El mercado de los centros de datos verdes

La diversidad de modelos de CPD de todo tamaño y propósito permite encontrar la opción que mejor se ajuste a las necesidades de cada cliente: co-allocation, globales, hiperescala, tipo habitación, tipo cabina, tipo container, tier 3… pero sin duda lo que se va a llevar en todos ellos es la eficiencia energética, el cero carbono y y la adipción del green IT.

Además de la integración de las últimas tecnologías en las ofertas existentes para sus estrategia de crecimiento de cara al 2020, fecha de los 20.000 millones de cosas coenectadas, el mercado de centros de datos verdes será el de mayor crecimiento y el más grande a nivel mundial, con un CAGR (tasa anual compuesta de crecimiento que mide el retorno de una inversión) proyectado de +28% en el próximo lustro, según dicen los consultores de Gartner Insights en su informe de investigación titulado Green Data Center Market. En dicho estudio, 2017 se ha considerado como el año base y de 2018 a 2023 como el período de pronóstico.

La generalización del almacenamiento masivo en la nube por parte de las empresas es otro de los factores principales que tendrán un impacto significativo en el crecimiento del mercado de los datacenters. Ante el costo creciente de almacenar datos en local, muchas empresas han comenzado a transferir sus datos al almacenamiento en la nube (incluso como STaaS). Los analistas de investigación de mercado de Technavio predicen que este segmento crecerá en un CAGR de más del 11% para el 2021. Crecimiento idéntico para el mercado global de centros de datos a hipescala, una CAGR de más del 11%, aunque aquí se espera que el mercado se desacelere año tras año durante el período de pronóstico.

La construcción de centros de datos verdes es una tendencia emergente en el espacio de las TIC. El alto consumo de energía y el aumento de las emisiones de carbono por parte de los centros de datos a nivel mundial son factores que están creando conciencia sobre las instalaciones de centros de datos verdes entre las empresas. Estas instalaciones ayudan en la operación de infraestructura de energía, TI y refrigeración de eficiencia energética; bajo consumo de energía; y la huella de carbono. Muchas innovaciones y estrategias nuevas se implementan en los centros de datos para mejorar su rendimiento. El uso de fuentes de energía renovable, el enfriamiento gratuito, la consolidación y el reciclaje de residuos son algunas de las metodologías implementadas en los centros de datos verdes. Amazon Web Services, Google, Microsoft y Facebook operan en centros de datos ecológicos. Así,

En términos de geografía, las Américas representarán la mayor participación en ingresos con el 47% del mercado global alimentado por la competencia entre los Cloud Services Providers por satisfacer las crecientes demandas comerciales (sin embargo, algunos analistas estiman que se perderán cinco puntos porcentuales debido a la Patriot Act estadounidense). Pese a ello, serán también las agencias gubernamentales las que tiren de la demanda, pues se encuentran en plena fase de consolidación de sus estrategias en CPD justificadas por un aumento del gasto operativo (opex) y el consumo de energía. La construcción de nuevos centros de datos y la renovación de los centros de datos existentes en la región contribuirán significativamente al crecimiento.

El crecimiento en el mercado global de los CSPs que planean construir centros de datos en diferentes partes para respaldar la adopción de la nube también impulsará el crecimiento del mercado. El aumento en el negocio operacional con el crecimiento en la adopción de servicios basados ​​en la nube, análisis de big data e IoT impulsará la demanda de servidores de centros de datos. Habrá un crecimiento paralelo de mercados similares, como el de los contenedores de aplicaciones, que se espera que crezca a un CAGR de más del 31% durante el período previsto. La creciente adopción de servidores de marca blanca (o diseñados por ellos mismos) en comparación con los servidores de marca de las organizaciones globales basadas en Internet también será la fuente del crecimiento del mercado.

En este escenario del mercado de centros de datos ecológicos se mueve un extenso plantel de jugadores clave constituido por empresas como APC Corp (Schneider Electric), Cisco, Dell, Eaton, EMC, Emerson Network Powers, Quanta Computer, Fujitsu, Hitachi, HP o IBM. A ellos cabe añadir también a los reyes del mambo, Amazon Web Services, Google Cloud, Microsoft Azure o incluso Facebook, y si me apuran, la OpenStack Foundation que se mueve en el terreno más colaborativo. Pero hay otra ristra de proveedores destacados en el mercado, como Apple, Baidu, China Telecom, China Unicom, CyrusOne, Digital Realty, Equinix, Global Switch y OVH.

Todos ellos llevan muchos años bajo las directrices de la Green Grid de 2006 y más recientemente de la IEC 30134. Es sabido que muchos CPD se diseñaron de salida sobredimensionados y que suelen utilizar más energía de la que necesitan, lo que sin duda es una oportunidad muy rentable para determinados consultores e integradores para cambiar el balance convirtiéndolos en más eficientes en el consumo de electricidad y minimizando la huella de CO2.

Esto era porque históricamente las infraestructuras del CPD se han diseñado poniendo el foco en garantizar la fiabilidad y capacidad de sus operaciones. A la infraestructura crítica de cálculo, almacenamiento y enrutamiento, hay que añadir la infraestructura de soporte. Que si infraestructuras de alta disponibilidad, que si doble alimentación eléctrica sistemática, que si SAIs de 250 kVA, que si generadores, conmutadores de transferencia y PDU de rack, que si soluciones de refrigeración, que si dos salas de red gemelas capaces de relevarse una a la otra y y hasta la construcción general… Todo pensando en lo peor y sobrevivir a la mayor catástrofe. En general, no se habían optimizado para la eficiencia energética, porque no se tuvo en cuenta como han demostrado estudios más recientes que el uso de la energía es un coste sustancial, por encima del 10% operacional, superando en algunos casos el coste del propio hardware.

Y como para mejorar hay que medir, en los últimos años se ha desarrollado incluso especialistas que han trabajado bajo el sello del ESaaS (“ahorro energético como servicio”), que realizan primero una auditoría energética y luego un informe de valoración exhaustivo sobre los KPI estimados con las  recomendaciones para optimizar el rendimiento, la capacidad, la disponibilidad y la eficiencia de la infraestructura crítica, aumentando en última instancia el ahorro energético y una factura que pueda ir a margen o incluso trasladarla en mejor precio al cliente.

En esta línea, está el acuerdo anunciado en el pasado Mobile World Congress entre Vertiv y Telefónica, que supone una alianza global de gran calado y a largo plazo (diez años) para impulsar el ahorro energético a través de soluciones de infraestructura personalizadas y mantenimiento predictivo y de forma ininterrumpida. Ademas, a la teleco española no le supondrá ningún gasto de capital (capex cero), ya que Vertiv correrá con todos los gastos de financiación del proyecto como parte del contrato de ESaaS.

La apuesta por Vertiv está respaldada no solo en los 20 años de relación comercial, sino en que se ha especializado en soluciones de infraestructura altamente eficientes desde el punto de vista energético donde figuran equipos de climatización de precisión, de alimentación ininterrumpida, de rectificación en corriente continua y de sistemas solares híbridos con fuentes de energía renovables.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: