¿Por qué DaaS (Dispositive-as-a-Service) ahora?

TPB292, jul19. Transformar el hardware en un servicio es una tendencia en auge. Primero hay que ver cómo se comporta el gasto en tecnología en su conjunto, y vemos que crece, pero a niveles mínimos, un 1,7% el pasado año y hasta el 2,2% en 2020; es un mercado saturado y de bajo margen. Sin embargo, más de la mitad del gasto está asociado a los datos, lo que dibuja las prioridades de las empresas, que en un 62% se encuentran en un estadio 2 y 3 en su viaje a la nube. Este grado de madurez digital, que ha aumentado seis puntos en dos años, permite integrar soluciones automatizadas que generan una mayor experiencia en el empleado y ayudan a dar un salto en la competitiviad de la empresa.

Por la parte del trabajador, el 53% son móviles ya, y ese porcentaje subirá hasta el 63% en el 2021, eso son un aumento en dos años de más de 20 millones de trabajadores en toda Europa. Nuevo quebradero de cabeza para los CIOs, que en un 45% reconoce que su principal inversión TI está vinculada al puesto de trabajo y apunta a la gestión de dispositivos. El no tener que estar físicamente en la oficina supone un nuevo impacto en los negocios y una reconfiguración de los espacios y en la cultura de empresa. El “trabajo” ya no es a dónde vamos cada mañana, sino lo que hacemos, y esto ya no está sujeto a horarios ni sitios. Un nuevo escenario en auge donde la colaboración es lo que prima, esta es más horizontal, y se permite darla desde la nube, la virtualización y la movilidad.

Es dentro de todo este esquema donde mejor encaja el DaaS, donde ganan significación los dispositivos móviles y la presión por reducir los costes aumenta. Un modelo que aunque crezca no deja de exigir ser igual de gestionable y donde los administradores siguen manteniendo el control. El 84% de las compañías que empezaron en 2017 con DaaS, aunque reconocieron que al inicio costó un poco, ahora afirman que las ventajas de gestión y automatización acelerada superan cualquier handicap. DaaS rompe el actual status quo y los ciclos de amortización del legacy. La tasa de inversión crece un 15% en España y en especial en las pymes, porque es escalable y se adapta a todo. Además, aprovechando que la capa de seguridad está preparada para soportar multicloud y multivendor, se multiplica la demanda de servicios de seguridad gestionados a más del doble.

José Antonio Cano,

director de Análisis y Consultoría de IDC Research Spain

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: