Red Hat amplía la base para la transformación multicloud basada en Linux empresarial

La compañía ha anunciado la disponibilidad de Red Hat Enterprise Linux 8.5, la última versión de la plataforma empresarial open source que ofrece un sistema operativo común y abierto que se extiende a través de las nubes, a las operaciones de los centros de datos tradicionales y al edge. La plataforma permite a los equipos de TI apoyarse en las habilidades adquiridas al mismo tiempo que utilizan capacidades nuevas y ampliadas para crear las aplicaciones y servicios transformadores que requiere un negocio, sin importar dónde se encuentren o vayan a residir estas cargas de trabajo.

Estudios recientes indican que las organizaciones se están dando cuenta de que el uso exclusivo de la nube pública puede no ser económicamente viable para la escalabilidad a largo plazo. Al mismo tiempo, Gartner predice que para 2026 “el gasto en la nube pública superará el 45% de todo el gasto en TI de las empresas, frente a menos del 17% en 2021”. Red Hat lleva mucho tiempo promoviendo un mundo híbrido multicloud, en el que los clientes pueden hacer realidad la visión de cualquier aplicación, en cualquier lugar, eligiendo el entorno y las tecnologías adecuadas que se desarrollan en una base flexible y más consistente. Esto hace que una base Linux común, adaptada a los rigores de los centros de datos tradicionales, así como a las complejidades de los despliegues multicloud y edge computing, sea un facilitador de la transformación digital.

Red Hat Enterprise Linux (RHEL) 8.5 está diseñado para ofrecer un eje central, basándose en los más de veinte años de experiencia de Red Hat en Linux que ha destinado a una plataforma innovadora que abarca proveedores de nubes públicas, múltiples arquitecturas de hardware, entornos virtualizados y modelos de edge computing. La plataforma actualizada que amplía los servicios de Red Hat Insights se basa en las capacidades de gestión de contenedores existentes y facilita a los equipos de TI la configuración de sistemas específicos de cargas de trabajo dondequiera que estén en un mundo multicloud.

Red Hat Insights, el servicio de análisis predictivo de Red Hat para identificar y remediar posibles problemas del sistema, está disponible por defecto en casi todas las suscripciones de Red Hat Enterprise Linux. Con el lanzamiento del 8.5, Insights añade nuevas capacidades en torno a la vulnerabilidad, el compliance y la corrección, ayudando a las organizaciones a gestionar de forma más eficaz los entornos Red Hat en entornos de nubes múltiples e híbridas, incluso cuando se trata de escenarios matizados de seguridad o compliance.

“Linux es el lenguaje común que se habla en casi todas las nubes públicas, nubes privadas, despliegues edge y centros de datos”, señala Gunnar Hellekson, general manager de Red Hat Enterprise Linux. “Red Hat Enterprise Linux 8.5 refuerza el papel de la plataforma empresarial Linux líder en el mundo en el ecosistema multicloud, proporcionando nuevas capacidades para satisfacer las cambiantes y complejas necesidades de TI, desde innovaciones mejoradas de contenedores nativos de la nube hasta la ampliación de las habilidades de Linux con roles de sistema, en cualquier entorno que nuestros clientes necesiten».

Más seguridad en contenedores

Los contenedores son un componente crucial de las implementaciones modernas de devops, que a su vez son clave para la adopción de estrategias multicloud e híbrida. Enterprise Linux 8.5 amplía el liderazgo de Red Hat en cuanto a facilitar el uso y la gestión de las aplicaciones en contenedores:

  • Creación de imágenes más rápida a través de rootless OverlayFS
  • Soporte completo para Podman contenerizado en sistemas de integración/ distribución continuas (CI/CD), así como en otros entornos operativos
  • Integración nativa con cgroup2 para una mejor utilización de los recursos
  • Verificación por defecto de la firma de la imagen del contenedor, que comprueba la integridad de las imágenes del contenedor en la instalación y confirma que las imágenes se extraen del Red Hat Container Registry no han sido manipuladas desde la firma

Simplificación de las operaciones multicloud

A medida que los entornos de TI modernos se extienden a través de múltiples nubes públicas, entornos virtualizados, nubes privadas, servidores locales y dispositivos edge, la experiencia de las operaciones de TI se vuelve más compleja. Para ayudar a abordar esta complejidad y ampliar las habilidades existentes de los equipos de operaciones de TI tanto nuevos como experimentados, se han añadido soporte para los nuevos roles de sistema de Red Hat Enterprise Linux. Los roles de sistema son configuraciones preestablecidas para permitir a los equipos de TI soportar más fácil y rápidamente las cargas de trabajo específicas desde la nube hasta el edge.

Red Hat Enterprise Linux 8.5 ahora incluye:

  • Función de sistema para Microsoft SQL Server, que facilita a los administradores de TI y de bases de datos la instalación, configuración y ajuste de SQL Server a sus necesidades específicas de forma automatizada
  • El rol de sistema para redes privadas virtuales (VPN) ayuda a reducir el tiempo de configuración de los túneles VPN, mejorando la consistencia y reduciendo el riesgo de configuraciones erróneas, que pueden ser un factor común en los incidentes de seguridad de TI
  • El rol de sistema para Postfix automatiza y estandariza la configuración de los servidores de correo Postfix, omitiendo los pasos manuales pero permitiendo la personalización

Además de estas nuevas capacidades clave, Red Hat Enterprise Linux 8.5 también añade compatibilidad con OpenJDK 17 y .NET Core 6 para los desarrolladores que deseen modernizar y crear aplicaciones next-generation. La consola web también ha sido mejorada, haciendo posible la gestión de las operaciones de kernel patching en vivo y la gestión del rendimiento general. Por último, las mejoras en Image Builder aportan una mayor compatibilidad con la creación de imágenes personalizadas en bare metal para despliegues edge y para ensamblar imágenes con sistemas de archivos distintos para cumplir con los estándares internos específicos de la organización y los requisitos de cumplimiento de seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: