Vivo celebra su primer año en España

TPB319 ene22. Tras unos planes de desembarco a lo grande anulados por el estallido de la covid-19, y con un mercado a la baja en cuanto a ventas, la marca china no ha tenido más remedio que entrar de puntillas en Europa y agarrarse a las oportunidades que entre oleadas el coronavirus permita como la pasada Eurocopa. Sin embargo, hoy pueden decir “misión cumplida”, y sentirse como uno más en la dura lucha del marketshare.

VIVO CUMPLÍA en octubre su primer año en nuestro país. España fue uno de los diez mercados donde se inició la comercialización de esta marca venida, cómo no, de China continental, con una amplia gama de modelos de smartphones de un diseño que pone al usuario en el centro y que aporta un buen puñado de innovaciones. “Vivo llegó a España justo cuando se decretó el Estado de Alarma, por lo que hemos tenido que funcionar desde los cuarteles de invierno. Finalmente en octubre pudimos lanzar los primeros teléfonos y teníamos muchas ganas de presentarnos en sociedad”, indicaba Xavi de la Asunción, entonces director de Marketing de Vivo España antes de marchar a Londres a la división de telefonía de Red Hat en la primera comparecencia presencial en el verano pasado.

En los últimos doce meses, la oficina madrileña ha logrado tejer una asociación con cadenas de establecimientos y operadoras clave para asomar la cabeza entre tanta oferta, aunque seguro que es más conocida por la campaña de la “Captura Perfecta” en la pasada Eurocopa 2020 (que se jugó en verano del 2021). También destacó la alianza estratégica firmada a largo plazo con Zeiss, desarrolladores de una de las mejores óptica y optoelectrónica fotográficas del mundo, y que tuvo en el X60 Pro su segundo flagship. Y es que Vivo ha apostado para diferenciarse una experiencia en la que priorizar ante todo la cámara.

El año pasado fue un año complicado para todo, pero a Vivo le pilló la pandemia justo recién aterrizado y con todo un planning que tuvo que guardarse en el cajón. Y a su mercado natural tampoco le fue mejor. Una industria como la de los smartphones acostumbrada al crecimiento casi infinito y que estaba viviendo su primer batacazo en quince años, con el preámbulo de la suspensión del MWC en marzo del 2020 que iba a ser la palanca de arranque en Europa, o la cancelación posterior de la Copa de Europa en junio. Solo en octubre se comenzaron a convocar a los medios para enseñar las oficinas de Düsseldorf, si bien virtualmente, y presentar su primer buque insignia en Europa, el X51 5G.

Los consumidores españoles no han sido ajenos a este desembarco, y la marca se ha situado desde el primer momento en los lugares honoríficos del ranking de vendedores. Y es que Vivo ya era una marca que muchos se traían directamente de los mercados asiáticos por sus buenas prestaciones y su mejor precio. “El público español tiende a probar cosas nuevas y, si funcionan, si les gustan, las recomienda”, afirmaba Carlos Mellado, GTM and Product Director Spain & Portugal de Vivo. “Sin duda eso ha sido algo que nos ha ayudado a ser líderes con respecto a otros mercados europeos y a estar presentes en reportes tan importantes como el de GfK”.

Algo que corroboraba De la Asunción: “Nuestros smartphones están centrados en ‘la captura perfecta’. En España, según se desprende de nuestros estudios de mercado, se usa mucho el móvil para hacer fotos y subirlas a redes sociales, es un uso fundamental del móvil, por lo que el tema de la cámara es primordial. Pero nosotros tenemos 400 millones de usuarios, y cada uno lo hace a su manera. Así que nuestra estrategia pasa por darles las herramientas que les faciliten sacar las mejores fotos. Con la llegada de ‘Verónica’, porque a cada gama la nombramos con una letra, ya tenemos la alineación completa. El V21 trae la experiencia definitiva para los selfies perfectos”. A lo que añade: “El I70 ha sido nuestro modelo más vendido y era el segundo más caro, 279 euros. Queremos ser muy potentes en la gama media, el 70% de los teléfonos que se venden en España están en ese rango de precio, que en nuestro caso es el 75% de nuestras ventas”.

Así, España es el mercado con el mejor rendimiento en toda Europa. La cobertura de mercado actual es de más del 61%. En solo un año, Vivo ha pasado de contar con trece empleados a más de 41 en las oficinas de Madrid, distribuidos en ventas, marketing o logística. Asimismo, Vivo sigue creciendo entre sus partners, a los que recientemente se han incorporado Phone House, Orange, Fnac y El Corte Inglés.

A este respecto, se van cumpliendo los objetivos marcados en junio para este primer año: “Respecto al canal, tenemos con los puntos actuales de distribución el 50% cobertura, pero esperamos acabar el año con un 60% de canal. Nuestra filosofía no es que sea no estar en tiendas pequeñas o especializadas como Phone House porque sí, sino poder dar antes un servicio al partner y crecer con él, no solo despacharle las cajas. Nuestra filosofía benfen implica crecer con nuestros partners actuales y ser más potentes, y luego seguir creciendo con el resto, no hacerlo todo en un año todo de golpe, sino poco a poco, y luego ya llegarán Phone House y otras tiendas especializadas”, como así está siendo.

Luchas por el marketshare

Según el informe de Canalys para el tercer trimestre de 2021, Vivo alcanzaba el cuarto puesto en exportaciones mundiales de smartphones por primera vez, con una participación de mercado del 10%, tras habitar el puesto quinto durante varios trimestres previos a la zaga de Oppo. Por delante, el podio lo comparte Samsung, Apple y Xiaomi, y entre estos cinco primeros se reparte el 72% del mercado mundial. Aunque Vivo sí encabeza el mercado de telefonía de China en el segundo trimestre de 2021, según el Mobile Phone Tracker de IDC (además del indio y el indonesio).

Esto se traduce en más de 400 millones de usuarios en todo el mundo, algunos de ellos adquiridos gracias a la confianza depositada por la marca en sus equipos locales y red de ventas, imprescindibles para acelerar la expansión en cada vez más mercados, actualmente ya más de 50 países y regiones. “En cuanto a los objetivos de cuota en España, aún tenemos una cuota mundial pequeña, pese a que en China somos primeros, así como en India e Indonesia. En Europa acabamos prácticamente de empezado, pero España ya es el primer aportador en ventas”, confiesa el anterior director de Marketing.

La marca ha fiado todo a su filosofía y visión del benfen, un estilo de vida exigente y comprometido. “Vivo es una marca de smartphones centrada en hacer lo correcto y hacerlo bien y, por ello, las alianzas con grandes empresas son fundamentales para garantizar nuestro crecimiento constante y próspero en el mercado”, destacó Mellado en aquella lejana presentación a los medios.

Vivo estableció su sede europea en Düsseldorf en noviembre de 2019 donde trabajan 84 personas de 16 nacionalidades, pero llegó la pandemia y hasta el 20 de octubre de 2020 no se hizo la presentación oficial en los diversos países. Desde entonces se han lanzado productos en diez mercados del continente: España, Francia, Italia, Polonia, Reino Unido y, poco después, Austria, Chequia, Rumanía y Serbia, además de Alemania. En su conjunto, los equipos de Vivo en los países europeos han pasado de tener 120 a más de 200 expertos del sector en una amplia variedad de disciplinas. De cara al futuro, Vivo se compromete a seguir creciendo en Europa y tiene previsto duplicar su presencia en el continente a finales de 2022, de hecho ya puede decir “Bom dia, Portugal” desde el presente mes.

“Estamos encantados de celebrar el primer ‘vivoversario’ en Europa, y me gustaría aprovechar esta oportunidad para dar las gracias a todos los clientes europeos, quienes han confiado en Vivo a la hora de elegir su dispositivo más personal: su smartphone. Aunque el primer año ha sido muy difícil, ya que hemos llevado a cabo nuestro lanzamiento en medio de la pandemia, estoy más que contento de decir que tenemos presencia en diez mercados, y ya observamos grandes progresos. De cara al futuro, seguiremos con nuestro compromiso de ofrecer a los clientes una experiencia con la imagen excepcional en los smartphones, siguiendo nuestro objetivo para hacer que la cámara sea lo más importante, y estamos deseando hacer más amigos en los nuevos mercados europeos”, afirma Denny Deng, vicepresidente y presidente de negocios europeos en Vivo.

El resultado son smartphones que atrapan por la facilidad y calidad de las capturas fijas y en movimiento, y bajo cualquier condición, imprescindibles para tener éxito en las redes sociales. Sin duda, la campaña de la “Captura Perfecta” junto a la UEFA durante la competición de la Eurocopa 2020 fue un importante motor para incrementar la visibilidad de Vivo ante millones de espectadores en Europa y más allá. Vivo ha anunciado que renovará el patrocinio al menos para la Copa Mundial de la FIFA 2022 y la Eurocopa 2024.

Esta inversión en imagen es un punto importante para el canal que comprueba el poderío de la marca y su compromiso a largo plazo. Desde su lanzamiento en octubre del año pasado, los equipos locales de Vivo han ido desplegando sus redes gradualmente con el objetivo de ganar presencia en las tiendas. Para ello, han mantenido frecuentes conversaciones con partners –tanto existentes como potenciales-, asegurándose de que los clientes puedan encontrar y elegir su punto de venta de conveniencia. La red de partners del mercado ha crecido significativamente, y ahora incluye a importantes cadenas de establecimientos como Yoigo (MasMovil), eBuyer, eMag, PcComponentes, Carrefour, MediaMarkt/MediaWorld y Unieuro, y también a empresas de telecomunicaciones de gran relevancia como A1, Drei, Free, Jazztel, Simyo, SFR, TIM y Windtre.

Cada vez más, los teléfonos móviles se integran en un universo de movilidad que incluye desde sus propios accesorios a otros a dispositivos más grandes como tabletas o incluso de movilidad personal como patinetes eléctricos. En este sentido, nos contaban en la presentación: “Queremos ir paso a paso, primero asentarnos en el mercado de smartphones y darnos a conocer, con acciones como estas de la Eurocopa y el Mundial de Fútbol. A medida que ganemos en brand awarness y vaya subiendo nuestro reconocimiento, iremos introduciendo más productos en nuestro ecosistema, tenemos ya dos gamas de auriculares para Sport y True Wireless Direct, y pronto traeremos algún smartwatch. No queremos cargar el mercado con un aluvión de productos que luego cueste dar salida. En cuanto a mercados verticales, en China tenemos una tablet IoT para escuelas, pero eso no sé si podrá ser 100% aplicable a Europa, de hacerlo tiene que ser en el momento correcto y adaptarlo muy bien”, señalaba De la Asunción.

Innovaciones técnicas basadas en los hábitos de los consumidores

Antes de determinar la alineación titular de los móviles del lanzamiento, la compañía realizó una extensa investigación de mercado, entrevistando a 9.000 personas en toda Europa para conocer en profundidad las necesidades particulares de cada consumidor. Gracias a esta estrategia, desde los smartphones de gama media de la serie Y hasta los modelos insignia como el smartphone X60 Pro lograron numerosas opiniones y comentarios favorables de clientes y analistas.

En base a los gustos y expectativas detectados, los centros de diseño y desarrollo de Vivo se esmeran por introducir una serie de tecnologías y mejoras pensando en encajar en los hábitos más mayoritarios de los usuarios y consumidores. Entre estos logros técnicos se encuentra Gimbal 2.0, que mejora la estabilidad de la cámara ofreciendo una experiencia fotográfica profesional. Otro hito es el chip V1 Imaging, que tras dos años de desarrollo se incorporará masivamente ya en los nuevos dispositivos de 2022. Esta tecnología combina un sistema integrado de alta calidad basado en IA con mejoras en la velocidad y consumo de energía, para optimizar las aplicaciones de imágenes. La asociación con los alemanes de Zeiss Imaging también introduce detalles únicos en sus lentes de precisión y en su gestión intuitiva.

Volviendo al chip de imagen V1 de diseño propio, se trata de tecnología que ayuda especialmente al usuario no profesional en los campos de la fotografía y grabación de vídeo móviles. Gracias a la combinación del sistema de inteligencia artificial de alta calidad y las mejoras en velocidad y consumo de energía, se superan los límites en la computación de imágenes para dispositivos móviles y se logran mejoras visuales a nivel profesional. El resultado: cada vez es más fácil para los usuarios realizar su “captura perfecta” en cualquier situación.

“Hay encerrada mucha tecnología invisible a la vista, pero bestiales en los resultados, como el autoenfoque de ojos gracias a la aplicación de inteligencia artificial, o el efecto bokeh o al modo súper noche. La cámara delantera también es capaz de grabar vídeo 4K ideal para los selfies de los tiktokers. Además, se añaden otras herramientas de creatividad, como la doble exposición o la vista de vídeo dual”, sigue enumerando Mellado. “Calzan tanto chips de MediaTek como de Snapdragon buscando siempre el mejor balance entre el streaming y el gaming, con una combinación de memoria ROM y RAM que permite tener hasta 120 aplicaciones abiertas en un momento dado. Y baterías con flashcharge capaces de alcanzar el 60% en media hora”.

El chip V1 destaca especialmente cuando se capturan imágenes y vídeos nocturnos. Aporta a los nuevos smartphones de Vivo una función de Visión Nocturna Extrema en tiempo real. Como resultado, los usuarios pueden disponer de una vista previa de la imagen final para ajustarla manualmente y evitar brillos o zonas con mucho ruido. Otra función interesante es Vídeo Súper Noche, que mejora su nitidez y el brillo automáticamente. El chip V1 puede monitorear, en tiempo real, la luz ambiental y así poder separar los objetos capturados del fondo gracias a algoritmos de IA, reteniendo los detalles y definiendo los contornos. En cuanto a situaciones de baja luz, la tecnología de interpolación de fotogramas permite al procesador llevar a cabo la eliminación de ruido y la inserción de fotogramas mediante la tecnología MEMC a 30 fps y 4K, usando algoritmos que reducen el ruido y el desenfoque para conseguir unos vídeos más nítidos y radiantes.

Ya se ha dicho que el V1 Imaging combina tres factores importantes: alta potencia de cálculo, baja latencia y bajo consumo de energía. De esta manera, Vivo lleva a sus smartphones la gran capacidad de rendimiento de los ordenadores de sobremesa. Con la optimización de la arquitectura de almacenamiento de datos y de los circuitos de lectura y escritura de alta velocidad, se ha conseguido un equivalente a 32 megabytes de memoria caché y un almacenamiento completo en el chip. Como resultado, el chip V1 puede procesar operaciones complejas a gran velocidad como lo haría una CPU y realizar un procesamiento paralelo de datos como una GPU y un procesador digital de señales (DSP). Todo en uno.

En cuanto al consumo de energía, el V1 es hasta un 50% menor en comparación con el único uso de software a la hora de procesar un algoritmo de imagen computacional a alta velocidad. Así, es capaz de, aumentar la potencia de cálculo de las imágenes en el procesador de señales de imagen (ISP) y, al mismo tiempo, reducir la carga del ISP del procesador principal, disminuyendo además el consumo de energía. Al aumentar su rendimiento y eficiencia, los usuarios pueden ahora grabar vídeos e imágenes de alta calidad durante más tiempo, especialmente en el modo Vídeo Súper Noche.

La interfaz que presentan los Vivo en Europa sigue manteniendo su denominación Funtouch OS, pero en realidad es un 95% la base del penúltimo Android, ya que son conscientes que no pueden llegar con una interfaz adaptada a los gustos de China. Eso sí mejorando algunos aspectos como un nuevo modo de videojuegos o un configurador de gráficas que permitirá retocar animaciones. Además, todos los teléfonos europeos se actualizarán sin coste a la última versión Android 12 cuando deje de ser beta y la opción del OriginOS Ocean v2 entre enero y abril de 2022 (salvo los del canal telco que lo harán al ritmo que marque la operadora).

En cuanto al procesador, han apostado por los Snapdragon, pero sin desmelenarse, obedeciendo al principio de que el precio también es parte de esa experiencia de uso, y si en sus pruebas de laboratorio las diferencias entre un Snapdragon 865 y el Snapdragon 765G no son demasiado significativas en tareas cotidianas, y sí en el coste, pues se opta por el más económico para aquilatar el precio final de venta como en el X51, un gran diseño de vidrio y metal y un poderío multimedia. Pero si lo que se quiere es horas y horas de acción, el Y55s llevará una batería de 6.000 mAh, la máxima capacidad por el momento, aunque luego la carga rápida sea un poco más lenta a 18 W. Teléfonos con un punto más de calidad a un precio un punto más asequibles para ponérselo difícil a la competencia. Eso es “benfen”.

«El I70 ha sido nuestro modelo más vendido y era el segundo más caro, 279 euros. Queremos ser muy potentes en la gama media, el 70% de los teléfonos que se venden en España están en ese rango de precio» (Xavi de la Asunción, Vivo)

Acerca del Benfen

Vivo es una empresa tecnológica cuya actividad principal se centra en los dispositivos y los servicios inteligentes para realzar una experiencia única en el usuario potenciando su creatividad. Para ello sus smartphones y otros accesorios complementarios están basados en un design thinking siguiendo los valores fundamentales de la filosofía Benfen, un término que en chino describe la actitud para hacer lo correcto y hacerlo bien, y que es la descripción ideal de la misión de Vivo para crear tecnologías positivas orientadas al usuario. El compromiso de Vivo es a largo plazo, y por ello ha puesto en marcha una estrategia de desarrollo sostenible para convertirse en una empresa líder, duradera y de primer nivel pese a su juventud.

Para ello cuenta en la actualidad con el apoyo de una red de diez centros de I+D (Shenzhen, Dongguan, Nanjing, Beijing, Hangzhou, Shanghái, Xi’an, Taipéi, Tokio y San Diego) donde se diseñan y experimentan tecnologías de consumo de última generación bajo Android, incluyendo la 5G, la inteligencia artificial, el diseño industrial, la fotografía y otras tecnologías emergentes. Vivo cuenta también con cinco centros de producción (incluida una fábrica autorizada por la marca) en China (Dongguan y Chongqing), junto a las de India, Bangladesh e Indonesia, con una capacidad de producción anual de casi 200 millones de smartphones.

Muchos de sus directivos europeos proceden del mundo de la industria del automóvil por lo que tienen asimilado la idea de un ‘concept phone’ anual top de gama que vaya recogiendo todas las innovaciones que están por llegar, y donde un enfoque externo a la industria tradicional del móvil pueda añadir nuevas sensaciones basadas en lo pasional de un volante a la hora de convencer al gran público. Así, ya está trabajando en un móvil totalmente limpio y sin botones, que montará en primicia su sensor con gimbal y estabilización 360º, además de la tecnología para integrar bajo el panel OLED el sensor fotográfico y el chip V1, que promete optimizar todo el frontal.

¿Y quiénes están detrás de esta empresa? Es cierto que se la asocia al gigante chino BBK Electronics, que posee intereses en otros poderosos fabricantes de teléfonos como son OnePlus, Oppo o Realme. Pero la participación de BBK en Vivo se diluyó cuando la tercera pata de su conglomerado, el de las comunicaciones, se desgajó e independizó de la matriz. De ahí que Vivo sume más de 10.000 empleados y 300 ingenieros y disfrute de una potente base industrial heredada de diez laboratorios y cinco fábricas para la producción y la innovación, que le permite disponer de su propia hoja de ruta.

En palabras de De la Asunción: “Aunque tengamos el accionariado común de BBK Electronics Corp, sus marcas son totalmente independientes, no tenemos nada que ver con Oppo, OnePlus o Realme. Tenemos nuestro propio equipo exclusivo y siete factorías y once centros de diseño. No tenemos sinergias ni transferencias de tecnología con ellas”.

Otra curiosidad: su nombre no se pronuncia “vaivo” ni “vevu”, sino como se lee, “vivo”, pues adoptaron esta palabra española en referencia a su vitalidad, energía y ambición como reflejo de su identidad corporativa y el estilo de sus productos. Reflejo de esto es que se le pueden atribuir ya un par de récords Guinness, como el de haber lanzado el móvil más fino del planeta, o concentrar al mayor número de gente jugando a un conocido título para móviles.

Sus modelos son amor a primera vista, o mejor dicho, al primer tacto. Tienen de todo lo que hay que tener, y a un precio muy ajustado para lo que se ve por ahí. Además, piensan en todos los detalles desde el principio. Su packaging suele incluir todo lo necesario para disfrutar del móvil sin gastos adicionales, incluyendo cargador rápido, auriculares, funda protectora de silicona transparente e incluso protector de pantalla puesto de fábrica. Eso sí es hacer lo mejor sobre lo correcto.

«Hay encerrada mucha tecnología invisible a la vista, pero bestiales en los resultados, como el autoenfoque de ojos gracias a la aplicación de inteligencia artificial, o el efecto bokeh o al modo súper noche» (Carlos Mellado, Vivo)

A Vivo le gusta el buen fútbol

Ahora recuerdo la divertida presentación que nos hizo el streamer Alexis MísterChip Martín-Tamayo (con 3,3 millones de seguidores en Twitter), cuando Vivo estrenaba en junio el V21 5G. “Como habréis visto en las vallas publicitarias de esta Eurocopa 2020, Vivo está muy presente. Por eso os voy a hablar de la relación de la telefonía móvil y el fútbol en esta presentación. Yo empecé hace años en operadora y ahora estoy en prensa deportiva, y os puedo decir que tenían más relación antes con los jugadores porque como me llegaban primero los últimos terminales en Telefónica, los futbolistas te llamaban para pedir favores y tener el más moderno. Ahora es al revés, soy yo el que tiene que ir detrás de ellos”, comentaba MísterChip.

El popular comentarista deportivo nos ofreció una de sus mejores anécdotas relacionadas con un teléfono móvil: “Estaba Iker Casillas en la previa del europeo Ucrania-Polonia 2012 contra Portugal con la mosca tras la oreja y la intuición que iríamos a penalties. Me pidió si le podía preparar algunas estadísticas y me pasé toda la noche buscando datos, y después de cuatro horas de trabajo se lo mandé al móvil. Entonces efectivamente llegamos a la tanda de penalties y fue parando todos menos uno y yo estaba muy ufano porque parte del mérito había sido mío. Cuando nos vimos en el hall del hotel le dije que qué bien, y es cuando me suelta que se había dejado el teléfono en la habitación y no lo había visto… No me acuerdo ya ni del móvil que era, han pasado miles de terminales desde entonces y esté V21 es la nueva “máquina diabólica”. Ha cambiado la filosofía, antes decías que tenías un móvil con cámara y ahora que tienes una cámara con móvil”.

Todavía hubo tiempo de otra consideración. Decía MísterChip que “las redes sociales se están introduciendo en los contratos de fútbol dónde el número de seguidores es un elemento que se agrega a la negociación. Sobre todo, se ve mucho en la recuperación de las lesiones. El famoso selfie de Totti, luego resultó que era patrocinado por una marca. No es de extrañar, porque incluso las marcas deportivas obligan a vestir de blanco a España sin que haya coincidencia, y siempre hemos perdido”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: