Manifiesto por la recuperación económica y social de España de la APD

La crisis sanitaria del covid-19 no sólo ha transformado nuestras vidas y generado un enorme coste emocional, sino que también provocará la mayor recesión económica de nuestra historia reciente. Nos enfrentamos a una triple crisis de demanda, de oferta y social, en la que los ciudadanos españoles afrontan una terrible incertidumbre y fragilidad ante su futuro. Un duro escenario sin precedentes, que nos obliga a dar lo mejor de nosotros mismos como sociedad civil, y contribuir en la búsqueda de respuestas y soluciones que permitan una recuperación sólida, sostenible e integradora”, declara la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) en un manifiesto que acaba de publicar.

En unos momentos en que la discordia nos debilita, y la falta de serenidad y de respeto nos divide, solo el reto de objetivos comunes conseguirá la unión necesaria para alcanzar las cotas de progreso y de bienestar que este gran país sin duda merece”, continúa. Es por ello que la APD considera imprescindible lanzar una serie de mensajes con la idea de retomar “la normalidad” en este nuevo periodo de fin del estado de alarma para lo cual ha elaborado este decálogo:

  1. Promover la colaboración público-privada, dando la debida relevancia al sector empresarial, como principal herramienta para definir soluciones pragmáticas y realistas, con el fin de reactivar nuestra economía y el mercado laboral en el menor tiempo posible.
  2. Impulsar, mantener y extender la vigencia de las medidas de flexibilidad laboral para los sectores más afectados por la crisis, y complementarlas con incentivos económicos para la recuperación de puestos de trabajo. Los ERTEs deberían prorrogarse en condiciones que permitan una transición flexible, en función de las circunstancias de cada sector y de cada empresa, a la recuperación de la actividad productiva.
  3. Diseñar medidas fiscales para amortiguar el impacto de la crisis, tanto en los hogares como en las empresas, especialmente en las pequeñas y medianas, que estimulen la demanda y apoyen la reactivación de los sectores especialmente afectados.
  4. Reforzar la seguridad jurídica de las empresas, como condición imprescindible para acometer proyectos de inversión, mediante normas técnicamente bien diseñadas y estructuradas, de redacción clara, y que permitan una interpretación homogénea y no cambiante en el tiempo. Agilizar además la actuación administrativa mediante una eficiente asignación de recursos y las modificaciones normativas necesarias para la simplificación de los procedimientos administrativos.
  5. Potenciar la inversión pública y privada en I+D+i, asegurando la colaboración entre ambos sectores, y con las Universidades, los centros de Formación Profesional, y los centros tecnológicos, para llevar las nuevas tecnologías a la infraestructura productiva.
  6. Aprovechar el espectacular avance en digitalización durante la pandemia para acelerar la transformación digital de las Administraciones Públicas, de los sectores productivos y de los ciudadanos, reforzando la productividad y la competitividad, y eliminando las brechas digitales.
  7. Invertir en una educación de calidad, equitativa e inclusiva, que acabe con el fracaso y el abandono escolar, y eduque en valores, derechos y responsabilidades como ciudadanos, y que, alejada de influencias partidistas, prepare a los alumnos para afrontar los retos y desafíos de la nueva sociedad y del mundo del trabajo, concienciando sobre la necesidad de un aprendizaje permanente.
  8. Diseñar una estrategia de recuperación consensuada entre los partidos políticos, las Administraciones Públicas, y los agentes sociales, basada en la coordinación, la transparencia y la información, con el fin de recuperar la confianza de los ciudadanos.
  9. Promover de nuevo el europeísmo, en unos momentos en los que necesitamos a Europa más que nunca. Un europeísmo que no vea el proyecto político europeo sólo como una fuente de solidaridad y de apoyo financiero, sino también como un ejercicio de corresponsabilidad en la toma de decisiones y de rigor y seriedad en nuestros propios comportamientos.
  10. Trabajar para la recuperación de nuestra autoestima, y del respeto internacional de España.

Puedes descargar el manifiesto completo desde esta página.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: