Las empresas necesitan a la nube, y lo sabes [1/3]

TPB309, feb21. Nuatnix da a conocer la tercera edición de su Enterprise Cloud Index 2020, un estudio independiente sobre el cloud encargado a Vanson Bourne, pues la empresa tiene a gala de que no es un informe comercial al uso, sino que realmente se trata de tomar el pulso a los usuarios para saber cómo usan la nube y qué esperan de ella en los próximos años. De la muestra que reúne a 3.400 clientes de Nutanix en muy diferentes mercados, también se extraen datos segmentados por países, entre el que figura España.

LA PANDEMIA ha llevado a organizaciones de todo tipo a introducir cambios en muchos de sus procesos durante 2020. Una transformación que continuará en los próximos meses y que no tiene visos de vuelta atrás, lo que sin duda afectará positivamente al negocio TI con nuevas inversiones en infraestructuras tecnológicas. Claro que esta es la visión gruesa y hay que ir al detalle, porque dentro del sector TI, hay ganadores, hay grandes ganadores, pero también hay perdedores. Por ejemplo, la inversión en los centros de datos tradicionales se desplomará este año hasta el 18%, cayendo al 1% durante los próximos cinco años; es una de las conclusiones más impactantes de la encuesta.

En cualquier caso, la inversión TI en su conjunto seguirá creciendo, especialmente en lo que respecta a la nube, que da cobertura al creciente modelo del teletrabajo, así como posibilita un montón de herramientas para venta online y análisis de datos. “El estudio Enterprise Cloud Index de este año deja muy claro que las empresas españolas necesitan la tecnología más que nunca para ser competitivas. Debido a la nueva necesidad de digitalización forzosa, muchas organizaciones han acelerado proyectos que antes se quedaban sin resolver y nuestra apuesta por una ‘infraestructura digital inteligente’, más flexible, escalable, capaz de implementarse en solo unos días, con un modelo de pago por uso y la capacidad tecnológica de gestionar cualquier nube, ya sea pública, privada, híbrida o multinube, es clave para asegurar su éxito”, afirma Iván Menéndez, Country Manager de Nutanix para España y Portugal, durante la presentación del mismo.

Según el estudio de Nutanix, un 47% de las empresas españolas implementará modelos de nube híbrida o multicloud en los próximos cinco años, especialmente después de haber comprobado con la pandemia la necesidad de contar con un entorno virtual que permita seguir funcionando fuera de las oficinas y llegando a los clientes y consumidores allí donde se encuentren. De hecho, en 2020 solo el 2% de las empresas españolas encuestadas no tenía a ningún empleado trabajando a tiempo completo desde casa, cuando un año antes el dato era del 35%. Por otro lado, hasta el 85% de las empresas españolas considera la nube híbrida como el modelo tecnológico ideal para la llamada “nueva normalidad”, abandonando paulatinamente modelos más rígidos.

En un rápido resumen, para el 81% de los encuestados las tecnologías han supuesto el factor estratégico frente la covid. De ahí, el 85% piensa en la nube híbrida como el modelo ideal, y hacia el que tenderán un 47% en los próximos cinco años para estar ahí. Es cuestión de ganar en simplicidad, agilidad y rapidez de adopción para reducir el Time-to-Market”, señala Menéndez, que también advierte del carácter hispano entre conservadores y pragmáticos: “El mercado español se caracteriza en general porque no somos rápidos adoptando nuevas tecnologías, pero una vez se establece ésta en el mercado lo que viene es una avalancha. Muchas compañías tienen factores anómalos por exceso, si no, no se explicaría porque España es el segundo país tras Alemania en adopción de SAP”.

Ese 81% es un porcentaje bestial, si pensamos que antes del efecto covid apenas sumaba el 13% los que habían decidido tener un pie en la nube, lo que supone un avance del 34%. Pero el informe no solo ha medido este año el grado de adopción de las tecnologías de cloud privada, pública e híbrida, también ha analizado el impacto de los efectos de la pandemia provocado en las decisiones y estrategias de TI de las empresas. Así, a lo largo de 2020, el 57% y el 32% de las empresas españolas ha aumentado su inversión en la nube pública y la nube híbrida respectivamente (en comparación con la media mundial del 47% y el 46%); y el 63% ha llevado a cabo actualizaciones generales en sus infraestructuras TI (frente a solo el 43% de las empresas en el resto del mundo). “La inversión en la nube híbrida era más baja en España, pero como dije antes, cuando el español adopta, adopta de verdad, y este este año 2020 ha estado por encima de la media global. España ha pasado de 32% al 46% en adopción de nube híbrida, mientras que por el contrario, se ha pasado del 57% al 47% de presencia en nube pública”, declara el country manager de Nutanix Iberia.

«Para el 81% las tecnologías ha supuesto el factor estratégico frente la covid. De ahí, el 85% piensa en la nube híbrida como el modelo ideal, y hacia el que tenderá un 47% en los próximos cinco años» (Iván Menéndez, Nutanix)

Otro de los principales efectos provocados por la pandemia ha sido la generalización del teletrabajo, una tendencia que parece ha llegado para quedarse. Así, si en 2019 había hasta un 32% de empresas españolas que no tenía a nadie trabajando a tiempo completo desde casa, hoy solo el 2 % está sin teletrabajadores, una cifra más baja incluso que la media global el 7%, “quizás por haber sido de los más afectados en la primera fase de la pandemia que nos obligó a confirmarnos”, apunta Menéndez. “Significa una disrupción de la cadena de valor tan grande, que no creo que las compañías vuelvan atrás, ni que haya ningún CEO que se atreva a decir que no cuando les llegue necesidad presupuestaria de un área TI para dar continuidad a las operaciones”.

Cambian las prioridades

Hay dos hallazgos más del estudio relativos al mercado español muy llamativos, el primero es que el ahorro de costes ya no es el principal factor para el cambio de las infraestructuras tecnológicas. Enumerando el ranking de motivos para abordar la transformación, en este 2020 han predominado en este orden: aumentar la flexibilidad (60%) incrementar la agilidad de gestión (56%) y obtener un mayor control de los recursos de TI (53%). El ahorro de costes, por el contrario, ha pasado a ocupar el décimo lugar en la lista, con apenas un 13%, un porcentaje mucho menor que el de la media mundial, que se sitúa en el 27%. “Sobre las razones de este cambio de tendencia, si antes era por ahorro de costes, hoy solo lo piensa el 13%. Se ha estado vendiendo el cloud como que era más barato y ya no se ve así. Pero esto no impide ganar velocidad en su adopción, porque priman otras razones de peso que son las verdaderas ventajas: flexibilidad, calidad de la gestión, control y soporte a clientes, seguridad y ahorro”, cuenta Menéndez.

El otro hallazgo es una consecuencia previsible: se espera que la penetración de los Data Centers tradicionales se desplome desde el 18% actual hasta apenas el 1% en los próximos cinco años. Hoy, un 19% de las empresas españolas opera todavía exclusivamente con servicios de nube pública (frente al 10% de media mundial) y un 15% con nubes privadas (en comparación con el 22% mundial), pero la apuesta por la hiperconvergencia y los entornos multicloud permitirá deshacerse de las ataduras, sacrificios y peajes que exije querer tener tu propio datacenter. “En este sentido, solo un 1% dicen que harán inversiones en su centro de datos tradicional en los próximos cinco años. Nadie habla de que va a invertir en datacenters propios”, avisa Menéndez. “La HCI (hiperconvergencia de infraestructuras) gana adeptos. Lo Software-Defines y permites llevarlo a cualquier lugar y el mercado ahora va en esa dirección. Si antes HCI incumbía al 33% de los despliegues, en los próximos dos años llegará al 48%, y una de las razones es que ya no necesitarán los administradores de sistemas leerse las mil páginas de manuales”.

Los resultados globales del estudio también confirmaron una distribución bastante igualitaria de las cargas de trabajo de las aplicaciones entre los distintos tipos de nubes, mientras que en España las empresas siguen ejecutando más aplicaciones en las nubes públicas (44%) que la media mundial (34%). No obstante, se espera que el uso de la nube privada en España aumente en 11 puntos porcentuales durante el próximo año, equilibrándose la balanza.

Pero en todo este proceso de transformación y adopción de nuevas tecnologías cloud, las organizaciones españolas tendrán que afrontar diferentes obstáculos, según confiesan a la hora de trabajar con un entorno de nube híbrida, como son la falta de expertise en temas de ciberseguridad (58%) y de gestión de cargas de trabajo en diferentes entornos (50%). Curiosamente, sólo el 10% menciona los retos relacionados con los silos que se pueden producir entre los equipos que gestionan nubes públicas y privadas (en comparación con el 22% de media mundial, más experimentada). Además, conscientes de estos retos, más de un tercio (39%) asume carecer de los conocimientos informáticos o habilidades necesarias para gestionar los entornos de nube híbrida y un 43% cree que le falta de experiencia en tecnologías nativas de contenización.

En este viaje, también aparecen obstáculos para trabajar en nube híbrida. Yo suelo poner el ejemplo de alguien que se quiere comprar un coche. Con las arquitecturas tradicionales, es como si te vendiesen el coche por piezas, aquí las ruedas, allí el volante, toma un motor… y cada cosa con su manual de mil páginas”, explica Menéndez. “El factor limitador más grande es el del conocimiento y encontrar al capital humano con el talento para poder integrar todas las piezas en tiempo y forma, que más en concreto significa falta de experiencia en Kubernetes y DevSecOps, la gestión de cargas el trabajo multicloud y la creación de silos departamentales, que todo en su conjunto suponen incremento de costes del 41%. Pero Nutanix cubre cada uno con de estos gaps con ventaja sobre la competencia”.

En lo referente a la ciberseguridad, el directivo español concluye: “Respecto a las dudas sobre la seguridad en la nube, no es distinto a la que se genera en el software o las comunicaciones. La seguridad absoluta no existe, es cuestión de inversión que te toque antes o después y puedas recuperarte sin mucho daño o perdiendo la vida. Pero en Nutanix no nos ataca ni el ransomware, porque desde el principio hemos abogado por la seguridad por diseño, que para nosotros no es una opción es un must”.

Contenido extra

Entrevista Iván Menéndez: «A través de nuestro nuevo programa de canal Elevate damos todas las facilidades a los partners que apuesten por nosotros»

Caso de uso Grupo Copisa, empresa en plena expansión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: