Poly analiza las principales tendencias sobre la colaboración en el lugar de trabajo para 2022

La empresa suiza de soluciones de comunicación que impulsa una interacción y una colaboración enriquecedoras para las personas ha llevado a cabo un analisis de las principales tendencias que están dando forma a la colaboración en el lugar de trabajo y que, en última instancia, definirán el futuro del trabajo a partir de 2022.
La esperada vuelta a la «normalidad» no significa volver a nuestros viejos hábitos. El trabajo híbrido ha llegado para quedarse, y el nuevo año trae consigo cambios irreversibles en la manera de llevar a cabo las tareas profesionales. De hecho, la pandemia mundial ha obligado a las empresas a enfrentarse al trabajo a distancia y ha puesto a prueba la capacidad de los empleados para adoptar nuevas formas de compromiso e interacción. Ahora la posibilidad de seguir impulsando un cambio sostenible y colaborativo reside en la capacidad de directivos y empleados de adaptarse a esta nueva normalidad.
En este sentido, las empresas que quieran afrontar el próximo futuro de forma más eficiente tendrán que entender y adaptarse a este nuevo enfoque y equilibrar con éxito la tecnología y la transformación.

Tendencia 1: Fin del horario de oficina de 9 a 6. El futuro es un trabajo más flexible
La pandemia ha permitido a muchos trabajadores experimentar las ventajas del trabajo híbrido: ahora son cada vez menos las personas dispuestas a una vuelta a la oficina a tiempo completo. Según un reciente estudio de Poly, el 80% de los empleados del Viejo Continente prefieren pasar algunos días trabajando desde casa y, en España, el 42% de los entrevistados afirma que la posibilidad trabajar dos días en remoto y tres en la oficina sería la opción más eficiente y deseada.
Esto demuestra que los trabajadores piden má flexibilidad, y a raíz de la recuperación de la economía y del fenómeno de la «Gran Renuncia» -que está afectando principalmente a los trabajos presenciales- es posible que en el futuro próximo la capacidad de retención del talento resida en permitir que los empleados puedan elegir cómo y desde dónde trabajar.
Según Paul Clark, vicepresidente sénior para Europa, Oriente Medio y África de Poly: «Los trabajadores buscan cada vez más un equilibrio entre la vida personal y profesional y necesitan una flexibilidad que le permita conciliar de forma más eficiente los dos ámbitos. La realidad es que hoy en día los empleados no pueden ser percibidos simplemente como un activo que hay que gestionar, sino que hay que entender que tienen un nivel de empoderamiento cada vez mas eleveado dentro de las organizaciones: saben lo que quieren, por qué, cuándo y cómo. Si se les ignora, buscarán nuevas oportunidades».

Tendencia 2 – Oficinas como ecosistemas de espacios físicos para trabajar con herramientas tecnológicas de calidad- no simples gadgets
Las oficinas se están transformando y ya no serán necesariamente lugares físicos con espacios definidos e individuales. Los lugares de trabajo del futuro serán ecosistemas con áreas y salas que se ajustarán a los hábitos de trabajo y a las necesidades de las distintas personas. La percepcíon de la oficina ya no será la del lugar a donde hay que ir para trabajar, sino que se verá más como un sitio donde aprovechar la interacción específica entre profesionales. Esto aportará cambios significativos también desde el punto de vista de la arquitectura y el diseño de los espacios, así como en la inversión en dispositivos y tecnologías de colaboración, con el objetivo de mejorar la experiencias de trabajo como eje principal de toda esta transformación.
«Las empresas que todavía demuestren mucha reticencia en la creación de un lugar de trabajo más flexible tendrán dificultades para fomentar una cultura de colaboración entre su plantilla en el futuro próximo. Durante la pandemia, la reducción de los contactos entre compañeros afectó a la innovación y a la creatividad, ya que a menudo son las conversaciones informales o las reuniones no programadas las que más pueden contribuir a incrementar la posibilidad de compartir conocimientos y resolver problemas. La cooperación es imprescindible para formentar la satisfacción de los empleados, ya que así lo revelan multiples estudios», añade Clark.

Tendencia 3 – La igualdad: el nuevo imperativo
Durante la pandemia todo giraba en torno a la continuidad del negocio, pero ahora es la filosfiía basada en las personas el verdadero catalizador del éxito empresarial. En este sentido, la posibilidad de elegir dónde y cómo trabajar es un gran impulsor de la colaboración eficiente, ya que permite a los empleados rendir al máximo y comprometerse más con la gestion de sus tareas. Este enfoque supone una oportunidad para que los departamentos de RRHH, TI, y gestion laboral, apuesten más por poner en marcha iniciativas que mejoren la experiencia de los empleados. De hecho, un reciente estudio de la Universidad de Stanford subraya que más del 40% de los trabajadores son más propensos a cambiar de empleo cuando su empresa demuestra estar en contra del trabajo híbrido.
En este sentido, el principal reto del trabajo híbrido es crear equidad para todos. Y es aquí donde la tecnologia desempeña un papel clave: la claridad y la calidad de la imagen y el sonido son ahora esenciales para mejorar la colaboración entre compañeros independientemente del lugar donde trabajen. Los trabajadores flexibles necesitan poder contar con dispositivos profesionales que garanticen igualdad de condiciones tanto para los que se conectan desde una sala de reuniones como los que lo hacen desde la oficina, o los que se unen a la reunión de forma remota.
«El acceso a unas comunicaciones fiables es fundamental para garantizar que la gente reciba la misma información, al mismo tiempo que se evita cualquier sesgo involuntario», conluye el VP Senior para EMEA de Poly.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: