Llegó la temporada de rebajas y, una vez más, tiendas y comercios se enfrentan a un escenario complicado. Tras dos años marcados por la pandemia, en esta ocasión es la inflación el principal condicionante para el periodo de rebajas veraniegas. Una inflación que los usuarios notan ya de forma acuciante en sus bolsillos, especialmente los hogares más vulnerables, que hasta en el 29% de los casos han optado por retrasar sus compras, según un informe de la OCU.

Sin embargo, este contexto ha permitido también el auge de nuevas herramientas tecnológicas, que ofrecen más flexibilidad en cuanto a los métodos de pago, como es el caso del Buy Now, Pay Later (BNPL) o “Compra Ahora, Paga Después”. Este tipo de modalidad de pago se ha convertido en un aliado indispensable tanto para comerciantes como para los usuarios, ya que puede ayudar al consumidor a dividir sus pagos y establecerlos en un futuro, asumiendo así un menor compromiso financiero, al aplicarse transacciones individuales. Una funcionalidad que permite organizar los pagos de una manera totalmente flexible y sin comisiones adicionales excesivas.

Según los últimos datos de las cuentas globales de YouGov, durante los últimos meses, el 15% de la población mundial ha empleado un servicio de pago BNPL. En España, un 12% de la población hace uso de esta herramienta, aunque se espera que en los próximos meses esta tendencia aumente un 14%. Asimismo, según cifras globales, se estima que el BNPL acumule en 2025 un volumen de transacciones en todo el mundo de 680.000 millones de dólares.

“El auge de este tipo de herramientas, no solo es algo positivo para el consumidor. Son sistemas que permiten también el avance de las pequeñas y medianas empresas. Hasta ahora, solo las grandes empresas tenían acceso a empresas financieras, pero de esta manera se ha democratizado el acceso a la financiación a todos los actores del mercado”, señala Noelia Lázaro, directora de Marketing de Packlink.

Ventajas del sistema BNPL

Este modelo no solo permite una gestión eficiente y segura, también trae consigo una serie de ventajas que han hecho que se afiance de cara al futuro y que cada vez, consiga atraer un mayor número de usuarios.

“Una de las claves de la digitalización de nuestra economía es el incremento exponencial de la flexibilidad. Cada vez es más sencillo adaptarse al cliente y a sus necesidades. Y esto es algo que los usuarios valoran positivamente, por lo que incorporar este tipo de servicios puede tener un efecto directo en la fidelización de clientes”, subraya la directora de Marketing de Packlink.