Máxima flexibilidad en la nube con Cloud Volumes Edge Cache de NetApp

Para aprovechar la flexibilidad de la nube con un enfoque nuevo y diferente, el fabricante presenta NetApp Cloud Volumes Edge Cache. Se trata de un software como servicio que permite reducir el riesgo, proteger el rendimiento, colaborar de manera constante y reducir los costes y el esfuerzo de las empresas.

Centraliza los datos distribuidos en un único espacio seguro y escalable que, además, está protegido con copias de seguridad ilimitadas en la nube. Además del beneficio de un único punto de gestión que facilita el gobierno de datos, la realización de auditorías y el cumplimiento de las normas. Y reduce, al mismo tiempo, la sobrecarga en la gestión.

El rendimiento en tiempo real de Cloud Volumes Edge Cache desafía las leyes de latencia. Para conseguirlo, se instala una instancia de software de tamaño reducido en cada ubicación. Con ello, se consigue una visibilidad local de los recursos compartidos de archivos en la nube y el almacenamiento en caché local de los datos de uso frecuente: las instancias del Edge.

Cada instancia utiliza el almacenamiento en caché de archivos inteligente para mantener los datos de uso frecuente cerca de los usuarios en esa ubicación y mantiene una conexión segura con el almacenamiento central, mediante el uso de cifrado local, compresión y diferenciación de archivos para permitir un acceso seguro, fluido y de alta velocidad a los datos gestionados centralmente. El resultado es un acceso rápido a datos importantes, con una gestión enormemente simplificada para los equipos de TI.

Colabora, colabora, colabora

NetApp Cloud Volumes Edge Cache aumenta la eficiencia de los desarrolladores, arquitectos, ingenieros y otros equipos altamente remunerados que colaboran en archivos de proyectos con regularidad. Y lo consigue, al mantener una única versión fidedigna en la nube para todos los archivos, mientras almacena en caché los datos relevantes para la ubicación de forma local, manteniendo, en todo momento, el control centralizado.

Este enfoque reduce significativamente la latencia, por lo que la plantilla distribuida siente que siempre está trabajando con un servidor de archivos local. Cloud Volumes Edge Cache también utiliza el bloqueo global de archivos en tiempo real, para garantizar que ningún miembro del equipo sobrescriba el trabajo de otro empleado. La consistencia de datos resultante hace que parezca como si todos estuvieran en la misma ubicación trabajando desde el mismo servidor de archivos.

El almacenamiento en caché inteligente y el bloqueo global de archivos de Cloud Volumes Edge Cache, proporciona un importante retorno de la inversión, simplemente haciendo que los proyectos colaborativos sean más rápidos y evitando problemas de control de versiones.

Y además de ahorrar dinero a las empresas, logra simplificar la vida de los profesionales de TI, ya que elimina los servidores de archivos del presupuesto y reduce el tiempo dedicado a tareas de gestión repetitivas relacionadas con el almacenamiento, con lo que libera tiempo que se puede dedicar a proyectos más importantes.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: