decenas de clientes en España, incluyendo empresas multinacionales, de todos los sectores, tales como Finanzas, Administración Pública, Sanitario o de Telecomunicaciones, entre otros. Todo ellos confían en la compañía para transformar su red y su seguridad, pero sin renunciar al rendimiento. La previsión es incrementar esta cifra, por lo que una plantilla más amplia, de perfil técnico y comercial, resultará clave para ofrecer una mejor y mayor cobertura a estos verticales, con un foco muy marcado en la gran cuenta.

En esta línea, y como parte de su apuesta por la Administración Pública española, Netskope ha superado recientemente un proceso de rigurosa evaluación por Applus, auditor independiente, para la obtención del Esquema Nacional de Seguridad Nivel Alto #ENS #Alto. Esta certificación tiene por objeto establecer la política de seguridad en la utilización de medios electrónicos, y está constituido por los principios básicos y requisitos mínimos que garanticen adecuadamente la seguridad de la información tratada. Con ello, se evidencia el compromiso de Netskope para proteger los datos sensibles con una plataforma única basada en la arquitectura SASE, que traslada la seguridad de la red a la nube, y acerca aún más al sector público al futuro de la seguridad de redes y datos basada en cloud.

El canal, una figura clave

Netskope siempre ha apostado por el canal como partícipe imprescindible en la estrategia de negocio. Por ello, y con el objetivo de impulsar su red de partners y construir un canal altamente cualificado y comprometido con Netskope y sus clientes, la compañía acaba de incorporar a Francisco Machuca, como Channel Manager para Iberia.

“Nuestra estrategia de canal estará centrada en esta línea, en la cualificación y compromiso de nuestros partners. Para ello, lanzaremos en nuestro nuevo año fiscal que comienza el 1 de febrero un nuevo programa, donde se premiara la cualificación, esencial para que nuestros clientes puedan aprovechar todo lo que ofrece nuestra tecnología. También, por supuesto, el compromiso será clave junto con la generación conjunta del negocio para el éxito en este nuevo curso tras esta apuesta de la compañía por Iberia”, confirma Machuca.

La compañía, además de afianzar su red de canal regional, actualmente compuesta por un amplio ecosistema de partners certificados que dan una cobertura global en Iberia, tanto geográficamente como en todos los verticales de negocio, espera aumentarlo a corto plazo debido al crecimiento de negocio previsto e impulsado por la incipiente demanda del mercado. En este sentido, Netskope priorizará el reclutamiento de nuevos canales que estén interesados en ofrecer el mejor nivel de capacidad técnica para ayudar a sus clientes en el proceso de transformación y en la adopción de una arquitectura SASE.

A estas figuras, Netskope les ofrece su apoyo táctico y comercial, otorgándole una gran importancia a la capacitación, y ofreciendo tiempo a cada partner a fin de acompañarle, sobre todo en las primeras fases del proyecto.

En este contexto, Netskope ha redoblado sus esfuerzos de habilitación del canal con el lanzamiento de dos nuevos programas de canal, Netskope Prime, un programa de reconocimiento técnico para ingenieros de ventas, y Netskope Partner Delivery Program, diseñado para habilitar, autorizar y apoyar mejor a los socios de Netskope en la prestación de servicios avanzados.

La seguridad corporativa, como principio

La ciberdelincuencia está aumentando a un ritmo alarmante y el malware entregado a través de aplicaciones en la nube ya representa el 68% de todo el que llega a las organizaciones, según Netskope Cloud and Threat Report (julio 2021). Actualmente, las empresas poseen una media de 1.295 aplicaciones y servicios en la nube -un incremento del 22% durante el primer semestre de 2021- de los cuales menos de un 2% están gestionados por los departamentos TI. Por ello, el objetivo de Netskope es descubrir y brindar protección de los datos y frente a amenazas para las aplicaciones y los servicios en la nube no autorizados que usen sus unidades de negocio y usuarios.

Basándose en esta realidad, las empresas deben replantearse la seguridad, favoreciendo una arquitectura de seguridad que proporcione un contexto para las apps, los servicios en la nube y la actividad de los usuarios de la web, y que aplique controles de confianza cero para proteger los datos donde sea y como sea que se acceda a ellos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: