Microsoft anuncia nuevas ampliaciones de su inversión en la Región Cloud española

TPB324 jun22. Aprovechando la visita a España del nuevo presidente de la multinacional norteamericana Brad Smith (que se postula como cuarto en la línea sucesoria tras Bill Gates, Steve Ballmer y Satya Nadella), con la APD (Asociación para el Progreso de la Dirección) como anfitriona, y ante una selecta audiencia de empresarios, directivos y periodistas, el también consejero delegado de Microsoft Corporation se sometió a un coloquio conducido por Laura González Molero donde se fueron desgranando ‘facts and trends’ de primera mano: “Estoy aquí para que nos digáis qué necesitáis de nosotros”.

BRAD SMITH, curtido abogado y apagafuegos de la gran corporación norteamericana, venía de lidiar en Bruselas donde ha tenido que entonar ante la Comisión de la Libre Competencia un mea culpa y un “nos equivocamos, no volverá a ocurrir” ante la denuncia de un grupo de empresas perjudicadas en la nube de que diversos servicios ofrecidos por Microsoft se encarecían incomprensiblemente cuando se trasladaban las cargas de Azure a alguna de las nubes públicas rivales (Gloogle Cloud Platform o Amazon Web Services). Y es que no sería la primera vez que cualquiera de las tres empresas norteamericanas tiene un encontronazo con la legislación europea extremadamente garante en el tema de la privacidad y la soberanía de los datos en la nube.

Así, primero de todo, la visita estaba revestida de un cariz institucional y englobaba otros países europeos con los que negociar diversos términos, entre los que revolotea la idea de la puesta en marcha del controvertido Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales -más conocido como ‘la tasa Google’- que repercutiría a algunos servicios digitales. La parada española incluía una apretada agenda con visitas a las cuatro ministras de los distintos ramos del Gobierno de España: la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño; la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfica, Teresa Ribera; la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto; y la ministra de Defensa, Margarita Robles, interesadas en la tecnología que puede ofrecer Microsoft en “Ciberseguridad, Inteligencia Artificial, Skills y Sostenibilidad” y en la consolidación de una importante inversión que regaría parte del suelo digital español.

De hecho, los famosos fondos europeos NextGen suponen una gran oportunidad de negocio compartido a través de alguno de los PERTE que está poniendo en marcha el Gobierno, caso del de la Nueva Economía de la Lengua, conocido popularmente como ‘Perte del español’. “Gracias por esta productiva reunión (…) Estoy segura de que la cooperación entre Microsoft y España con la puesta en marcha de región cloud favorecerá nuestra apuesta por la digitalización y contribuirá a la dinamización de la economía y a la creación de empleo de calidad”, había tuiteado Maroto.

Pero antes de comenzar esta ronda, el alto directivo de Redmond atendió a un nutrido grupo de miembros de la APD a los que mostró su visión sobre la regulación de las grandes tecnológicas, que ha señalado de inevitable: “La UE es líder en la legislación de la privacidad, pero debe seguir dando pasos. La regulación de la tecnología está llegando y los gobiernos van a tener un papel fundamental”, ha afirmado. “No importa que te guste o no, está llegado. Así que te centras en adaptarte a ella”. El directivo reconocía la imposibilidad por parte de los ciudadanos de leerse todos los términos y condiciones para ceder los datos y ha destacado que, pese a su impacto relativamente positivo, nadie tiene tiempo para llevar a cabo solicitudes sobre la información que recogen cada una de las empresas que tiene que aceptar. Y la fragmentación de regulaciones en torno a la privacidad a nivel internacional no ayuda.

Antes, González Molero señalaba la estrecha relación que la APD mantiene con Microsoft desde siempre, un vínculo que ha permitido acoger en sus diversas etapas a los directivos más sobresalientes desde Gates a Nadella, pasando por Ballmer, “y que nos han ayudado a gestionar retos del pasado y que esta vez no será diferente. Pero no todas las olas de digitalización han sido iguales. En la presente son tantas y tan abrumadoras que hay que pararse a pensar en las consecuencias que puedan tener en la salud de las personas y en la salud del planeta”.

Los grandes retos de la inteligencia artificial, la ciberseguridad, el talento, la sostenibilidad han sido analizados por el propio Brad Smith en su libro “Tools and weapons” (ejemplar que se regaló a la audiencia como detalle de asistencia), y servía de introducción de la figura de este directivo miembro de Microsoft desde hace décadas. “Brad está en Microsoft desde 1993, pero antes había sido el primer abogado de una importante firma en tener un PC para trabajar: ¡fue la condición suya para aceptar el empleo!”, cuenta la presidenta de la APD.

El directivo comentó que había “visitado ya Madrid hacía 40 años, y que la evolución ha sido espectacular, en lo social y en lo tecnológico. De hecho, cuando llegué en 1988 la compañía apenas contaba con diez empleados, y hoy rondan los 850 trabajadores”. Pero a pesar del “extraordinario y desafiante” momento que vive la tecnología, “que tiene hoy más que nunca la misión de proteger a las personas y a los países”, eventos paralelos como la invasión rusa de Ucrania evidencian los peligros de la ciberguerra.

«La UE es líder en la legislación de la privacidad, pero debe seguir dando pasos. No importa que te guste o no, está llegado. Así que simplemente te centras en adaptarte a ella» (Brad Smith, Microsoft)

A lo que añade: “Microsoft está ayudando con decenas de miles de dólares para que las compañías ucranianas puedan seguir funcionando en la nube, así como 16 de los 17 ministerios del país, a pesar de que uno de los tres principales objetivos de guerra rusos ha sido destruir servidores y centros de datos. “Se está produciendo una guerra en el ciberespacio que empezó mucho antes que la guerra física, fuimos los primeros en verlo desde Washington, y no se descartan que se puedan expandir acciones destructivas fuera de Ucrania para tomar represalias contra aquellos países que decidan brindar más asistencia militar a Ucrania. Toda la economía depende de respetar las fronteras. Es una nueva era en todos los sentidos para la Humanidad, da igual que estés en España o en Japón”.

Nueva región de Azure en Iberia

El representante de Microsoft también compartió en primicia anuncios importantes en torno a la estrategia de la compañía en ciberseguridad, la soberanía del dato y sobre la apuesta e inversión de Microsoft en España con la próxima apertura de su región de centro de datos. Así, Smith ha anunciado una ampliación de las inversiones de Microsoft -sin cuantificar su montante- para ofrecer servicios en la nube desde centros de datos ubicados en España, y ha confirmado que mantiene el plan previsto para proporcionar zonas de disponibilidad que ofrecerán servicios mejorados de baja latencia y alta disponibilidad. “Ya no hablamos de años sino que estamos hablando de meses para que los datos de las empresas españolas y del Gobierno de España puedan estar almacenados en territorio español”.

Para ello, la compañía ha iniciado los trabajos de expansión de su enésima Región Cloud con centros de datos adicionales previstos en los municipios madrileños de Algete (dos según su alcalde), Meco y San Sebastián de los Reyes, a sumar el recién inaugurado junto a NTT en el polígono Európolis de Las Rozas calificado de Tier 3 y con hasta 6,3 MW de capacidad máxima, con el objetivo de dar respuesta a las optimistas previsiones de crecimiento de la demanda de servicios y soluciones cloud por parte de las empresas y administraciones públicas españolas.

La nueva Región Cloud de Microsoft, así como la expansión prevista, son una prueba del compromiso de Microsoft con España, tal y como ha destacado el President and Vice Chair, que anunciaba también la puesta en marcha de programas de capacitación digital que impartirá formación y certificará en ciberseguridad, y de forma gratuita, a más de 10.000 personas en España, además de otras iniciativas ligadas a la apertura de los centros de datos de Microsoft en nuestro país como el hub de IA en Barcelona.

“La próxima disponibilidad de la nueva Región Cloud de Microsoft, desde la que se ofrecerán servicios y soluciones de nube inteligente y segura, favorecerá la digitalización de las empresas y administraciones públicas españolas y contribuirá a la dinamización de la economía y a la creación de empleo especializado”, explica Smith. “Este plan de expansión da una pista de la apuesta de inversión millonaria de Microsoft en España y de su confianza en el crecimiento de la demanda de soluciones cloud, así como la cabeza de puente entre tres continentes”.

«Tenemos un enfoque más centrado que la competencia que nos hace más sencillo llegar a más acuerdos. El perfil de Microsoft como socio en la transformación empresarial no utilizará los datos para competir contra sus clientes ni tiene previsto abrir bancos o farmacias» (Brad Smith, Microsoft)

Como se señalaba, Microsoft lleva invertidos en estos años en centros de datos europeos más de 12.000 millones de dólares repartidos en 17 países. Por fin le ha llegado el turno a España, que gracias a esta próxima región cloud, los datos de empresas y gobiernos españoles se alojarán en España, a diferencia de ahora, cuando se encuentran en Amsterdam o Dublín, ganando en cifras de latencia y soberanía del dato a la hora de prestar servicios digitales. Y se dejaba deslizar un pequeño zaska: “Tenemos un enfoque más centrado que la competencia que nos hace más sencillo llegar a más acuerdos. El perfil de Microsoft como socio en la transformación empresarial no utilizará los datos para competir contra sus clientes ni tiene previsto abrir bancos o farmacias”, en velada alusión a otros rivales como Amazon o Facebook.

Formación y certificación gratuita en ciberseguridad

La conversación recorrió numerosos puntos, como el impacto de la digitalización en la mejora de economía y la competitividad empresarial y la capacidad que tienen tecnologías, como el cloud o la IA responsable y ética, para mejorar el bienestar social y la sostenibilidad. Durante su intervención, Brad Smith ha destacado en especial el lanzamiento de este programa global de formación en una veintena de países y que en España tiene el objetivo de proporcionar formación y certificación gratuita en ciberseguridad a más de 10.000 personas.

Microsoft alerta del elevado riesgo de ciberamenazas que se cierne sobre empresas y organismos públicos de todo tamaño, pero en especial la importante falta de profesionales de ciberseguridad que sus plantillas necesitan. Según datos del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), entidad referente para el fortalecimiento de la ciberseguridad y el impulso del talento en torno a este sector, y ONTSI, a través de un informe elaborado para ObservaCiber, la brecha de talento demandado en el área de ciberseguridad en España es superior a los 26.000 profesionales. Por su parte, LinkedIn ha detectado que la demanda de habilidades de ciberseguridad en Europa ha crecido un 22% en el último año. “Es otra prueba de nuestro compromiso con este país”, ha apuntalado Smith.

La iniciativa, que cuenta con el apoyo de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (Fundae), se centrará en la formación de desempleados y el reciclaje de profesionales técnicos, con el objetivo de ayudarles a obtener las certificaciones de seguridad de Microsoft (SC-900 y SC-200) para mejorar su empleabilidad. El programa de capacitación incluirá también formación adicional para personas en situación de vulnerabilidad, que se impartirá gracias a la colaboración de tres organizaciones sin ánimo de lucro: Fundación Esplai, Fundación ONCE y Fundación GoodJob. “Una buena noticia es que no necesitas tirarte cinco años estudiando un grado universitario, puedes adquirir competencias digitales específicas en unos pocos meses que complementen tu formación”, apostillaba Smith.

El verde de Microsoft

La sostenibilidad también está dentro de los planes de Microsoft, como ha remarcado Brad Smith. Aunque está requiriendo de “un aprendizaje ‘fast and furious’. Tenemos una década de retos por delante. Estamos en un momento inmaduro todavía para abordar el cambio climático con precisión. De ahí la importancia de invertir en sostenibilidad”. Como ejemplo, Microsoft colabora con la Fundación Repsol en un proyecto de reforestación en Torremocha de Jarama, al norte de la Comunidad de Madrid. Con esta iniciativa se ha facilitado la creación de un nuevo bosque con 11.340 árboles en una superficie de más de 18 hectáreas.

El consejero delegado también ha destacado que todos los estamentos tienen que afrontar grandes retos de cara a conseguir una economía neta en carbono y ha reclamado mejorar los métodos de contabilidad de las emisiones para poder tomar medidas fundadas y comparables, lo que ayudaría a aquellos que toman decisiones de compra o inversión en base a este criterio. “Tenemos el compromiso con el medioambiente y la sostenibilidad de ser neutrales en CO2 para 2030, pero la capacidad de medir emisiones de carbono es aún muy inmadura. Debe ser un proceso progresivo, pero siento que a veces es inútil en su estado actual”.

En muchos países, la contaminación de una empresa se calcula en función de los costes de producción: cuanto más gasto, más emisiones. No obstante, esto hace que no se tengan en cuenta medidas anticontaminación en la cadena, como en el supuesto de un fabricante que comprase acero más sostenible pero más caro, caso que según Smith ha afectado a su compañía. “Necesitamos herramientas que ayuden a medir todo esto que sea igual aquí que en América y poder comparar y adoptar medidas racionales. La transparencia en las emisiones de dióxido de carbono debe estar al mismo nivel que la transparencia financiera”, ha afirmado.

El otro tema candente fue el del papel de la IA en la economía. Para Smith, se está produciendo un cambio con respecto al alarmismo inicial: “Hace años las personas estaban preocupadas de que la IA quitase trabajo a los seres humanos, y hoy piensan que la necesitan porque no hay suficientes personas para todos los empleos necesarios, en especial en sociedades cuya población está estancada o se reduce como las europeas”. A lo que añadía: “Somos la primera generación que tenemos que convivir con el incremento brutal del poder de la digitalización, una digitalización que tiene que hacer crecer a la sociedad en su conjunto y a la productividad de las empresas mediante bases como la automatización y la inteligencia artificial”.

«Necesitamos herramientas que ayuden a medir las emisiones que sea igual aquí que en América y poder comparar y adoptar medidas racionales. La transparencia en las emisiones de CO2 debe estar al mismo nivel que la transparencia financiera» (Brad Smith, Microsoft)

En cualquier caso, no ha eludido retos como el de establecer principios éticos o regulatorios. “Europa es la líder en normativa, sobre todo en cuanto a privacidad, pero no hay que olvidar que la economía del continente y la de Estados Unidos se basan en el movimiento de datos”. Microsoft está evaluando otras iniciativas de desarrollo comunitario que se pondrán en marcha de manera local donde se encuentran sus centros de datos, y que incluyen actividades de alfabetización digital, proyectos de economía circular, e iniciativas medioambientales, entre otras. “Nuestro objetivo como compañía es siempre traer progreso a las sociedades. La tecnología debe ayudar a más gente. Se avecinan muchos cambios y la economía española se está moviendo muy rápidamente hacia la nube”, ha concluido Brad Smith.

Formación y certificación tecnológica gratuita

Alguno de estos planes de inversión ya fue presentado por Brad Smith y Satya Nadella (presidente y CEO de Microsoft, respectivamente) al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la reunión por videoconferencia que mantuvieron el pasado 25 de abril. En aquella ocasión, Pedro Sánchez agradeció a Microsoft su larga y fructífera relación con España y destacó el marco idóneo que representa España para las inversiones relacionadas con la transformación digital.

El presidente del Gobierno señaló durante aquella reunión con Nadella y Smith que las recientes inversiones de Microsoft, como la Región de centros de datos en Madrid o el hub de I+D en Inteligencia Artificial en Barcelona sin duda refuerzan el compromiso de Microsoft con España. Y animó a Microsoft a seguir trabajando con el Ejecutivo en sus objetivos de reducir la brecha de talento digital y fomentar la empleabilidad, buscando la mejor combinación entre las competencias del abundante talento que hay en España y las necesidades de las empresas tecnológicas de nuestro país.

Como resultado, el plan de formación en ciberseguridad es un ejemplo de la apuesta y la inversión de Microsoft en España, a través de iniciativas ligadas a la apertura de sus nuevos centros de datos y con foco en las áreas donde éstos se encuentran ubicados. Precisamente, la compañía ha puesto en marcha un programa de capacitación para desempleados residentes en la zona norte de la Comunidad de Madrid, que incluye más de 120 horas de formación sobre Microsoft Azure y que permite adquirir una adecuada capacitación en tecnologías tan demandadas en el mercado laboral, como el Cloud o la Inteligencia Artificial. Este programa de formación es desarrollado por la Fundación Esplai, que proporciona, en colaboración con Microsoft, formación y certificación tecnológica gratuita a más de 7.000 personas desempleadas o en riesgo de exclusión al año en España.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: