La gestión inteligente del ciclo de compra

Este mes de junio de 2019 supone un gran momentum en la historia de Liferay, pues lanzan en España la nueva versión de su aclamada Digital Experience Platform, la que hace el número 7.2, con la señalada característica de que se hace first-cloud. Tras quince años en el mercado, la popular DXP se ha rediseñado para poder trasladar toda la experiencia digital a la nube y sea posible una administración transparente y unificada. Ya ha sido probada en EEUU donde muchos clientes han procedido a la actualización, y viene acompañada de una nueva versión 2.0 del Liferay Commerce, solución de código abierto específica para este segmento del B2B comentado que fue introducida en el mercado en 2018.

«Para hacer frente a estas tendencias, Liferay presentó el año pasado Liferay Commerce, una plataforma de comercio electrónico optimizada para empresas que operan en el mercado B2B que permite unificar todos los procesos de comercio digital, ofreciendo todo el contenido a través de una única plataforma que da servicio al proceso de venta completo. Todo ello contribuye a una mejora de las ventas, pero también favorece la retención de clientes, y además reduce los plazos y el esfuerzo necesarios para ofrecer experiencias digitales modernas y específicas para el negocio B2B», explica Carolina Moreno, vicepresidenta de ventas para EMEA y directora general para el Sur de Europa de Liferay.

La compañía Liferay, fundada en 2000 por Brian Chen y Jorge Ferrer, siempre ha tenido un pie en España y otro en California. Heredera del espíritu Open Source, ha ido profesionalizándose en cuanto a las versiones testadas para uso comercial, con un creciente canal de ventas. Por de pronto, lo más remarcable en el último año ha sido el proceso de cambio interno que suponía pasar de un modelo de monoproducto a otro de multiproducto, con sus unidades independientes de ingeniería, desarrollo y soporte que van a seguir el modelo de continuous delivery con el mínimo producto viable.

El canal en España es muy variado, compuesto por una treintena de partners, que van desde integradores de nicho a boutiques de software. «De igual manera, hemos reorganizado los departamentos de ventas y marketing, viendo nuestras áreas geográficas de reventa y buscando más expertice en comercio B2B, que iremos escalando a medida que se vaya conformando una mayor base de clientes, pues a día de hoy el negocio principal sigue siendo DXP en una proporción de 90/10. Para nosotros es fundamental el soporte técnico y postventa, por lo que llevamos ya un año trabajando en ello e incorporando nuevos perfiles. De igual manera, llevamos hablando con analistas y nuevos clientes especializados en cloud y eCommerce que se están sumando a nuestra base de partners, en especial en el territorio portugués», señala Moreno.

Liferay Commerce

Liferay ofrece diversas ventajas, como su integración con otros CMS que permiten integrar el legacy, mientras que en cloud puede ofrecer una versión on premise sobre AWS, reduciendo en ambos casos los costes de implantación y mantenimiento, haciéndolo atractivo al canal con aceleradores internos por incentivos. De igual manera, aseguran que tiene una fuerte integración con el ‘brick&mortar’. «La tiendas tradicional siempre van a estar ahí, la parte humana no se cancela con los portales de comercio electrónico, pero sí van a poder dedicar su tiempo a otras cosas de mayor valor para el negocio».

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: