Los pagos a través de código QR ganan peso a nivel mundial y según Juniper Research generarán 2,4 billones de dólares en 2022. La consultora prevé que esta tendencia continúe los próximos años, superando los 3 billones de dólares en 2025. Hay un puñado de grandes compañías que se disputan el segmento de los pagos con código QR entre las que destacan dos chinas: Alipay y WeChat.

Y ES que la innovación está viniendo en gran medida de Oriente. Por ello, hay que destacar no solo la enorme oportunidad de negocio que ofrece el mercado chino, asiático en general, para empresas que quieran vender allí a través de eCommerce, sobre todo a través de marketplaces como TMall, sino también el avance en Europa de plataformas de pagos, wallets con funcionalidades ampliadas.

Es el caso de Alipay+, una suite de soluciones de pago y también de marketing digital que se integra de forma sencilla con el TPV y el comercio electrónico. Conecta, en este caso, a empresas españolas con consumidores asiáticos tanto vía online (en China o donde residan en todo el mundo) o físicamente en los comercios (algo muy conveniente para cuando el turismo asiático vuelva). En cualquier caso, la cuestión es como se dice siempre, “poner al cliente en el centro”. Y el usuario asiático quiere pagar con su medio habitual, es decir, una plataforma móvil de confianza y a través QR.

Si las empresas españolas entienden esto, verán la gran oportunidad de negocio muy clara y el canal de distribución debería estar ahí para apoyar. En concreto, Alipay+ es una plataforma que permite a las empresas prestar servicios al mercado asiático, procesando los pagos de una forma sencilla. Requiere, eso sí, partners con gran conocimiento de sistemas de pago transfronterizos.

“De ahí que observemos que nuestra compañía se está apoyando en empresas como la española Starpay, que desde marzo ofrece integración de Alipay+. De hecho, ya son varios los ejemplos de compañías que están potenciado su negocio con Asia a través de Alipay+ como Talkiens by Colegios CASVI y Cámara Asia que ofrecen cursos de español”, señalaba Alba Ruiz, directora sénior de desarrollo de negocio de Alibaba Group y Alipay para España y Portugal. “Así, estas empresas pueden recibir pagos de los principales wallets asiáticos que usan la plataforma, nada menos que un mercado potencial de alrededor de 1.200 millones de personas”.

En Europa, se van conociendo otros ejemplos como la cadena de droguerías alemanas Müller y un centro comercial en San Marino gracias a la compañía BKN301 que también aprovechan el potencial de consumo de los usuarios asiáticos, en Asia y también de los residentes en otros países del mundo, pero que usan Alipay+. “A nivel europeo, hay otros partners que nos integran, siendo Worldline uno de los más destacados. Y es que el mercado asiático es una oportunidad de negocio enorme, sobre todo para superar la pandemia, y plataformas digitales de pagos transfronterizos suponen una vía de desarrollo que el canal de distribución debería tener en cuenta”, añade Ruiz.

Nuevos polos de atracción económica

Se trata de proporciona un conjunto de soluciones globales de pagos móviles transfronterizos y marketing que incluye los principales monederos digitales de pago utilizados en Asia. Se convierte así en una plataforma alternativa muy interesante para empresas europeas, ya que les permite recibir pagos de clientes asiáticos que acceden fácilmente a información y promociones, y realizan pagos (online y offline) a través de su smartphone. Como ya se dijo, Worldline y Starpay son actualmente integradores de las soluciones de pago del Grupo Alibaba para empresas españolas.

Así, Alipay+ proporciona una solución única y a través de códigos QR que permite pagar con cualquiera de los medios de pago digitales admitidos actualmente en terminales de pago y aplicaciones móviles de comercio. Con una única integración, los adquirientes y comerciantes pueden acceder a todos los medios de pago digitales que ofrece Alipay+, tanto a los existentes como a los que se incorporen posteriormente, lo cual supone un avance extraordinario en el camino de la simplificación y digitalización de los pagos.

Como señalaba Pietro Candela, el director de Desarrollo de Negocio para Europa de Alipay, “a través de Alipay+, el uso y la aceptación de pagos son fáciles e intuitivos, lo que permitirá a los comerciantes operar directamente con clientes globales, abriendo nuevos canales de pago a los orientales. En particular, nuestra colaboración con partners locales como BKN301, Worldline o Starpay es una confirmación más de nuestro compromiso con la economía sin efectivo que, además de garantizar una experiencia de compra gratificante, permite y ayuda a los comerciantes a aprovechar oportunidades de visibilidad y crecimiento a nivel global”.

Por su parte, Stiven Muccioli, fundador y CEO de BKN301, señalaba la gran oportunidad que se abre al comercio retail: “La integración de Alipay+ dentro de nuestros medios de pago es una gran oportunidad de desarrollo y crecimiento. Hoy, gracias al potencial de las fintech, simplificamos la experiencia de compra de los clientes y turistas asiáticos que ahora también pueden usar smartphones en nuestro país. Este cambio nos permitirá abrirnos a nuevos mercados internacionales y dar la bienvenida a una nueva y amplia cartera de clientes orientales. Para incentivar y promover la evolución de los servicios bancarios y financieros, traeremos nuevas soluciones a aquellos mercados que estén abiertos a la innovación y que miren más allá de la oferta tradicional, mostrando así potencial de crecimiento. Por esta razón, el acuerdo con Alipay+ encaja de lleno en nuestra estrategia”.

Es por ello que las instituciones públicas están llamadas a promover el desarrollo económico en todas sus formas, incluida la necesidad de alinear las oportunidades comerciales con los diversos sistemas bancarios con tecnologías de pago más avanzadas, dando un paso más hacia una internacionalización y digitalización del modelo que nos permitirá abrir nuevas fronteras en el mundo de las compras y en la gestión de pagos digitales en todas las tiendas (online y físicas) y marketplaces globales.

«La cuestión es como se dice siempre, “poner al cliente en el centro”. Y el usuario asiático quiere pagar con su medio habitual, es decir, una plataforma móvil de confianza y a través QR desde su propio smartphone» (Alba Ruiz, Alibaba)

Compártelo:

Me gusta esto:

Me gusta Cargando...
A %d blogueros les gusta esto: