Vector ITC destaca la agilidad empresarial como la clave para la transformación digital

Vivimos en un entorno muy dinámico, donde las empresas deben reinventarse a través de la implementación de la tecnología digital para mejorar sus procesos y su desempeño. Para poder responder a todos estos cambios y para que las empresas puedan adaptarse necesitan evolucionar hacia un entorno sistemáticamente ágil y fluido. Según destaca Vector ITC, grupo tecnológico y digital español, la Agilidad Empresarial será fundamental para la transformación digital de las compañías, con el objetivo de mejorar su propuesta de valor actual y adaptarse más rápido a los cambios del entorno.

COMO PASO inicial para evolucionar la agilidad, las empresas deben adoptar primero una mentalidad “Agile”. Gracias a este enfoque, las áreas de negocio y desarrollo trabajan de forma conjunta, reduciendo la brecha que solía haber y que repercutía en el producto o solución. El 91% de las empresas de software en el mundo han adoptado ya este tipo de mentalidad, debido a los beneficios que reporta en términos de velocidad de ejecución, productividad y rentabilidad.

Por su parte, la Agilidad Empresarial se define como la habilidad de una organización para reaccionar y responder, de una manera innovadora y creativa ante los cambios, con el fin de generar beneficios mediante la rápida adaptación de su sistema al entorno. Para que una empresa implemente e incremente su agilidad empresarial, es necesario analizarla a través de tres dimensiones: Strategic Agility, Tactical Agility y Cultural Agility.

  • Strategic Agility: esta dimensión está enfocada en qué es lo que la empresa debe hacer para responder al mercado con el producto correcto y de una forma rápida, buscando el balance perfecto entre la estrategia y la ejecución. Uno de los puntos fundamentales que la compañía debe tener en cuenta es entender al cliente a través de diferentes técnicas (Design Thinking, Empathy Maps, elaboración de Customer Journeys personalizados, etc.).
  • Tactical Agility: se centra en cómo la empresa se relaciona, interacciona y genera valor a través de la implementación de las iniciativas en la estrategia corporativa. La base de esta dimensión radica en la agilidad de equipos multidisciplinares para la creación de un producto o solución, medir cómo responde en el mercado y tener en cuenta la escala del proyecto con el objetivo de garantizar una entrega continua de valor con un alto nivel de madurez.
  • Cultural Agility: hace referencia a la interiorización por parte de los miembros de la organización de los valores y principios que marcan la capacidad de adaptación de la empresa al entorno, lo que le permite obtener ventaja competitiva. Sin una cultura corporativa basada en la agilidad, es muy difícil que las otras dos dimensiones generen el valor esperado.

Uno de los principales beneficios asociados a la agilidad empresarial es que permite trabajar en ciclos cortos e incrementales, mejorando los tiempos de aprendizaje, lo que permite una entrega con mayor valor y con el objetivo de comprobar si el producto o solución implementado responde realmente a las demandas de los clientes.

agile Vector-ITC-David-AlejanoEn el dinámico mundo de los negocios, lo único constante es el cambio. La innovación ha dejado de ser un acto particular, una línea estratégica concreta, para convertirse en el fundamento mismo de la actividad empresarial. En este sentido, las jerarquías clásicas son un obstáculo para la adopción de la agilidad empresarial como metodología del futuro, que trasciende el sector tecnológico. De esta forma, los equipos altamente efectivos no surgen de forma espontánea, sino que se construyen”, señala David Alejano, Head of Digital Culture & Enterprise Agility Enabler en Vector ITC.

De cara al futuro, la cuarta revolución industrial consistirá en comprender el entorno dinámico como fundamento mismo del mercado. Las nuevas metodologías que las empresas persigan deben estar enfocadas en la entrega de valor, centradas en el cliente, siempre teniendo en cuenta constantemente su feedback e incorporándolo al producto o solución.

Vector ITC es una de las empresas que ha incorporado la agilidad empresarial para ofrecer soluciones tecnológicas de vanguardia integrales para las empresas de distintos sectores. En un contexto tan dinámico como el actual, las empresas deberán poder adaptar su configuración y responder rápidamente al cambio, manteniendo los estándares de calidad más altos posibles en los productos y servicios que ofrezcan.

Fundada en 2002 y consolidada como Vector ITC en 2014, cuenta con más de 2.500 profesionales que ofrece servicios en España (Madrid, A Coruña, Albacete, Córdoba, Segovia, Palma de Mallorca y Ávila) y a nivel internacional en las sedes de Perú, Brasil, Chile, México, Colombia, EEUU, Costa Rica, Paraguay, Reino Unido y Alemania. Vector diseña y desarrolla iniciativas basadas en tecnología de vanguardia para impulsar el cambio digital y generar el mayor valor a las empresas, a los sectores de la economía y a la sociedad. Su ADN disruptivo unido a su experiencia técnica, de negocio y sectorial, ayuda a las empresas en sus retos y estrategias tecnológicas, desarrollando proyectos innovadores, implantando soluciones y productos digitales exclusivos, y siempre en base a una cultura centrada en la innovación y en la nueva era digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: