Conectividad: la llave de entrada a un mundo de servicios

El networking evoluciona a pasos agigantados cumpliendo con funciones operativas más allá de ser la espina dorsal de las comunicaciones. Velocidad de tráfico, volumen de dispositivos concurrentes, gestión automatizada definida por software, agentes rastreadores de intrusiones no deseadas, requisitos de alimentación mínimos… Nadie se conforma ya con un equipo aislado y monofunción, pudiendo dar cobertura a la creación de circuitos cerrados en el espacio de una oficina o de un hogar.

EL ROUTER, ese aparato lleno de luces parpadeantes que te “regalan” las operadoras tras el alta, ha dejado de ser atractivo para los distribuidores salvo que pongan de su parte para llevar más servicios a la oficina y al hogar. Sin embargo, no en todos los países se ha reducido a un mercado cautivo, los equipos de red que dan acceso y cobertura a “la nube” tienen un creciente protagonismo. Y además cumplen el papel de escudo protector frente a las amenazas de seguridad en la capa de acceso.

La evolución de los productos de comunicaciones en el mercado tecnológico actual les ha llevado de ser un mero elemento de integración de una red física cerrada a convertirse en la central inteligente de una comunidad de equipos diferentes, y donde se ha simplificando notablemente su instalación y mantenimiento.

Factores exógenos tan impredecibles como una serie de éxito en el canal de moda o una oleada de robos en la urbanización de al lado disparan los pedidos de equipos capaces de dar satisfacción a los usuarios que demandan la misma calidad de imagen en cada rincón de su casa o instalan un circuito de videovigilancia dentro de su parcela que integre alumbrado, apertura de cancelas, grabación de vídeo y alarmas sonoras disuasorias. Esto ha llevado a que el llamado hogar digital u hogar conectado por fin despegue, y presione al canal en su papel de “evangelizador” con el apoyo de los fabricantes para dar a conocer este mundo de posibilidades domóticas, en especial desde la perspectiva de un mundo IoT ya rodado.

Porque sería de un gran absurdo intentar vender todo esto en aras de aumentar la seguridad, y basar luego todo el proyecto en equipos baratos de fabricantes desconocidos de máxima vulnerabilidad fomentando así en realidad la “inseguridad”. Nuevamente, el canal tiene otra oportunidad de hacer valer sus conocimientos y ofrecer servicios en las distintas fases de asesoramiento, venta, instalación, mantenimiento o administración remota. Porque la gran renovación que supondrá el 5G, por ahora, ni está ni se la espera. Los fabricantes están preparados, sí, porque la tecnología se conoce y funciona, pero falta el empuje decidido de las autoridades gubernamentales para un despliegue masivo. Y la guerra declarada por Donald Trump al gigante chino Huawei no ayuda.

Sobre este panorama introductorio, Tai-Pricebook reedita la mesa de debate de 2018 dedicada a la conectividad con la participación de los mismos protagonistas de entonces, Javier Gómez, Regional Director Iberia & Mediterranean de Cambium Networks (antes Motorola), Antonio García, ingeniero de Ventas de Netgear y Antonio Navarro, Country Manager de D-Link y a los que se suma en esta ocasión Ruperto García-Soto, Pre Sales Channel Account Manager de Zyxel Iberia. Con ellos repasamos en animada conversación diversos aspectos del sector de la conectividad, apuntando pistas de hacia donde se encamina el mercado.

Situación del mercado nacional
El mercado de acceso a Internet mueve en España unos 12.000 millones de euros anuales, con la parte del león que se llevan las operadoras de telecomunicaciones. Con una penetración en el 93% de la población, el avance en el último año ha sido de ocho puntos, que en un mercado tan maduro es mucho, lo que sitúa a España en el puesto decimotercero del ranking, a poca distancia de la cabeza que ocupan Dinamarca, Suecia, Holanda o Alemania (por encima del 96%) y muy por encima de la media mundial que se situó en 2018 en el 57%. Este dato que es magnífico también conllevará un peaje respecto a la adopción de tecnologías de últimísima generación cono 5G.

D-Link: La inversión e implantación del 4G en España ha sido muy fuerte y aún hay que amortizarla. Veníamos de ser los últimos en ADSL y ahora somos el primer país de la Unión Europea y el tercero del mundo en km de fibra y alta velocidad. Pero esto mismo puede suponer un retraso en la adopción del 5G, y se deberá contar con el apoyo decidido de las AAPP.

Zyxel: El 5G entrará en ciudades como Madrid y Barcelona y algunas otras zonas concretas. Solo hay que ver el avance de la fibra, que hasta hace muy poco había bastantes polígonos sin fibra, porque nadie se atrevía a llevarla allí por la crisis y el cierre masivo de negocios.

Cambium: Por eso tenemos el drama de la España vacía, si no llega Internet se te está escapando el talento. Tenemos 1.800 ayuntamientos sin acceso de calidad a Internet. Y eso que está contemplado en la Agenda Digital de la UE, tecnología hay para pasar de los 2 megas a los 30 megas. Otra cosa es el 5G, que va a obligar a multiplicar por cinco el número de torres que no estén conectadas por fibra.

Netgear: No sabemos cuándo se va a producir la transición al 5G, la llave la tienen los que la tienen, pero nuestro papel como fabricantes está claro, es estar preparados y tener dispositivos 5G a puntito, listos y maduros en nuestro catálogo. Poco más podemos hacer hasta que se desarrollen las infraestructuras necesarias.

D-Link: La teoría la tienen los políticos bien aprendida, la transformación digital es una necesidad, el problema es la implantación real. Y no va ayudar los aires de recesión que están rondando en la zona euro, cualquier sobresalto tiende a restringir la inversión.

Cambium: Internet se ha constituido en un derecho reconocido por la ONU en julio de 2016, sin embargo, ese derecho en España es de los más caros en ejercerse dentro de Europa, a 48 euros el acceso, y luego te lo pasan al doble en cuanto termina los meses de oferta.

De izda. a dcha.: Antonio García, ingeniero de Ventas de Net­gear y Ruperto García-Soto, Pre Sales Channel Account Manager de Zyxel Iberia.

Gaming y triple play
Hablando de hogares, el modelo de negocio impuesto por las operadoras es decisivo para marcar el resto de participantes del sector, con una característica universal: la limitación de la concurrencia allende el gateway. Controlando el embudo de entrada, mantienen un coto cerrado fuera del alcance de la competencia.

Netgear: Y muchas te vienen con el triple play, y lo que quieres es solo Internet, ni televisión a la carta ni siquiera la línea fija. Al final, ¿cuántos dispositivos WiFi hay en una casa? Muchos.

Zyxel: Lo peor es que el router que te dan para todo se queda corto, los usuarios quieren hacer más cosas, enlazar más equipos y llegar a todos los rincones de la casa.

D-Link: Otra cosa es prescribir la unificación a 10 gigas o evangelizar, si las infraestructuras permiten dar más servicios. No es solo conectividad de banda ancha y datos ilimitados. El 5G será complementario al WIFi6 y en algunos casos incluso competencia por la optimización de gestión de canales, usuarios concurrentes, baja latencia y consumo. El WiFi6 se irá integrando progresivamente en las gamas más altas, porque a día de hoy no hay tarjetas ni portátiles ni móviles que tengan esas conexiones disponibles. Seguramente sean equipos profesionales y para el gaming los que empiecen a tirar del carro y a generar demanda.

Cambium: Hay un crecimiento del gaming, un mercado que está multiplicando por cuatro su negocio. El problema es el tráfico generado, hoy no es tanto el de bajada como el de subida: juegos online, cámaras IP… cada vez hay contenido más pesado.

Netgear: Desde luego, es crítico el ancho de banda simétrico y la latencia, cuando se estima que el 60% del tráfico en nuestras redes va a ser vídeo. Ese uso en el ADSL desvirtúa al cable cobre asimétrico ya tirado, y por eso se prefiere la fibra óptica. Los niños de hoy saben hasta el ping que tiene su red, porque el retardo influye en su experiencia de juego. Y ya son tantos que las operadoras temen los llamados jueves negros, la hora en que se actualizan juegos como el Fornite a las 5 de la tarde, por el pico de tráfico que supone. En EEUU pasa algo similar, por las tardes el 60% del tráfico es generado por Netflix y sus abonados, sin duda el mejor amigo del operador. Pero ellos tienen un sistema descentralizado que permite luego servir a cada hogar con solo 3,5 o 6 megas. Pero si hay que elegir entre un acceso gigabit o WiFi6, va a depender mucho si hay chicos en casa que vayan a demandar muchos contenidos…

Cambium: Eso va a haber que arreglarlo con más torres e ir punto a punto con el WiFi6 donde no llegue la fibra. En España hay más de un millón de wisperos y que tienen derecho a un acceso de mejor calidad.

Netgear: Las operadoras están estranguladas por poner un gateway barato, que apenas llega para dar cobertura a cinco dispositivos dentro de un hogar. Y luego cualquier router medio del mercado es mejor que el que te han puesto. Esto lo vemos como un freno, y más el secretismo de la compañía telefónica que no te da tus parámetros de red. En EEUU te puedes comprar el cable módem que quieras y donde quieras, aquí nos lo impone la operadora y luego no da ninguna facilidad para cambiar el router y puedas hacer más cosas.

D-Link: La tecnología ayuda, pero los operadores tardarán en entrar en este juego. Hoy en día solo existen soluciones propietarias, pero WiFi Mesh llegará a ser un estándar en el que los repetidores de WiFi pasen a ser extensores mesh nativos para un roaming doméstico inteligente e interoperable entre fabricantes.

Mercados verticales
Si enfocamos el debate desde el punto de vista empresarial, surgen múltiples casos de uso en una gran variedad de mercados verticales. Por su idiosincrasia, el turismo es un buen driver de adopción, pues no hay nada como querer sentirse como en casa. Los proyectos en hospitality están tirando del carro, pero no solo: salud, logística, energía, transporte… tienen mucho que decir. Y a veces con algunas sombras…

Cambium: Se ha reducido la calidad en algunos proyectos. Ciertos contratistas, presionados por la crisis o no, han tendido a ir a lo baratito, y luego los integradores se quejaban de tener que estar todos los días en casa del cliente arreglando cosas. Muchas grandes consultorías han abusado en algún momento de distribuir ciertas marcas “desconocidas” en volumen.

D-Link: Ahí no estoy tan de acuerdo. La oferta del mercado tiende siempre a tener soluciones cada vez más asequibles y potentes. Hay plataformas de WiFi centralizado basadas en software gratuito capaces de gestionar hasta mil puntos de acceso, ideales para entornos profesionales, hoteles o franquicias, que tienden a desplazar a las controladoras tradicionales.

Cambium: Vale, eso ocurre en el high y middle end, pero no en el low end. Allí la calidad a veces deja mucho que desear…

Netgear: El WiFi es víctima de sus orígenes. Nadie hacía banda de 5 GHz y el 2,4 daba de sí lo que daba, y el hotel quería más, porque necesitaba poner el sello de hay WiFi en cada habitación y que los clientes se hiciera su Skype. Pero la IP se quedaba tonta porque no podía soportar tanto tráfico.

D-Link: Si el WiFi no va, la gente lo reseña en TripAdvisor. Esto provoca una gran presión, lo que ha hecho que las cadenas hoteleras emprendan una política de renovación tecnológica. No puede permitirse estar ofertando el paraíso en las fotos, y tener luego un WiFi malo.

Zyxel: Los sectores hospitality y horeca están tirando mucho del carro. Donde el WiFi era antes un distintivo de exclusividad, ahora es una commodity. Están dándole vueltas a cómo hacer para cobrar algo, pero ya no vale el mismo modelo de negocio de un extra como el minibar. Es como si me cobrases las sábanas.

Cambium: Hay varios planes en hospitality que contemplan interactuar con Alexa u otros asistentes de voz para encender la luz de la habitación o poner la tele, o algo similar que se puedan manejar desde una app del móvil. Es una oportunidad para pequeños y medianos integradores, incluso para gestionar todo eso a través del cloud. Antes los hoteleros tenían al menos la excusa del premium. Por eso están más proclives a proyectos de equipamiento de habitaciones con puntos de acceso Gpon y dispuestos a gastarse cinco o seis veces más en retirar todo el cableado antiguo y meter un cable de fibra hasta la habitación. De media, una persona que se registra en un hotel tarda solo tres minutos en conectarse. Encima lo demanda de alta calidad y gratis.

Netgear: También es lo primero que haces nada más llegar a un país, a veces sin ni siquiera haber salido del avión o del aeropuerto. Estar conectado es vital.

De izda. a dcha.: Antonio Navarro, Country Manager de D-Link y Javier Gómez, Regional Director Iberia & Mediterra­nean de Cambium Networks.

PoE
El Power over Ethernet (PoE) lleva quince años evolucionando, pero parece que es ahora cuando se ha roto la barrera de la usabilidad y la versatilidad, con equipos inteligentes que se adaptan a la perfección a entornos de smart city, edificios inteligentes, industria 4.0 y cualquier escenario IoT. De aquellos 15 vatios por puerto, ahora se llega a los 90 w sin despeinarse, con lo que el mismo cable de datos sirve para dar alimentación a los equipos.

D-Link: La evolución de la tecnología permitirá alimentar a través del cable Ethernet la batería de un portátil o un televisor a través de PoE++. PoE es el futuro presente y es donde más crecemos con mucha diferencia, principalmente en proyectos de integración de videovigilancia y Wireless, a lo que ya se está incorporando el concepto de PoE Lightning en entornos de IoT y Smart Citie para gestión de consumo y ahorro de costes energéticos.

Cambium: Se han hecho proyectos muy interesantes, como el de Madrid Río, con 10 km de parque lineal y sin haber tirado un solo metro de cable nuevo, todo por PoE, permitiendo ahorros de energía del 80%, lo mismo que se consumía con 20.000 farolas.

Netgear: Y además se aumenta la durabilidad de la instalación al haberse eliminado el punto más débil, el de las fuentes de alimentación. Lo mejor es que unido al IoT llegará para dar una cobertura universal a todos los dispositivos englobados en la misma factura, y va a permitir unificarlo todo. Se va a terminar el uso de las regletas en las oficinas y despachos.

Cambium: Estamos en un macro proyecto a nivel país, en Ecuador, que está entrando de lleno en el IoT y que tiene un recorrido brutal, incluso para fabricantes que producimos aquí. Todo esto lo hablas con el canal, porque debe caer en sus manos, pero tiene que estar familiarizado con estas nuevas tecnologías.

Netgear: Empezando por saber dimensionar un proyecto y saber si le interesa un PoE u otra solución, porque poner lo mejor de cada gama igual te garantiza que va a funcionar, pero va a resultar más caro. Se debería tratar más bien de una búsqueda del mejor margen.

D-Link: Nosotros hemos sacado precisamente una calculadora PoE para esto. Qué velocidad se quiere, qué switch te conviene, cuántos puertos, qué potencia… El canal debe dotar de inteligencia a estas redes teniendo en cuenta las necesidades presentes y futuras.

Intrusismo y cooperación
Si el papel del fabricante parece ser el de ofrecer un portfolio sólido y extenso, así como facilitar la labor de formación, el papel del canal parece ser el de ejercer de evangelizador de esas tecnologías y dar soporte pre venta y post venta. Pero ¿cómo encajar las piezas?

Zyxel: Hay que aspirar por un servicio más profesional, no basta conformarse con un servicio básico que te pueda dar un dependiente. La especialización es casi cuestión de supervivencia. Por lo menos, la crisis se ha cargado al distribuidor intrusivo. Mucho canal nuestro es el cablero que fue electricista y vio en su momento la oportunidad de negocio. Lo de la calculadora es importante para facilitarles la labor y ayudarles a seguir expandiendo el negocio.

D-Link: Hay ocasiones en las que el integrador que no puede trabajar con un único fabricante deberá colaborar con otras figuras para un proyecto complejo.

Zyxel: Un integrador vale para eso. Si integra todo al 100% del mismo fabricante el proyecto sale caro a largo plazo, sobre todo de cara al cliente final, que está más cogido por un vendor locked. Al final, sale como un 20-25% más caro. Eso, en un proyecto de un millón de euros es un montón de pasta en costes de mantenimiento.

Cambium: El integrador si compra todo a un mismo fabricante puede conseguir mejores rebates, pero a la larga lo que le interesa es que siga ahí y asegurar que siga siendo competitivo, aunque sea manejando varias marcas.

Zyxel: Por otro lado, va a haber fabricantes que estén más especializados en una línea de producto pero otras las tengan más estándar, y lo mismo puede pasar con sus precios, por ejemplo, la parte de cámaras de exterior sabemos que no podemos competir con otros, y eso se lo decimos al integrador, que nos elija para una red de interior pero que a donde no llegamos que elija sin problema a otro fabricante.

D-Link: Hay que estar preparado y poder tener una solución cuanto más completa y convergente mejor, que se adecue al proyecto independientemente si va a ser para un usuario doméstico o profesional. Para un fabricante es imposible tenerlo todo. Por eso la apuesta es a ser interoperable con otros fabricantes, poder ser integrables dentro de plataformas de terceros o integrar soluciones de terceros dentro de nuestras plataformas.

Seguridad
El router, como las cámaras IP o las impresoras, han acumulado una mala fama de ser las puertas traseras para entrar a hurtadillas en las redes. Eso ya no tiene sentido, porque los equipos se han dotado de serie de las medidas básicas para prevenir los accesos indeseados, y facilitar las tareas del administrador. Pero que se automaticen las tareas no significa que haya que olvidar las recomendaciones. La formación del canal es decisiva.

Cambium: Hay que formar al canal para que sea fuerte y potente en seguridad, enseñando y educando, de tal manera que se activen las medidas mínimas de la misma manera que nos abrochamos el cinturón de seguridad nada mas entrar en el coche. La seguridad es clave, y no solo por el tema de los datos. No es un asunto de vida o muerte como en la conducción, la gente no muere por un ataque a su ordenador, pero puede causar un gran impacto. No somos un fabricante de seguridad, pero la seguridad está incorporada en todos los equipos. Tenemos varios partnerships con fabricantes de seguridad.

Netgear: Efectivamente, no somos fabricantes puros de seguridad, pero queremos que el blindaje de las redes se haga muy fácil, desde la nube incluso con solo darle a un botón. Pero también hay que explicar todo lo demás, la alta disponibilidad, el almacenamiento encriptado, las copias de respaldo programadas…

Cambium: Los entornos tradicionales más atacados han sido siempre la banca, los gobiernos y las corporaciones, pero ahora el foco está dirigido a todo el espectro de Internet.

D-Link: Solo por porcentaje, la probabilidad de que toque a una pymes en España es altísima. Y no vale pensar que mi empresa no es objetivo, que no me van a atacar porque no tengo nada que ofrecer.

Netgear: Los ataques son en su mayoría aleatorios. Ya hace ocho años estábamos en unas pruebas en Valencia y haciendo trazas veías la cantidad de ataques que recibía en directo.

Zyxel: La pyme se va dando cuenta que aunque no sean Telefónica o el Santander, el valor para los hackers ya no es tanto el renombre del objetivo, sino en conseguir acceder a los datos de su víctima, sea cual sea su tamaño. Aunque a él no le valgan para nada, para el negocio son imprescindibles, y sabe que en la desesperación son más proclives de acceder al chantaje.

Netgear: La formación de nuevo es fundamental. En el mundo que vivimos, a cualquiera se le puede perder u olvidar un portátil o un teléfono, pero hay otros escenarios igual de peligrosos. En otros países es más habitual, pero aquí se invierte menos en cursos entre los empleados. Hay empresas que mandan luego correos trampa o dejan pendrives en los pasillos para ver quién incurre en la imprudencia de abrir el adjunto o enchufar el USB.

Zyxel: Intentamos hacer más formaciones y educar al canal, no solo se trata de certificaciones, sino de ahondar en buenas prácticas. Y de ahí hay que pasar a formar a los empleados, por lo menos en lo que no hay que hacer.

D-Link: El primo hermano de la seguridad es la redundancia: doble tarjeta, stacking físico, routing distribuido… Que se te caiga lo que se te caiga en la red sigas siendo una empresa activa. Hoy en día, las pymes disponen de presupuestos muy limitados, aunque las necesidades de seguridad sean las mismas que las de las grandes. Para ello siempre recomendamos el asesoramiento y soporte del canal especializado, para encontrar la solución ideal para cada perfil.

Cambium: La oportunidad del canal es el IoT, bien aplicado en mercados verticales como educación, hospitales, energía, residencial… y a tres niveles, high, middle y low. Se va a dar muchas realidades paralelas, industria IoT y residencial IoT, canal actual y canal nuevo. El cloud ha supuesto que muchos distribuidores tuvieran que reinventarse a sí mismos, y el IoT supone otra oportunidad. Se requiere un nivel más alto de especialización, tratos con más fabricantes y conocimiento de más servicios.

D-Link: Hay una nueva oportunidad de negocio para el canal. Un cambio de tendencia basado en el cloud, ya sea cloud híbrido o cloud puro, que engloba la gestión centralizda de puntos de acceso, switches, e incluso cámaras de videovigilancia de manera remota y con escalabilidad ilimitada, con auto provisionamiento y sin la necesidad de desplazar a un técnico.

Domótica e Industria 4.0
La promesa del hogar digital está a la vuelta de la esquina. Cada vez es menos complicado montarse una red doméstica con dispositivos de lo más variado, teniendo como centro neurálgico un switch y manejando todo desde el móvil o el asistente de voz de turno. Escalando el número de sensores a controlar y el radio de acción, tenemos un IoT en toda regla, siempre que controlemos la red desde la nube.

D-Link: Llevamos ya años trabajando en el hogar digital y la domótica: cámaras , aperturas de puertas, enchufes… Hace tres años nuestro ecosistema era el más amplio que había, pero era un ecosistema cerrado. El IFFFT ha ayudado mucho a este boom, pero es medianamente complejo. Yo creo que más importante aún, el segundo catalizador que ya ha empezado a dar otro gran empujón a la domótica doméstica son los asistentes por voz, que alimentarán al canal de nuevas oportunidades de negocio.

Netgear: La oportunidad IoT nos obliga a adelantarnos y preparar las infraestructuras desde enchufes programables a luces led inteligentes. E igual que se ha digitalizado la voz, ahora se está sumando al carro el vídeo AV profesional, gracias a switches en los que pueden funcionar sin problemas y que ofrecen una administración y soporte apenas sin tener que tocar nada.

Zyxel: El IoT es una gran oportunidad de negocio para nuestros partners, siempre que no pierdan de vista la seguridad. Los fabricantes están también más comprometidos con el tema de parchear los sistemas a escala. Ha habido muchas marcas de poco prestigio que sin embargo han tenido una gran implementación.

Cambium: La relación que tiene el integrador con el fabricante es la que le va a llevar a sostener el negocio en los próximos cinco o seis años. Hay mucho producto oportunista que según sale desaparece de repente, en especial en el mercado de cámaras IP. Hay que evangelizar para dar prioridad a las soluciones de valor, no para ser el más barato.

D-Link: En un futuro que era lejano y que está marcado para 2020, o sea ya, habrá cada día un millón de dispositivos nuevos conectados, así hasta 20.000 millones. El 5G va a implicar mucho ancho de banda y la actualización de las infraestructuras existentes. Las pymes migrarán a los 10 gigas, la gran empresa a los 100 gigas, y el WiFi6 se impondrá como el nuevo estándar con velocidades por encima de los 10 Gbps inalámbricos. Eso es música celestial para nuestros oídos, poder dar soporte a todos esos datos que tienen que correr en infraestructuras potentes y seguras. Sin duda 2020 va a ser el año de inflexión en el IoT residencial.

As-a-service
Se están dando nuevos modelos de monetizar las ventas, que no es tanto un ingreso grande puntual y hasta luego, sino una cuota recurrente más pequeña pero más constante en el tiempo, que empieza a tomar sentido cuando es agregada en escala a otras operaciones similares. En este sentido, es fundamental el apoyo de fabricantes y mayoristas que proporcionen la infraestructura cloud y el marketplace.

Zyxel: Nosotros procuramos ponérselo fácil para que el canal ahorre costes y saque más beneficio, y si se evita la inversión en la parte cloud, su crecimiento puede ser descomunal. A nosotros nos ha descendido la venta de controladoras en un 60%, pero a cambio el cloud ha crecido un 120%. Al cliente le da igual por detrás cómo funcione, con tal de que funcione. Le gustaría una app para poder demandar más ancho de banda cuando la necesite. Y el proveedor querría contar con diferentes servicios con diferentes perfiles dentro de la misma plataforma. Incluso poder ofrecer al cliente final la capacidad de visualizar su red, aunque no la pueda manipular, que eso dependa del proveedor.

Cambium: En la evolución tecnológica los plazos de integración son cada vez más cortos, se estrechan más, pero todo lo que hay que reemplazarse lo va a hacer el canal, a eso me refería con integrar. Está hoy todo muy avanzado, y temas de coste y financiación muy estudiados. En as-a-service o en proyectos cerrados cobrados on premise. Hay que definir primero tu modelo de negocio para darle más continuidad, el ROI de una instalación de 200.000 clientes para una operadora puede ser de nueve años, que es una barbaridad y le impide renovar tecnología al ritmo que se produce, pero la pyme lo que quiere es un ROI a un año y para eso el integrador debe obtener el retorno desde el primer día. El as-a-service es una fórmula factible.

D-Link: Antes lo que conllevaba el cambio era la tecnología y el fabricante imponía, ahora depende de factores catalizadores como el smartphone que la hace masiva. Nuevas necesidades que se implantan en nuestro día a día como servicios de TV o música por streaming, el juego online, o la presencia de cada vez más dispositivos conectados en el hogar.

Netgear: Y gracias a eso el público ha despertado. Porque 20 megas en su WiFi lo tiene más o menos asumidos y ahora con WiFi Mesh tengo 200 megas. Es un driver tan poderoso como las cámaras de 48 megapixeles en un smartphone o el 8K en un televisor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: