La sostenibilidad será un factor decisivo para el negocio

TPB311, abr21. Un 83% de los trabajadores españoles cree que sus empresas deberían centrarse más en los problemas sociales y medioambientales, según el “Informe Entornos de Trabajo Sostenibles 2021” de Epson. Este estudio, realizado a partir de 4.000 personas encuestadas de 26 países distintos, concluye que la sostenibilidad es un factor decisivo para que las empresas cumplan con las expectativas de clientes, empleados y la sociedad en la época post covid-19.

ESTE INFORME analiza las medidas y actitudes frente a la sostenibilidad de empresas, empleados, consumidores y la sociedad en general, aportando una visión del antes, durante y post covid-19. Con este estudio, Epson desgrana las oportunidades y amenazas resultantes del nuevo contexto con el objetivo de contribuir a apoyar los planes de recuperación empresariales para un futuro más sostenible y económicamente viable, así como para que las organizaciones puedan dar respuesta a las expectativas de los grupos de interés.

Además, para la elaboración del informe, la compañía realizó una serie de debates empresariales para contar de primera mano con la visión de organizaciones referentes en España como Banc Sabadell, Unilever, Telefónica y Fundación Privada Empresa & Clima. “La sostenibilidad marca el rumbo hacia el éxito de las compañías y es decisiva para cumplir con las expectativas de clientes, empleados y sociedad en general, hasta el punto que aquellas organizaciones que no sepan adaptarse a un cambio de modelo en el que la sostenibilidad, la economía circular y la responsabilidad social estén en el centro de su negocio podrían ver comprometida su continuidad”, remarca Maria Zaragoza, directora de Marketing y Comunicación de Epson Ibérica, que hizo la presentación a los medios especializados desde uno de los tres Experience Rooms que tiene la compañía en Barcelona, Madrid y Lisboa y que han sido reformados con cromas para las presentaciones virtuales.

Y añade: “Con todo lo que hemos pasado, podemos decir que gracias a la tecnología estamos aquí. Toca hacer cambios. La recesión está ahí, es latente. El PIB ha caído un 10%, pero los analistas aventuran que España crecería un 5% si se restablecieran las condiciones pre-covid. Pensando en esta senda de crecimiento y recuperación, los fondos NextGenEU tendrán un papel importante y desde Epson queremos contribuir a que se destinen a la transformación digital y ayudan a la recuperación. ¿Pero qué nos falta? Implicar la sostenibilidad en toda la actividad económica y de negocio para entrar en el círculo virtuoso. España aparece en quinto lugar en el informe en cuanto a la relevancia que se da a la tecnología en relación a la sostenibilidad. Se puede decir que es una posición ventajosa porque será clave para la obtención de fondos NextGen para el desarrollo de la doble transición digital y sostenible”.

La sostenibilidad, una demanda prioritaria

El estudio destaca que no solo los empleados demandan a las empresas un compromiso más activo en cuanto a la sostenibilidad, sino que es una preocupación prioritaria para el conjunto de la sociedad. En concreto, un 80% de los españoles considera importante hacer frente a los retos ambientales y sociales, una cifra por encima de la media de los países encuestados que se sitúa en un 71%.

Los empleados y la ciudadanía cada vez son más conscientes de la importancia de caminar hacia modelos verdaderamente sostenibles y circulares, una tendencia que también crece en las organizaciones y empresas. A pesar de que la sostenibilidad se muestra muy presente en el mindset empresarial, este estudio señala que el tejido empresarial aún tiene por delante un largo camino para integrarlas de una manera firme en sus hojas de ruta hacia la recuperación post-pandemia. Así lo pone de manifiesto el hecho de que únicamente el 29% de los profesionales con poder de decisión crea que las consideraciones sobre el impacto medioambiental y social están totalmente integradas en los planes de recuperación empresarial y de regreso al trabajo post covid-19, una cifra que desciende al 25% atendiendo a la percepción de los propios empleados.

También es significativo que solo el 34% de las empresas españolas considere que la sostenibilidad va a ser más importante en la era post pandemia, si bien hay que matizar que esto se debe a que la gran mayoría de las compañías afirma que ya era un aspecto fundamental anteriormente, por lo que la covid-19 no ha aumentado su importancia, sino que ha acelerado la implantación de iniciativas sostenibles y sociales. “Puede resultar sorprendente que Turquía esté tan arriba y los países nórdicos muy atrás. Hay un sesgo por la fecha en que se hizo el informe, coincidente con la vuelta a las oficinas, y en estos países ya lo tenían más integrado de antes mientras otros han empezado con el covid-19. España está en una posición media entre la cabeza y la cola”, apunta la dircom española.

El negocio de impresoras es muy de máquina en la oficina, y al haberse trasladado masivamente a los hogares por el parón empresarial, aunque poco a poco se vaya recuperando en un modelo híbrido, ha tenido que afectar necesariamente a las ventas de equipos. Sin embargo, en Epson contestan que unas han compensado a otras. “Nuestras ventas han estado más equilibradas favorecidas por nuestro amplio portfolio que ha podido atender esta mayor demanda de consumo de impresión doméstica y que han compensado la caída en máquinas de oficina. Lo que sí se pide ahora más es cómo equiparar para que en casa tengas unas condiciones profesionales”.

Otro dato relevante que señala este informe es que entre las empresas españolas que esperan ver un aumento considerable en sus beneficios a cinco años vista, el 81% da mucha importancia a las cuestiones de impacto ambiental y social. “El 80% de los clientes españoles y el 83% de los empleados piensan que sus empresas deberían hacer más. Este gap entre las expectativas y la realidad sin embrago es positivo y una oportunidad de negocio. La sostenibilidad está entre las prioridades, y hay aún un largo camino por recorrer”, señala Zaragoza. “Por su parte, un 79% de los CIOs piensa que la tecnología juega un papel importante para mejorar los ratios de sostenibilidad. Mientras que el 81 % de las compañías cree que integrar la tecnología en sus planes de desarrollo a cinco años será beneficioso. La sostenibilidad es rentable”.

Por otro lado, el informe de Epson determina que España es el segundo país de todos los encuestados donde hay una mayor preferencia por el teletrabajo post covid-19, con un 35% de los encuestados que constata que les gustaría seguir en esta modalidad en un futuro. El informe también destaca que España es el segundo país donde más compañías ya tienen claro que seguirán apostando por fórmulas mixtas de trabajo (presencial y online) en el mañana, sumando un total de un 22%. Asimismo, España destaca también por posicionarse en el quinto lugar, de 26 países de EMEA, en situar la tecnología como factor clave para mejorar la sostenibilidad de la empresa.

¿Presencialismo revenge? Hay bastantes ganas de volver a lo que teníamos antes”, constata Zaragoza. “Pero se evidencia una dicotomía entre lo que están pidiendo los consumidores y lo que piensan los empresarios, falta que se haga esto de verdad y se integren los planes de sostenibilidad en la visión estratégica de las empresas. Por lo menos hay una visión mayoritaria positiva en la sostenibilidad y en mejorar la economía”.

Tecnología como catalizador

El informe continúa subrayando que avanzar hacia organizaciones más sostenibles es un ejercicio relacionado con una transformación cultural que aúne un cambio de actitud con los principales avances tecnológicos. La tecnología es un factor crítico en lo que se refiere a la planificación futura de los equipos de trabajo e infraestructuras.

Los empleados en España, tanto en oficinas como en modelos de teletrabajo, afirmaron que los factores medioambientales deberían jugar un papel fundamental en el equipamiento que utilizan, con un 71% que requiere que el equipamiento de trabajo sea duradero, energéticamente eficiente y/o reduzca los residuos.

La investigación de Epson apunta que los responsables de la toma de decisiones en el ámbito de las TI serán los grandes impulsores de la sostenibilidad en la empresa, situándose a la cabeza en la planificación de un futuro empresarial más sostenible debido a que cuentan con una mejor perspectiva y conocimiento de soluciones tecnológicas más sencillas que ya están disponibles, un hecho que les coloca en mejor posición para implementarlas y monitorizar su impacto.

Muchas empresas relacionan la sostenibilidad con grandes proyectos que suponen unas inversiones elevadas, como la instalación de paneles solares o turbinas eléctricas. Sin embargo, la mejora de la tecnología de oficina es de fácil implantación y ayuda a las empresas a funcionar de una manera más sostenible y eficiente, ofreciendo a la vez una mejora en la rentabilidad.

¿Qué papel juega la tecnología en esta ecuación y cómo se conjuga las expectativas con el talento y el negocio? En las empresas conviven diferentes generaciones y roles, que además varían mucho según el tipo de empresa. En la vuelta a las oficinas, un 22% de las compañías mantendrán modelos híbridos de trabajo presencial y en remoto. Mientras que el 71% de los empleados piensa que su equipamiento para el teletrabajo debería ser más duradero, eficiente y generar menos residuos. España vuelve a estar en los puestos de cabeza, con sus Millennials y GenZ más comprometidos. Aquí la edad sí importa”, afirma Zaragoza.

El factor edad

La edad tiene un gran impacto en la forma en que las organizaciones responden al imperativo de la sostenibilidad. Según datos del informe, tanto las empresas más establecidas (más de diez años) como los Baby Boomers (de 54 años o más) conceden una menor importancia a los problemas ambientales y sociales; mientras que la Generación Z (menores de 22 años), los Millennials (22-37 años) y las empresas emergentes clasifican de manera clara estas preocupaciones como principales prioridades. Además, es relevante señalar que esos valores también se reflejan en los consumidores más jóvenes.

Asimismo, resulta interesante constatar, si atendemos a la madurez de las empresas, que existe un cambio de actitud evidente. Un 88% de las start-ups españolas establece como prioridad la consecución de objetivos medioambientales y sociales, mientras que esta cifra desciende al 73% en el caso de las empresas de más de diez años. “Mientras que cuatro de cada cinco startups (80%) establecen como prioridad el cumplimiento con los ODS, ya lo llevan integrado en su ADN desde los inicios, lo cual marca una gran diferencia respecto a compañía con más de diez años (66%) que baja a los dos tercios. Epson con más de 70 años es una excepción, puesto que desde el principio ha integrado objetivos de impacto. Contamos con una estructura dedicada y con Henning Ohlsson como director de RSC que está integrando en los planes estratégicos en la compañía estos objetivos de impacto y ODS”.

Esto se refleja en las cinco áreas principales de producto de Epson: en impresión, con los cabezales piezoeléctricos de impresión en frío; en display, con sus microproyectores; en wearables, con las nuevas gafas VR inteligentes; en robótica, con sensores y robots; y finalmente el sistema DFT (DryFiber Tech) para PaperLabs que entra de lleno en la idea de la economía circular. “En conclusión: las compañías, las personas y los consumidores están pidiendo tener tecnologías más inteligentes y más sostenibles. La parte colaborativa también es importante en la nueva realidad a adoptar. De ahí que nuestra filosofía consiste primero en hablar con el cliente, ver sus expectativas y realidades, y resolver los problemas”.

«Toca hacer cambios. Pensando en esta senda de recuperación, los fondos NextGenUE tendrán un papel importante. ¿Pero qué nos falta? Implicar la sostenibilidad en toda la actividad económica y de negocio para entrar en el círculo virtuoso» (Maria Zaragoza. Epson)

Predicar con el ejemplo

Maria Zaragoza destaca cómo Epson predica con el ejemplo persiguiendo beneficios medioambientales a través de la tecnología de manera práctica: “Epson contribuye a la economía circular con su PaperLab, la primera recicladora de papel que reintegra los residuos en el circuito de valor”. PaperLab es una recicladora de papel de oficina que convierte el papel usado en nuevo mediante un proceso en seco, una de sus principales disrupciones tecnológicas basada en la economía circular que además preserva los recursos hídricos, al requerir un 95% menos de agua. Y como también incide en la disminución de la tala de bosques, contribuye a reducir el CO2 en el planeta y a preservar los recursos forestales.

Por otro lado, si todas las impresoras láser de Europa se cambiaran por impresoras de tecnología sin calor business inkjet de Epson, se ahorraría cada año la energía suficiente para reducir las emisiones de CO2 en 410 millones de kilogramos y supondría un ahorro en costes energéticos de hasta 152 millones de euros al año, según informa la compañía. “El 10% de la factura energética de una empresa es por la impresión”, añade Zaragoza. “Los fondos NextGen van a ser claves para la recuperación, y van a poner el foco en proyectos de sostenibilidad. Se van a aportar proyectos tractores a veces tan grandes como parques eólicos o transporte nada contaminante, pero también habrá cabida para otros basados en pequeños gestos. Con nuestra visión de doble transformación digital y sostenible y nuestras tecnologías podemos contribuir también a ello. Y como empresa 100% enfocada al canal, los proyectos van siempre de la mano del partner, para que todos nos veamos beneficiados”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: