Enzyme celebra su décimo aniversario internacionalizándose

Enzyme Advising Group, empresa especializada en soluciones tecnológicas, cumple diez años desarrollando la visión de convertirse en la empresa puntera en Inteligencia Artificial en Europa para productos de “plataforma como servicio” en cualquier industria, comenzando con la atención médica. En su década de vida empresarial se ha consolidado al brindar soluciones tecnológicas a sus más de 130 clientes de diferentes sectores tanto a nivel nacional como internacional. Una cifra que prevé incrementar en un 57%, hasta alcanzar los 300 clientes en el próximo año.

Para ello, Enzyme incluye entre sus planes la apertura de nuevas oficinas en Alemania y Suiza en 2022, y Reino Unido y Holanda en 2023. Enzyme Advising Group nació en 2011, de la mano de sus fundadores: Álvaro Ortín, actual CEO; Harald Messemer, Managing Director de la oficina de Madrid; y Albert Lluís, Digital Strategy Manager. Desde entonces, Enzyme ha desarrollado soluciones innovadoras y estrategias de gestión, diversificando su oferta de servicios y su ámbito de actuación para hacer más competitivos a los clientes con quienes trabaja.

Entre las empresas que cuentan con la entidad como partner tecnológico destacan gigantes como Ibercaja y Azucarera; instituciones como la Comisión Europea; y hospitales de referencia como el Hospital Clínic de Barcelona, con quien recientemente ha desarrollado un proyecto innovador de tecnología de Inteligencia Artificial aplicada en el sector de la salud.

“Cumplimos diez años y, a pesar de las complicadas circunstancias que estamos viviendo en estos momentos, queremos celebrarlo dando las gracias a todos los clientes, colaboradores y partners que nos han ayudado a llegar hasta aquí. En estos años, el equipo Enzyme ha crecido considerablemente y se ha consolidado como una consultora de referencia, y estoy convencido de que las claves de este éxito han sido nuestra flexibilidad, el compromiso del equipo y la agilidad para reinventarnos y adaptarnos a las cambiantes necesidades del mercado”, asegura Ortín.

Enzyme es un aliado tecnológico para empresas que quieran avanzar en proyectos de Inteligencia Artificial con productos de software y componentes de TI, que integran tecnologías de vanguardia como visión computerizada, aprendizaje automático y cadena de bloques. En este sentido, la confianza depositada por los clientes con los que trabaja ha permitido a la compañía pasar de ser una empresa de tres trabajadores a 80, y contar con previsiones de expansión a nivel internacional.

En palabras del CEO y cofundador: “Para seguir evolucionando y ofreciendo las mejores soluciones a nuestros clientes, estamos fuertemente implicados en el crecimiento de la compañía a nivel internacional. Por ello, tenemos previsto abrir nuevas oficinas en Alemania, Suiza, Reino Unido y Holanda en los próximos años. Actualmente, somos más de 80 profesionales dentro de la compañía, pero para afrontar este nuevo reto, seguiremos apostando y atrayendo nuevo talento”.

Más allá de las soluciones tecnológicas

La innovación ha sido y sigue siendo un pilar estratégico en la trayectoria y crecimiento de Enzyme. Durante esta década marcada por la especialización de la compañía en el sector tecnológico, Enzyme ha ido ampliando su enfoque hasta organizarse en cuatro líneas de negocio, cada una de ellas centradas en el cliente, sus necesidades y sus problemas: Strategy Mapping, Operations Improvement, Employee Experience y Customer Experience.

En este sentido, compromiso es una palabra que define a Enzyme. En estos diez años la compañía tecnológica se ha comprometido con la innovación y también con la excelencia en la calidad de servicio a sus clientes y partners, y un gran ejemplo de ello son sus datos. En 2021, Enzyme ha cumplido y superado sus objetivos de facturación, y prevé continuar creciendo en más de un 18% en 2022.

Enzyme también se compromete con sus trabajadores. Por ello, la compañía celebra este año de forma especial su historia de éxito, pues a lo largo de su trayectoria, Enzyme ha recibido numerosos reconocimientos, entre ellos: el premio Best Place to Work Pymes y el galardón IBM Beacon Awards, ambos otorgados a la compañía durante dos años consecutivos.

“Los resultados logrados durante esta década son muy favorables para la compañía y en especial para el sector. El grupo sigue apostando por crecer a través del talento, y prueba de ello es la continua expansión de nuestra plantilla. Nuestro objetivo es seguir creciendo año tras año”, afirma Ortín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: