Entregas rápidas para competir con los grandes del eCommerce

Las exigencias del consumidor español respecto a sus envíos giran entorno a tres conceptos: la rapidez, la flexibilidad y la personalización. Para conseguirlo, disponer de una logística ágil y versátil de última milla puede significar la diferencia entre el éxito o el fracaso para las pymes españolas. Un éxito que afecta de manera directa a la economía del país, puesto que las pequeñas y medianas empresas suponen el 99,9% del tejido empresarial en España.

Con la intención de conocer más en detalle este sector, la francesa Stuart, plataforma tecnológica on demand que conecta cualquier tipo de negocio con una flota de “partners mensajeros independientes”, ha desarrollado el estudio Las pymes y el reto de la última milla 2019, donde se analizan tanto los hábitos logísticos de las empresas españolas, como sus expectativas de futuro en un mundo cada vez más digital.

Hoy en día, la única opción que tienen los comercios españoles de sobrevivir a las grandes empresas de comercio electrónico es competir mediante la rapidez y escalabilidad de los envíos de última milla. Los datos del estudio arrojan que el 56% de las pymes españolas ya han realizado envíos de última milla alguna vez, frente a un 40% que todavía no lo ha hecho todavía, pero se está planteando hacerlo en un futuro cercano.

Un tipo de servicio claramente en auge: el 30,5% de los comercios que realizan envíos, lo hacen cada día de la semana, frente al 28% que lo realiza entre dos y cuatro veces por semana, una vez por semana (12%) o una vez cada dos semanas (5%).

A la hora de valorar las ventajas de los servicios de última milla, las Pymes españolas lo tienen claro eligen la flexibilidad para programar entregas en la franja horaria de 30 minutos que más le convenga a su cliente, asegurar las entregas en menos de una hora y ofrecer servicio de devoluciones. Ventajas operacionales que pueden determinar el futuro de un comercio.

El 30,5% de las pymes españolas que realizan envíos, lo hacen todos los días de la semana, mientras que una de cada dos pymes ya ha realizado envíos de última milla”, según palabras de David Guasch, director general de Stuart en España. “Casi la mitad (47%) apuestan por la ominicanalidad como eje de futuro en su estrategia comercial, según el Consumer Insights Survey 2019, elaborado por PwC, teniendo al cliente en el centro. Para ello es fundamental adoptar sistemas flexibles para programar entregas con franjas de un cuarto de hora, envíos en el mismo día de venta y facilidad en las devoluciones, las ventajas más destacadas”.

Stuart-Barcelona

La convergencia entre la tienda física y el mundo online se ha convertido en la clave del comercio español en la actualidad. Casi la mitad de las pymes españolas (47%) apuestan por la omnicanalidad como estrategia comercial, frente a un 35% que sólo vende online. Y es que las entregas de última milla, ya no sólo funcionan para los pedidos online. Recientemente Stuart ha presentado Offline Delivery, un servicio de conserjería que permitirá a los comercios españoles ofrecer entregas programadas en franjas de 15 minutos que mejoran la experiencia de los compradores, evitándoles cargar con bolsas o paquetes de manera innecesaria. Un servicio clave para momentos de grandes picos de venta como en las navidades o rebajas.

Este tipo de entregas están ganando terreno entre los consumidores online españoles. El porcentaje de entregas programadas en la ciudad de Barcelona prácticamente se ha duplicado del año 2017 (10%) al 2018 (19%). Por otro lado, en la ciudad de Madrid los envíos programados son todavía más populares, pasando del 17% en 2017 al 24% en 2018.

El boom del eCommerce ha cambiado por completo las necesidades y exigencias de unos consumidores que ya esperan que las tiendas online puedan entregar su pedido en el mismo día. Sin embargo, tan solo un poco más del 4% de las tiendas actualmente ofrecen este servicio”, comenta Guasch. “La rapidez y la posibilidad de personalización en los envíos puede convertirse en una herramienta competitiva e imprescindible para las pymes españolas a la hora de ofrecer la mejor experiencia de compra, además los negocios locales y el comercio tradicional pueden encontrar en las plataformas de última milla el aliado ideal para acometer sus proyectos de transformación digital en el ámbito de la logística urbana”.

Stuart sigue desarrollando servicios que ayudan al comercio de proximidad de las grandes ciudades en su camino hacia la digitalización. La compañía ya ofrece entregas programadas en franjas de 15 minutos los siete días de la semana y al mismo precio, gracias a una plataforma a la vanguardia tecnológica que cuenta con funcionalidades avanzadas de análisis y big data, incluyendo expedición automática y geolocalización del envío en tiempo real.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: