Administración y grandes empresas son quienes más incumplen los plazos de pago

El periodo medio en el que las empresas españolas pagan sus facturas se incrementa hasta 88,16 días al cierre de 2018, según el Estudio sobre Comportamiento de Pagos de las Empresas Españolas publicado por INFORMA D&B, la cifra más alta desde el primer trimestre de 2017. Este dato supone un incremento de 1,19 días desde hace un año.

El porcentaje de pagos puntuales se reduce hasta el 46,6 % en este último trimestre del año, tercero en el que baja del 50 %. Hace un año los pagos en plazo superaban el 55 %. Si añadimos los pagos realizados con hasta 30 días de retraso, el porcentaje se eleva al 92 %, siendo un 2,5 % los que se demoran más de 120 días, cantidad ligeramente inferior a la del mismo periodo en 2017, cuando quedaban en el 3 %.

El retraso medio en los pagos sobre los plazos pactados sube tanto respecto al trimestre anterior, 0,56 días, como a hace un año, 0,78 días, para quedar en 13,30. Esto es así porque se ha ampliado tanto el plazo medio de pago como el periodo pactado, que crece hasta 74,85 días.

Los retrasos producidos suponen un coste directo para el conjunto del tejido empresarial español de más de 1.791 millones de euros.

El informe se ha realizado sobre los hábitos de pago de más de 400.000 empresas. De dicho análisis se desprende que, de la suma de los importes de las facturas computadas, el 97 % del total se paga dentro del plazo o con hasta 30 días de retraso.

Administración paga más de 9 días peor que la media

Administración es el sector con peor comportamiento, con 22,49 días de retraso sobre los plazos pactados, 2,19 días peor que hace un año. Los siguientes son Hostelería, con una demora media de 18,96 días, y Otros servicios, con 17,72 días.

Casi todos los sectores ven incrementarse su demora respecto a hace un año, salvo Industrias extractivas, Construcción y actividades inmobiliarias y Servicios empresariales. Aunque cuatro sectores se mantienen por debajo de los 13,30 días de retraso de promedio nacional: Industria, 10,95, Comercio, 12,41, Educación, 12,56, y Comunicaciones, 12,89.

Las comunidades del norte pagan mejor que la media

Por comunidades, el comportamiento de pagos aparece dividido entre norte y sur. Ceuta tiene el mayor retraso medio en los pagos, alcanzando casi los 30 días (29,58). Melilla es la siguiente con 19,76. Por detrás Canarias, con 19,68 y Extremadura con 16,74 días. Por debajo de los diez días de demora se sitúan el País Vasco, 9,99, La Rioja, 9,88, Aragón, 9,55, y Navarra, con 9,25. Las subidas más importantes desde hace un año se producen en Ceuta, 4,66 días más, Melilla, 3,64, y Baleares, 2,57.

Madrid está por encima de la media del país, con 15,81 días, mientras que Cataluña se sitúa por debajo, con 11,61. La diferencia entre la comunidad con peor y mejor comportamiento se incrementa hasta 20,33 días, frente a los 18,24 del trimestre anterior.

Si al cierre de 2017 cinco comunidades españolas pagaban más del 60 % de sus facturas puntualmente, en este último trimestre ninguna lo hace. Aragón es la que mejor con se comporta, con un porcentaje de pago en plazo del 55 %. A continuación, Cantabria, con un 53,8 %, y Castilla León con el 53,5 %. Otras cinco autonomías se sitúan por encima del 50 %: Navarra, Asturias, La Rioja, País Vasco y Galicia. Canarias es la autonomía menos cumplidora, tan solo el 34 % de los pagos se realizan en plazo, seguida por Melilla, 35 %, Ceuta, 38 %, y Madrid, 39,5 %.

Las microempresas son más cumplidoras

El 53 % de las microempresas y el 46 % de las pequeñas cumplen con los plazos de pago pactados frente al 27 % de las medianas y el 13 % de las grandes empresas en el cuarto trimestre del año. Sin embargo, la mayor parte de las medianas y grandes pagan con un retraso de hasta 30 días, 67 % y 81 % respectivamente, frente al 38 % y el 48 % de las micro y pequeñas empresas.

Con más de 60 días de retraso, encontramos a un 6 % de microempresas, a casi un 4 % de pequeñas y a cerca del 3 % de medianas y grandes.

Las pequeñas empresas son las que tienen una media de retraso más baja, 11,15 días, 1,47 días más que hace un año. Las medianas también incrementan este plazo, 1,41 días, hasta 12,95, y las grandes en 1,37 para quedar en 15,33, la demora más elevada. Las micros son las siguientes que más tardan, 14,72 días, 0,51 días por encima del año anterior.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: