Las siete claves de un director o directora de proyectos con éxito

En la cadena de valor del canal, hay una figura fundamental, la que trata de aterrizar las ideas expresadas, las necesidades reales, la interminable lista a los Reyes Magos y la terca realidad. ¿Qué es un director o directora de proyectos con éxito? ¿Qué le características tiene que cumplir, qué capacidades tiene que desarrollar para ello? Eso es lo que vamos a ver, ¡las 7 características de los directores de proyecto exitosos!

LA VIDA de los directores de proyecto no es sencilla, qué te voy a contar que tú no sepas, por eso debemos estar preparados en todo momento y tener en mente estas siete capacidades nos van a ayudar a sacar adelante los retos más difíciles.

1.- Creatividad. Te he repetido muchas veces que la creatividad es la capacidad de encontrar soluciones. Una directora de proyectos, un director de proyecto necesita encontrar soluciones a cada paso que da: contentar a un cliente, resolver un problema interno del equipo, encontrar cómo reducir costes o cómo solucionar cualquier imprevisto. El éxito está del lado de los que son más creativos, porque siempre necesitamos mirar más allá y, sobre todo, ver más allá de donde nos encontramos para alcanzar los objetivos que nos marcamos con nuestro proyecto.

 2.- Empatía. La empatía es la capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos. Un director de proyecto necesita identificar los sentimientos de su equipo, los sentimientos de los stakeholders, los sentimientos de cualquiera relacionado con el proyecto. De esta capacidad pueden depender las interrelaciones del proyecto y condenarlo al desastre, de ahí que el director de proyecto, que la directora de proyecto, deban ser capaces de dominar esta capacidad.

 3.- Curiosidad. La curiosidad es esa extraña habilidad por la que una persona es capaz de interesarse por distintos temas por el simple hecho de conocerlos, sin nada más de fondo, sin un fin en sí mismo. Esto, que puede parecer algo contrario a un director o directora de proyectos, nos habilita para tener pensamiento crítico, para razonar. Como cuando Steve Jobs estudió caligrafía y eso llevó al Mac a tener los mejores tipos de letra, la curiosidad nos puede llevar a alcanzar los niveles más altos de excelencia.

 4.- Habilidad social. Probablemente en un futuro no muy lejano tengamos que interactuar con robots o con asistentes virtuales (aquí puedes ver el de Google), pero hasta ahora nos relacionamos con personas y las personas somos sociales. La habilidad de conectar con otros, junto con la empatía para conocer sus sentimientos y emociones, facilitan relaciones positivas, facilitan la comunicación y la colaboración, todo ello dentro de un proyecto es vital.

 5.- Integridad. La integridad podríamos definirla como la capacidad de ser consistente con valores, creencias y principios morales. De forma sencilla es hacer lo correcto cuando no está mirando nadie. Sin integridad y confiabilidad no somos nadie, quedamos en simple palabrería sin nada de verdad detrás. Ser consecuentes, aplicar las mismas reglas para todos, incluidos nosotros, puede ser un arma definitiva para alcanzar el mejor desempeño de nuestro equipo y, por tanto, el éxito en nuestro proyecto.

 6.- Conocerse. Conocer nuestros límites, conocer hasta dónde somos capaces de llegar y conocer dónde necesitamos ayuda. Las películas de superhéroes y superheroínas están muy bien, pero salvo en las películas, nadie es indestructible e infalible. Todos necesitamos ayuda y conocernos, de forma sincera, nos permite llegar al éxito. La dirección de proyecto no es la labor de una persona sola, es una labor de EQUIPO y, por tanto, el equipo que mejor se complemente será el más exitoso.

 7.- Resiliencia. Todo lo anterior es influyente para tener éxito, pero hay una cosa determinante por encima de todas ellas. Esa cosa es levantarse cuando te caes y ponerte en marcha de nuevo. Resiliencia es adaptación, capacidad de sobrellevar algo grave, algo perturbador. ADAPTARSE, resistir, persistir, aguantar y volver a dar lo mejor de nosotros mismos. Los directores y las directoras de proyecto son especialistas en ser capaces de sobreponerse a todo, de ser supermujeres y superhombres con los arrestos suficientes para levantarse cada vez que se caen y eso les permite, nos permite, llegar al éxito.

Espero que cultives estas siete capacidades más que nunca para que tus proyectos vayan a lo más alto.

Julián Gómez Bejarano,

Chief Digital Officer de LEDAmc

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: