Mesa Debate WorkSpace

Entrevistamos a Agustín Sánchez, Responsable Desarrollo de Negocio de NFON

Entrevistamos a Carlos Tortosa, Director de Canal y Grandes Cuentas de ESET

Entrevistamos a Alejandro Mora, Business Unit Manager Movilidad de Esprinet

Entrevistamos a Javier Figuerola, Channel Marketing Manager de Kyocera

Tercera cita del año, con el tema del moderno puesto de trabajo, y como no podía ser de otra forma en estos tiempos de confinamiento, por videoconferencia, para dar ejemplo. Los protagonistas en esta ocasión han sido: Javier Figuerola (Channel Marketing Manager de Kyocera), Alejandro Mora (Business Unit Manager Movilidad de Esprinet), Agustín Sánchez (Responsable de Desarrollo de Negocio de NFON) y Carlos Tortosa (Director de Canal y Grandes Cuentas de ESET). No se lo pierdan.

El escenario
La primera línea de fuego de la transformación digital está en el puesto de trabajo. Si este no está correctamente pertrechado para la batalla digital, la guerra estará perdida de antemano. Si los trabajadores no están suficientemente adiestrados y convencidos de su lucha, la empresa sucumbirá. Si los mandos no saben de qué va la vaina, será un desastre. Si nos estalla en las narices una pandemia de dimensiones planetarias que obliga a un confinamiento masivo… ¡sálvese el que pueda!

Como bien hace Gartner, el presente del workspace debe hacer foco en tres aspectos interconectados de la empresa, a saber: las personas, la tecnología y la gestión de los procesos. Cada elemento compete a un área de la empresa: RRHH, TI, Dirección. Porque incumbe a los dirigentes determinar las metodologías y la cultura empresarial, y ser los precursores del cambio. Porque la tecnología es solo una herramienta, un medio para la consecución de un fin. Y porque sin los empleados no hay nada que hacer. Por mucho que se pueda automatizar las tareas más reiterativas y rutinarias, la mayoría de los negocios todavía se sustentan en las relaciones sociales y estas no funcionan sin humanos.

Por otro lado, sucesivas oleadas de nuevas generaciones llaman a la puerta cada una con una expectativa mayor en cuanto al entorno de trabajo que se van a encontrar, y que han nacido nativos digitales ya. El puesto de trabajo ya no es solo una mesa anclada a un despacho o un mostrador separado del resto de la oficina. Debe poder llevarse encima cuando se va a casa del cliente o de viaje de negocios. Y debe ser replicado con igual calidad para el teletrabajo en casa y así estar preparado para cualquier tiempo distinto que pueda surgir. Es lo que describe IDC como el puesto de trabajo omnicanal, disponible en cualquier dispositivo, en cualquier lugar, en cualquier momento.

El puesto de trabajo del futuro es full digital y va más allá del BYOD, si acaso se puede describir como BYOX donde la X es cualquier dispositivo (incluso un confortable sillón de escritorio), cualquier lugar , cualquier momento. Esto implica múltiples espacios bajo un mismo entorno. Hay que tener en cuenta una serie de parámetros para que funcione: Accesibilidad garantizada sin complicaciones y a alta velocidad para tener una experiencia de uso gratificante. Crear circuitos colaborativos que permitan compartir y co-crear. Fomentar pautas de trabajo ágiles que incrementen la productividad y la velocidad de entrega. Establecer sistema de seguridad tanto en una cápsula que englobe al trabajador con una ID única como en un túnel de acceso a los datos compartidos de la empresa que permita la movilidad total y también la conciliación familiar.

Hay que estar también atento a lo que las nuevas tecnologías pueden ir trayendo al puesto de trabajo tremendamente virtualizado (VDI) y apoyado en la nube híbrida e hiperescalable con tecnologías mejoradas de VoIP y AV Pro. Tanto desde el edge (IoT), como desde la automatización (ML), la analítica y la predicción (IA), las comunicaciones instantáneas (5G), la realidad mixta (RV/RA), la robotización (RPA) y otras por venir como el blockchain.

Por tanto, el futuro del puesto de trabajo pasa por las personas, así que la integración de diferentes generaciones es fundamental, como lo es reunir las condiciones deseables para atraer y retener el talento. En la parte técnica, tiene que estar soportado por un sistema de ayuda y helpdesk para desatascar dudas y guiar procesos, un sistema de autoservicio para acceder a todo tipo de recursos compartidos, y otras utilidades como firma digital o enlace a un marketplace. Y en la parte estética, que roce con el disfrute y apetezca hasta enseñarlo para fardar por ahí.

El debate
En esta mesa de debate queremos analizar todas estas tendencias para que nos ayuden a conocer mejor el presente e intuir el futuro. En el caso concreto de los WorkSpaces, está claro que va a influir de manera determinante en la manera de trabajar y en la productividad que se puede extraer. Pero no es solo una cuestión formal de facilitar un medio de producción idóneo y moderno; también conlleva un componente estético porque a menudo va a salir de las cuatro paredes de la oficina y va a decir mucho del trabajador mismo y de la empresa. Así que no extrañe que sirva como componente de imagen corporativa también.

A todo ello, no basta con el papel del fabricante sea excelente y tenga el mejor producto posible, luego hay que hacer llegar esta tecnología a la empresa y adaptarla a sus necesidades específicas. El papel del canal es insustituible, como prescriptor, como integrador, como soporte, como formador… Cada figura tiene su espacio, desde el mayorista al distribuidor, y analizaremos el reparto de atribuciones y la función que le corresponda a cada uno. ¿Quién hace el mantenimiento, quién la actualización, quién la sustitución? ¿Qué opciones hay de upselling y de cross-selling?

Antes de nada, una breve presentación. Situadnos vuestras empresas dentro del panorama informático y el contexto actual.
Kyocera: Somos una compañía japonesa presente en muchos ámbitos, desde cerámica y paneles solares al printing y equipos multifunción de oficina. En los últimos cinco años hemos ido evolucionando hacia las soluciones de gestión documental que hemos añadido al porfolio para ayudar a pasar del papel al dato, y que contribuyen a la transformación digital de las empresas
Esprinet: Somos un mayorista generalista con un montón de áreas de actividad de origen italiano con sede logística y comercial en Zaragoza. Dentro de mi área de movilidad, tratamos todo lo que tiene que ver con los ordenadores portátiles, notebooks y otras categorías con marcas como Lenovo, Asus o HP. No voy a ocultar que hemos tenido mucho trabajo todas estas semanas debido a la explosión del teletrabajo.
NFON: Somos un fabricante alemán que lleva las comunicaciones empresariales a la nube, nuestro producto estrella es una centralita telefónica PBX con completas funcionalidades y conectores addons para hacer tanto analíticas vinculadas al CRM o al ERP cómo la explotación masiva de un Contact Center. Tenemos versiones para mercados verticales como hospitality. Estos días también nos hemos visto desbordados, todo el mundo quiere llevarse sus comunicaciones a la nube porque allí encuentran mayor flexibilidad, y ha sido justamente la integración con Teams que permite transformar cualquier dispositivo en un teléfono lo más solicitado.
ESET: Con sede en Bratislava, somos el desarrollador de software de seguridad más importante dentro de la Comunidad Europea. En España la marca la distribuye en exclusiva Ontinet, en Alicante. Abarcamos todo el ciclo de seguridad y en este contexto proporcionamos las herramientas necesarias que no solo van a asegurar las necesidades de conectarse y seguir trabajando fuera de la oficina, sino que alivia las incertidumbres que puedan tener los administradores de esas empresas al tener que abrirse de esta manera.

¿Qué elementos hay que tener en cuenta a la hora de abordar una renovación del puesto de trabajo? ¿Qué ventajas puede aportar en estos tiempos de teletrabajo?
Kyocera: El coronavirus ha marcado qué grado de madurez digital tenía cada una de las empresas en este país. Ha supuesto un cambio de paradigma hacia el teletrabajo sin precedentes. La movilidad había sido el primer gran driver que nos ha cambiado. Por nuestra parte, ha sido con el software de gestión del dato lo que proporciona nuevas oportunidades de explotar la gestión documental ubicua.
Esprinet: Todos estamos comentando el aluvión del teletrabajo. Hemos tenido un marzo salvaje y un abril intenso. Lo que más se ha movido son equipos portátiles, muy por encima de los de sobremesa. Nos ha sorprendido que se ha acelerado el cambio en un 99% en profesional, convirtiendo los Windows Home en Windows Pro. También en periféricos, monitores y accesorios. Ya veremos si en la desescalada esta tendencia va a cambiar. Lo que sí es muy factible que cambien los ratios de m2 en las oficinas. Esto no ha hecho más que empezar, queda mucho por ver y por hacer.
NFON: Si necesitas un monitor te lo puedes llevar a casa, pero si necesitas una centralita… ¿cómo lo haces? Fundamental para un entorno colaborativo de trabajo a distancia son los terminales, las herramientas de comunicación y las VPN. Pero para la fuerza de ventas es toda una diferencia tener o no una centralita de llamadas. Encontramos empresas que tenían recepcionista con un terminal específico para gestionar las llamadas entrantes y las extensiones y esa persona se ha tenido que ir a casa, y que su puesto se ha quedado desatendido porque no se puede llevar consigo ese equipo. Esto ha devenido en algún caso en brechas de seguridad en compañías de 50 o 60 trabajadores que en vez de desvíos han visto expuestos sus números de teléfono particulares en una locución grabada. Y compañías que se han quedado incomunicadas o sin capacidad de contactar con el equipo. No se trata de madurez de herramientas, sino de madurez de los procesos. Luego había 20 o 30 funcionalidades que nadie usaba y ahora todos quieren una multiconferencia a tres bandas desde su casa y poder llamar a la vez a un móvil.
ESET: La ciberseguridad tiene abiertos muchos frentes. Si la empresa ya se movía en un entorno de diferentes sedes, el responsable ya conoce que quiere cierto control y saber qué personas hay detrás de cada dispositivo, aunque no estén en el mismo edificio. Ahora con la mayoría de la plantilla trabajando desde sus casa, tiene que convencerse de que el entorno sigue siendo robusto, pero no puede obviar el lanzamiento masivo de amenazas que se está produciendo desde marzo en correos de phishing aprovechando la pandemia para hacer negocio fraudulento. Una vez vista la necesidad de robustez, salen otras dos nuevas. Si están fuera de la empresa no sé su nivel de protección, tengo que extender mis herramientas para proteger sus equipos. Y además tengo que saber quién está ahí, porque desgraciadamente el sistema de usuario y contraseña no es fiable y necesito un doble factor de autenticación para el acceso. Y así nos encontramos desbordados gestionando compañías sin planes de contingencia que se han tenido que ir todos a casa debido al covid-19. Por contra, lo bueno es que esto nos va a hacer avanzar para nuevos casos de emergencia. Nosotros hemos podido mandar al 97% a casa y solo tres personas en oficina y estamos funcionando muy bien, y eso que hace quince días ni lo teníamos contemplado. Igual le va a pasar a más empresas que no lo tenían planteado ni a cinco años y han entrado de golpe en el teletrabajo. Los proveedores de servicios se han puesto las pilas para llevar las soluciones a todos los ámbitos.

¿Cuál es vuestro offering concreto y qué os diferencia de la competencia?
Kyocera: Llevamos tres años haciendo un estudio sobre la experiencia digital y el grado de madurez de las empresas, ‘smarter workplaces’. Según el sector y el tamaño, en las pymes menos, pero en las medianas y grandes se ha comprobado una desaceleración, si estaba en el 57% ha bajado al 52%. Esta crisis sanitaria y sociopolítica va a suponer un cambio radical en la forma de trabajar y generará nuevas oportunidades para impulsar la gestión documental y el flujo del dato. Nos va a ayudar a impulsar esa parte de la gestión documental que va a superar a la impresión. El principal objetivo es mejorar el servicio y la relación con el cliente, conseguir su fidelización y una mayor agilidad en las operaciones. La seguridad y el almacenamiento, más el acceso compartido, será lo que más se va a mirar. El departamento TI es el más digitalizado, un 79%, pero el que más empuja es el de recursos humanos. Los costes del cambio cultural son el mayor desafío.
Esprinet: A nivel de dispositivos, son los RRHH los que exigen certificaciones ergonómicas, por ejemplo en monitores regulados en altura, lo que prima mayores ventas en gran formato y regulables, en teletrabajo multipanorámicos y ultraligeros, lo estamos notando. El PC está sufriendo mucho, menos en formato mini pero en torre muy mal. Incluso se están dando casos de equipos “resucitados” que se les sustituye el disco duro mecánico por uno SSD porque los portátiles no dan para más. A esta fiebre que a superado cualquier expectativa suma los Windows Home actualizados a Windows Pro, tendencia que se mantiene en abril y que seguramente siga hasta junio, porque las compañías españolas no se equipan en un mes, por lo que los mayorista seguiremos vendiendo. Esto me sugiere una reflexión, esto no pasa en workstations, pasa en equipos de consumo, por lo que también hacen un efecto de arrastre el consumo de multimedia en el hogar. Los PC se están comprando por Internet, no en las tiendas, por lo que quienes se están beneficiando clarísimamente son los e-tailers, que están vendiendo una barbaridad. Solo los resellers que han adoptado la venta online están ahora dando salida a su stock y vendiendo más, y los que no pues nada, se han perdido el festín porque además no han podido ni abrir. Como moraleja, el ‘brick & mortar’ requiere una transición hacia el ‘brick & click’, que le abra una ventana a Internet. Yo me daría prisa porque es posible que vuelva un rebrote de la enfermedad en otoño o durante 2021 o hasta que salga una vacuna. Esto puede ir para largo.
NFON: Algunos analistas nos hablan de una situación parecida en la Segunda Guerra Mundial, con una serie de cambios culturales, de tecnología y de procesos de gran calado. La gente ha sido forzada a trabajar desde casa, a mirar temas de seguridad, a tener planes de contingencia, a pegar ese salto a veces sin las mínimas infraestructuras digitales. El reto es que yo en mi casa puedo tener un ordenador de hace una década con Windows 7 o no tener fibra y solo ADSL y hay que tener en consideración esas limitaciones y son las necesidades de la empresa las que priman porque le interese. Si no corre el riesgo de pasar a engrosar la lista de muertes de compañías que no tienen planes de los procesos. No saben cuántas llamadas hacen sus comerciales o cuántas llamadas entran en venta o en soporte, y por tanto no pueden estar aprovisionadas correctamente. La tecnología va a permitir a las pymes avanzar mucho hacia una omnicanalidad que no se planteaban hace nada ni para qué valían las cosas. Se ha estado alentando que haya IA y bots, pero cuando la gente tiene un problema gordo llama por teléfono, ya no manda correos si quiere que se resuelva rápido; la gente quiere hablar. Por otro lado, la gente también procrastina y cuando no tenemos a mano compañeros y colaboradores vamos relegando tareas y siendo más desordenados. Es importante vernos las caras y eso es volver a dar importancia a las relaciones interpersonales. Se trata de tener más claro lo que necesitamos.
ESET: Nos hemos dado cuenta que tenemos proveedores que no nos daban todas las herramientas para trabajar en casa, porque el operador inalámbrico no asumía que de repente había muchos conectados viendo Netflix y eso era un caos. Ahora se ha regularizado. Pero a veces hay que mandar un router porque trabaja en análisis de datos sensibles en la nube y si no igual tiene que recuperar algún módem antiguo con sistemas operativos obsoletos que pueden comprometer la conexión de datos. No sabemos si va a haber repuntes del covid-19. Hay que considerar ya si merece la pena abastecerse de dispositivos que van a servir para hoy y los próximos años. La red y la seguridad son aspectos que van a tener una mayor demanda en aras de estabilizar las conexiones y tener control. El perímetro hace tiempo que no existe, desde que llegó el móvil, y ahora se trata de facilitar ese gestor de seguridad con dispositivos parametrizados y conexiones adecuadas. Y con formación apropiada al trabajador, que sea consciente que cada vez que abre la VPN le pueden ver las carpetas y hacer un agujero en la empresa.

¿Cuál es el papel del canal (consultor, reseller, integrador…) en este campo y a qué tipo de perfil de cliente está indicado y en qué grado de transformación digital se encuentra?
Kyocera: El papel del canal es fundamental, solo hacemos venta directa a grandes cuentas, el resto es toda indirecta. Los distribuidores y partners son los contactos de confianza, dan servicio de todo tipo o aglutinan en una solución más global a distintos fabricantes. Es un conductor necesario para llegar a las pymes, ofrecerles la capacidad de controlar los flujos y procesos incluso a los más pequeños. Antes te levantabas para que te prepararan un documento y ahora se lo pides por chat. Se ve más evolución en la gestión documental y los procesos. En printing hay una base más estable en servicio a hospitales y comisarías, tenemos gente allí trabajando ahora mismo. El papel no ha desaparecido ni mucho menos.
Esprinet: Los socios son parte necesaria pero no suficiente por sí misma. Hay que trabajar de forma coordinada en todo tipo de partner, que atienden unos a corporaciones nacionales, otros a administraciones públicas locales y los más a pymes de todo calibre. Pero las estructuras financieras de muchos de ellos están sufriendo también por el pico de contagio y la falta de caja, tenemos que arrimar todos el hombro en estos momentos y estar en primera línea. Para aliviar esas estructuras financieras está el renting para compañías de perfil más elevado que requieren servicios continuados, y es allí como mayorista que se pueden agregar más servicios.
NFON: El canal es fundamental para el fabricante, son los que resuelven las necesidades de las empresas que tienen un problema gordo y necesitan una solución adecuada. Las pymes tienen escenarios complejos y diversos, hace falta un integrador del canal que organiza el proyecto y valida si es la mejor solución para hoy y para dentro de seis meses. Promocionamos el modelo SaaS lo que asegura una gran flexibilidad para cambiar partes más estratégicas. Al final los clientes buscan reducir procesos de trabajo en un solo clic, una solución que integre telefonía con el ERP o el CRM o la gestión de incidencias. Y eso no llegas y lo compras, necesitas un integrador. Por eso partners que no nos habían considerado pero con capacitaciones, ven que cuando tiene que ir un técnico con muchas medallitas y necesita dos meses para integrar, y ahora no estamos para eso, se necesita que sea rápido de implementar.
ESET: El 90% de nuestro negocio es canal de distribución. Estas semanas se ha puesto las pilas, hemos hecho una campaña de comunicación y ha permitido que vayan al cliente final a ver qué necesitaban de su partner. Es el que conoce mejor su estructura y le aconseja, cada uno tiene una situación. El tejido industrial español necesita muchos servicios de tecnología y seguridad a medida. A menudo son pequeñas empresas sin personal dedicado, no tiene dentro a nadie con conocimiento técnico ya no de ciberseguridad sino de informática, o autónomos que no tienen ni tiempo ni ganas de dedicarse a configurar su red. Ya no es comprar un antivirus, se necesitan productos más avanzados y especializados y dependes de alguien que te lo dé. Basta poner en una balanza el coste de una semana parado por una brecha de seguridad o recuperarte de un ransomware, al final no es coste siquiera, seguir funcionando no tiene precio y además cuentas con un experto que entiende. Por eso derivamos en el canal esta parte importante del negocio.

¿Tenéis vuestra oferta adaptada a la modalidad DaaS/SaaS de pago por uso? ¿Qué porcentaje supone frente a la venta de equipos tradicional? ¿Se pueden añadir dispositivos propios con plena seguridad? ¿Hay posibilidades de financiación o renting?
Kyocera: Cómo tal no tenemos un DaaS o un SaaS. La impresión pone foco en un modelo de venta contractual, ligado al coste por copia. La venta transaccional es muy escasa, suele haber más un todo incluido o un renting. Estamos acostumbrados desde hace tiempo a que la impresora nos haya encajado en un hub de entrada y salida de datos. El reto ahora es que puedan ser estructurados y en la nube, donde todo el canal está preparado para el pago por uso. Ahora más del 90% de la facturación es pago por copia. Para aguantar la demora de pagos en la financiación, facilitamos el alquiler de equipos, por ejemplo si un bufete de abogados se ha tenido que ir a casa, y cada uno de los empleados necesita una impresora para seguir sacando copias en papel para el juzgado y meter los documentos digitalizados en sus carpetas en la nube. Eso es gestión documental.
Esprinet: Nosotros, respecto al hardware, el canal tradicional transaccional es el dominante. Si bien algunos fabricantes como HP ofrece DaaS, es testimonial. A día de hoy se da mucho más el renting tecnológico que un DaaS, que aún presenta algunos puntos delicados. Nuestros equipos especializados ofrecen facilidades financieras para dar este servicio a partners, y va a más.
NFON: Nosotros casi todo lo tenemos en SaaS y pago por uso: tienes tantas extensiones por persona por tiempo. Hay clientes que tenían unos cien puestos y han tenido que reducir a 60, pero cuando pueda vuelven a más. En productos más complejos la suscripción es anual, pero la mayoría se mueven por pago por uso mensual. Trabajamos exclusivamente con canal (bueno, solo hace cinco años cuando empezamos que teníamos que ir directamente). Nuestra aportación a esta crisis: 150 funcionalidades que ya tiene la solución Claudya las ponemos a disposición de quien quiera gratuitamente durante dos meses, sin necesidad de permanencia (solo hay que pagar el consumo telefónico pero no la suscripción). Pero no es todo SaaS. Al final el partner vive de los servicios, y te requiere un soporte. Pero si al final te gastas en esto 400 o 1.000 euros al año y va a emplear el esfuerzo de media tarde, queda mucho margen para ofrecer más cosas. Por eso hay distintos niveles, del básico al premium, con servicios de valor añadido y te hacen todo al máximo nivel. Muchas compañías valoran si necesitan tener una capacitación bien alta, para un trabajo que luego no requiere tanta carga ni tanto tiempo, y no quieren trasladar este sobrecoste al cliente. Otros prefieren que no tenga que pagar y ofrecen gratuidad, pero luego tienes que comulgar con un modelo de precios muy perverso y activar licencias. Microsoft no lo ha hecho y ese modelo transparente ha jugado a nuestro favor. No es oro todo lo que reluce. Un tercio de clientes han venido y añadido el euro por Teams. Tenemos clientes muy diferentes, desde resellers como Telefónica, pero el 70% son 2 o 5 extensiones y para estos es importante un modelo de precios muy claro y sin trampas.
ESET: Aquí tenemos cifras más baja en SaaS y MSP, en Estados Unidos hay referencias que casi llega al 50%. Nosotros ofrecemos servicios fáciles de pasar a un pago por uso. Incluso en algunos no contamos por meses, sino por días. Y ese modelo lo gestiona el canal íntegramente. Estamos detrás de un acuerdo para delegar esta gestión en un mayorista que anunciaremos próximamente. Es a la pyme la que más le sirve, no tiene inversión anual y el coste mensuales es más fácil de asumir. Y además delega la gestión en un profesional probado. Pero también está pensado para el cliente corporativo, porque por mucho software y más visibilidad del parque informático, cualquier fallo afecta al nivel de reputación y es mejor estar doblemente seguro. Donde también vemos que puede crecer es en ese partner con una gran raigambre geográfica que ya no crece más en clientes de toda a vida, pero que si es capaz de ofrecer un cambio a un modelo tipo MSP sí puede captar nuevos clientes.

¿Qué departamento lidera un proyecto de renovación del puesto de trabajo: Dirección, RRHH o TI? ¿Hay que elegir entre funcionalidad vs estética o caben las dos cosas?
Kyocera: Venga del departamento que venga, si no está claro el apoyo de la dirección no hay cambio que valga. La empresa cliente quiere automatizar, pero es más de base logística y en el onboarding del empleado y en cargas del personal. A partir de ahí se dan los nuevos procesos y cuando tienen un departamento digitalizado luego pasan a otro. Las cosas entran por los ojos, pero si no es funcional no sirve y solo a partir de ahí se piensa en que sea más bonito.
Esprinet: Resumido: Dirección decide, RRHH regula y TI sufre. En Esprinet hemos tenido un cambio brutal, mas de 150 personas teletrabajando 24 x 7 en tiempo récord, ha sido un matchball para TI. Debido a la urgencia, en el puesto de trabajo ha pesado más la funcionalidad, pero según el perfil de la empresa, con identidades más corporativas, demandan más de imagen. Las dos son importantes.
NFON: Depende de la empresa. En pymes donde una persona es la que decide, si lo desea o no depende solo de ella. En las corporativas, las primeras semanas si no les ha dado un infarto, casi. El presencialismo tiene un componente muy arraigado. Se trata de procesos, si sabes qué tareas desempeñas, no necesitas una presencia, pero el contacto físico con compañeros o salir de casa y estar en otro entorno social tiene su peso. Pero grandes compañías aplican políticas muy distintas. Los 10 metros cuadrados menos, no damos ese porcentaje de sueldo por desplazamiento y transporte, se retiene talento, permite conciliación… Es un terreno inexplorado aún, a partir de ahora destilar procesos y líneas claras. Ya no por ser reyezuelos, sino si vale o no vale. Era recursos humanos la obsesionada por los horarios y en otras era el dueño. En lo estético, un billar y futbolín impresiona mucho, si vas a vender y mantener yedra alrededor del ordenador. Hay componentes estéticos que están donde menos te los esperas. Una compañía de transporte tira de talonario para comprar camiones pero no se gasta nada en la oficina, pero si le ayuda a ganar dinero y tener un ROI es la mejor herramienta estética.
ESET: La toma de decisión es conjunta de TI y RRHH, cada uno valora en una cosa. RRHH la necesidad del desplazamiento, y el departamento TI más la seguridad. Pero también está la amigabilidad del puesto de trabajo, que haya espacios diferenciados, incluso que no sean de trabajo, como salas de relax para descansar o echarse una siesta. Por contra, en casa no siempre es el mejor lugar de trabajo, sobre todo si está la familia y el perro por medio. En tecnología es más fácil tener un portátil y el monitor pero no una silla cómoda y ergonómica y puedes acabar con lumbalgia.

Con la bola de cristal en la mano, ¿qué tendencias y tecnologías serán determinantes a dos años vista?
Kyocera: La necesidad de almacenamiento y la llegada masiva de datos vía IoT y servicios cloud son hoy los protagonistas. Según ampliamos el tamaño de la empresa otras tecnologías entran en escena, como blockchain para el flujo e integración de datos, Big Data capaz de recolectar y analizar, inteligencia artificial para automatizar. Para todo eso es un paraguas el pago por uso. Al margen de tendencias está la necesidad de alinear e integrar personas, tecnologías y procesos. Todo pasa por las personas, que muchas veces se nos olvida.
Esprinet: Las personas son indisociables de la tecnología, van de la mano. En cuanto a las tendencias clave, me cuesta sacar el forecaster y para 2021 es más difícil todavía.
NFON: En España solo 6% utiliza VoIP, y la mayoría no saben si es o no cloud. En Reino Unido van por el 20%. ¿Cómo veo yo el cambio? A corto: comunicaciones unificadas en entornos colaborativos y nexo de unión con la seguridad más presente. En una primera fase, las comunicaciones unificadas son voz más vídeochat (integrado con Teams) en entornos de colaboración, con alarmas y activadores de workflow. Una segunda fase es un one click al CRM y ERP, multicanalidad desde operadores y almacén, y convergencia con el teletrabajo y la seguridad transversal. Hay call centers que no los han podido mover porque las normativas que regulan la banca impide que pueda grabar y encriptar datos en su casa, y canales seguros sin tener que usar VPN. Todo eso evolucionará y tener accesible y 100% funcionalidad desde casa.
ESET: Inteligencia artificial a más corto plazo en herramientas más robustas sin gente que gestione. Visibilidad y proteger la información, tener claro en qué dispositivo se está haciendo la seguridad y quién accede y cómo está usando. Y a más largo plazo, sandbox y llegar a clientes. Nadie estaba imaginando estar como ahora.

¿Qué balance se puede hacer de este inicio del 2020? ¿Serán meses perdidos debido al coronavirus o una nueva razón para la transformación digital?
Kyocera: Esto es un examen gordo de madurez digital y capacidad financiera de las empresas. Quien sea joven de espíritu y adaptable sobrevivirá, pero se va a llevar a muchas compañías por delante. Las que no se han adaptado a esta aceleración del cambio sufrirán, sufrirá el fabricante, sufrirá el canal y sufrirá el cliente final. Y costará remontar. Pese a todo, hay que afrontarlo con actitud positiva, pues de todo se sale, aunque habrá bajas.
Esprinet: En el primer trimestre los resultados fueron muy positivos. Ahora observamos velocidades muy heterogéneas: portátiles, impresoras y periféricos van bien, y otras no tienen esa inercia. La ventaja, el sector TI es de los más imprescindibles, atendemos muchos nichos y unos irán mejor y otros peor. Esperamos que 2020 no sea mal año en facturación. Como gran mayorista en ordenadores PC se espera que repuntará fuerte gracias a Educación, y no tiene visos de cambiar a medio plazo por si vuelven a cerrar colegios en otoño.
NFON: Tuvimos unos resultados muy positivos de crecimiento, algo inferior al esperado, pero no se ha venido abajo por el repunte de gente incorporándose de repente. Gozamos de un churn (tasa de abandono) de solo el 0,4%. Mantendremos el crecimiento, pero no sabemos lo que esto durará. Como la competencia, lo vamos a pasar muy mal todos, hay una analogía con las guerras, se sale haciendo simulaciones de recuperación a diez años. Pero 2021 no lo veo catastrófico pero sí mal por la incertidumbre. Habrá que ir adaptándonos a situaciones nuevas. Lo positivo: vamos a sacar lecciones buenas, ver en procesos de inteligencia artificial ayuda a conseguir resultados. Habrá que regular, los que teletrabajamos en la cocina o el salón nos dolerá más la espalda, pero a medio plazo sacaremos beneficios.
ESET: La nueva realidad plantea un nuevo gobierno económico. Mantenemos la previsión de inicio del año, habrá más protección de las compañías, buen funcionamiento de la seguridad doméstica, caídas puntuales en ciertos productos. Pero cuanto más mantengamos la situación de confinamiento más difícil será salir. No será un desastre, pero costará mucho de recuperar. Igual soy un poco alarmista, pero nadie ha hecho un apunte optimista de la situación muy compleja a nivel pyme y corporativa, por no mencionar a los autónomos.
Esprinet: Por alusiones. En mi parcela de negocio tenemos de todo, puede que sea el PC una burbuja, es lo que es y 2020 puede ser un año bueno. Pero a nivel macro sí es verdad que España vive del turismo como fuente principal de ingresos, y no van a venir 80 millones de turistas. Va a ser un sector muy dañado, que afectará al resto del tejido industrial. No sabemos qué picos de la enfermedad va a haber en otoño o primavera de 2021 o cuándo habrá vacuna, todo está sobre el tablero. Y me doy con un canto en los dientes por estar en las TI, porque todos tenemos amigos que lo están pasando muy mal. Así que a trabajar a tope y rozar la excelencia, que los que estamos en TI somos unos privilegiados aunque a nivel macro haya que apretarse el cinturón.
Kyocera: Y las Administraciones Públicas deben poner foco en sacar esto adelante y mantener la inversión.