Indra ahorra un 30% con los nuevos SAI de Eaton

El fabricante Eaton anunciaba un nuevo acuerdo de suministro para renovar sus sistemas de alimentación ininterrumpida (SAI) del centro de cálculo de Indra en Torrejón de Ardoz (Madrid), estimando obtener con ello un ahorro energético de más del 30%. La solución elegida para este proyecto es el SAI Eaton 93PM de 500 kVA, un sistema modular compuesto por ocho módulos con capacidad de 62,5 kVA cada uno y con la tecnología Eaton VMMS, que administra la energía en función de la demanda puntual, con lo que consigue una gran eficiencia en el consumo energético.

La solución se completa con el software Intelligent Power Management (IPM) de Eaton, incluido en el SAI y que permite gestionar de forma remota las incidencias. Éste puede integrarse con las principales plataformas de virtualización y programar cierres ordenados ante una incidencia en el suministro eléctrico, un aspecto fundamental en cualquier instalación moderna. “Con este nuevo sistema conseguimos un ahorro energético que nos va a permitir amortizar el equipo en menos de tres años, además de, por supuesto, reducir sustancialmente su impacto ambiental”, señala el responsable de mantenimiento de Indra.

Indra ha finiquitado un sistema que había quedado obsoleto, y que requería de una gestión compleja además de ocupar un gran espacio físico. Tras la renovación del SAI, se han conseguido los objetivos que perseguía: un ahorro energético de más del 30%, monitorización permanente mediante ethernet del funcionamiento del dispositivo, y respuesta rápida en la toma de datos. En este sentido, el SAI Eaton 93PM dispone de una pantalla táctil que proporciona la información de forma gráfica y sencilla, facilitando el proceso de monitorización y análisis de datos.

“Uno de los retos de esta renovación residía en llevarla a cabo sin que afectara a la actividad habitual, pero al tratarse de un proyecto llave en mano realizado por personal cualificado, conseguimos completar la sustitución en un fin de semana y sin alterar el funcionamiento diario de la instalación”, explica Mónica Tomás, Sales Engineer Datacenter Division de Eaton España.

Además, el nuevo sistema ha supuesto una notable liberación de espacio, disminuyendo en más de la mitad el peso de la instalación anterior y generando un ahorro en huella de carbono de aproximadamente 53.500 kg de CO2 al año. Tras este proyecto, Indra ha manifestado su intención de seguir apostando por este tipo de equipos modulares, que ofrecen la posibilidad de ampliarse y, con ello, adaptarse a su actividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: