Los españoles apuestan por equipos más eco-sostenibles en sus oficinas

Snom Technology, fabricante alemán para la telefonía IP en los sectores corporativo e industrial, no sólo es conocida por su proximidad al mercado y su continua participación con socios y clientes en el desarrollo de nuevos productos, sino también por sus estudios para conocer las tendencias del mercado. El último, sobre la sostenibilidad y los valores ecológicos.

Así, a principios de noviembre Snom encargó una encuesta representativa al Instituto de Investigación Independiente Norstat en la que también participaron 360 empresas españolas, además de otras 1.500 de Alemania, Francia, Italia y Reino Unido. Snom quería así conocer la opinión de los usuarios de teléfonos IP de sobremesa sobre los terminales más ecológicos y, por otro lado, comprobar si, ante la progresiva concienciación general por la sostenibilidad, el mercado aceptaría un posible incremento en los precios. Además de ello, se pidió a quienes se mostraban favorables a utilizar componentes más ecológicos, que expusieran sus razones.

¿Cuál es el valor de la sostenibilidad?

En base a un total de 1.937 empleados entrevistados en empresas europeas, los datos del estudio indican que una media del 66% utiliza actualmente teléfonos con cable. No obstante, su empleo varía según el país del que se trate. España sitúa su uso en un 70%, frente a Italia, con un 80% y Alemania con un 60%.

De todo ello se desprende que los teléfonos de sobremesa en la empresa siguen teniendo una cuota de mercado elevada, a pesar de las nuevas prácticas de trabajo extendidas tras la pandemia. “Para mantener esta cuota, los teléfonos IP deben redefinirse, no sólo en términos de diseño o características funcionales, sino también en cuanto al uso de materiales más sostenibles y de alta calidad”, declara Florent Aubert, jefe de Gestión de Productos de Snom.

A la cuestión de cuánto preocupa la sostenibilidad y qué valor se le atribuye realmente, sorprende que el 83% de los usuarios de telefonos IP entrevistados dan importancia al uso de componentes fabricados con materiales reciclados, y creen que todas las piezas auxiliares, como la base, auriculares o cables, deberían fabricarse únicamente con estos materiales. Sin embargo, este valor flutúa en los distintos países, siendo España con un 88%, el más concienciado, frente al 75% de los empleados alemanes, lo que sitúa a este país a la cola.

Otro punto positivo a destacar en este estudio, fueron las respuestas aportadas ante un aumento, aunque insignificante, del precio por el uso de componentes fabricados con materiales reciclados. Sobre la base de que la demanda de dispositivos más sostenibles está aumentando más rápidamente que la percepción de que su fabricación puede implicar costes adicionales, al menos inicialmente, para su producción, un 57% de la media general estaría a favor de un incremento entre el 3% y el 5% del precio de los terminales.

A pesar de esta buena acogida a nivel general, las diferencias son mayores entre un país y otro. En Alemania, el 66% de los entrevistados estaría de acuerdo con este aumento de coste, seguido de Italia, con un 62%, y España, con un 58% de los encuestados. En Francia, sólo el 43% de los usuarios aceptaría precios más altos. Pero, según señala Aubert, «incluso en una encuesta interna realizada en paralelo por nuestros socios se observa la reticencia a un posible aumento de precios, aunque sea mínimo”.

Cuestión de imagen de los materiales reciclados

Efectivamente, la imagen que pueda desprender el material reciclado afecta a su uso. Así, a todos aquellos usuarios de teléfonos IP de sobremesa que se mostraron reacios al uso de este tipo de materiales (un 17% en la media general, frente al 12% en España), se les preguntó qué razones tenían. Según el 56% de los empleados españoles, el nivel de higiene de este tipo de materiales es su máxima preocupación mientras que el 44% opina que son menos estables y duraderos que las materias primas convencionales.

A este respecto Aubert afirma: “Las dudas sobre la robustez o la higiene de los materiales reciclados no tienen fundamento y las empresas deben gestionar la mala imagen que proyectan los materiales reciclados para poder mantener la línea de la sostenibilidad. A pesar de ello, todos los resultados nos sorprenden y al tiempo entusiasman. No esperábamos que la necesidad de terminales IP más ecológicos fuera tan elevada entre los usuarios. La reacción del mercado nos anima a seguir con nuestros propósitos de futuro”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: