El retail está transformando la distribución, expandiéndose hacía la modalidad online y apostando por la nube

A medida que el retail compite por ofrecer experiencias de cliente más exclusivas y personalizadas, el uso de la nube, el Internet de las Cosas (IoT) y el Big Data se acelerará en las tiendas, en los canales online y en los centros de distribución. No obstante, un estudio realizado por Vertiv muestra cómo una cuarta parte de los comercios siguen rezagados en la carrera por adoptar estas nuevas tecnologías e integrarlas en sus operaciones, como ya hacen muchos de sus rivales para presentar una experiencia más integrada al consumidor.

Entre los participantes del sondeo realizado para la elaboración de este estudio, se incluyen ejecutivos de 50 de los comercios más grandes del mundo, con unos ingresos conjuntos totales de 953.000 millones de dólares en 2017. El estudio, titulado “Into Uncharted Territory: Retail Transformation and its Impact on Digital Infrastructure”, ha desvelado una atención cada vez mayor por el eCommerce, en un esfuerzo del retail por transformar sus recursos digitales y así responder a los cambios que se han producido en los hábitos de los consumidores. Se prevé que a lo largo de los dos próximos años el número de centros de datos empleados por el sector del eCommerce, tanto en instalación física como externalizada, aumente en un 20%, mientras que el hosting en la nube crecerá en un 33% para proporcionar soporte a las aplicaciones de las tiendas virtuales.

Una parte importante de la evolución hacia un comercio digital incluye una transformación radical de los centros de distribución. El estudio apunta a que el número de centros de distribución y almacenes aumentará un 26% en los dos próximos años, como resultado de la transformación de las operaciones de los comercios en su intento por responder a la demanda de los consumidores por las compras online. Asimismo, se espera que el espacio en los centros de datos dedicados a la distribución y logística aumente un 10% y que el uso de hosting en la nube para respaldar la distribución crezca un 87%.

El estudio confirma que se está asignando más capacidad informática a las tiendas, con el fin de proporcionar soporte a todo tipo de aplicaciones como Edge Computing, que ofrezcan a los clientes una atención inmediata e influyan sobre sus decisiones en el momento de la compra.

Con el fin de hacer posible esta transformación, los comercios están optando por nuevas opciones de infraestructura física que proporcionen una mayor fiabilidad y que sean fáciles y sencillas de poner en funcionamiento. Estas tecnologías se basan en diseños modulares estandarizados que son adaptables en función de la demanda y que están preparados para el futuro y los avances tecnológicos de próxima generación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: