El mercado de ordenadores sufre acusadas fluctuaciones en todos sus segmentos

Hemos visto publicadas las cifras de venta de ordenadores durante el primer trimestre del año según cuatro consultoras (GfK, Context, Gartner e IDC), y aunque las cifras varían un poco, pues unos miden sobre los datos de envíos de los fabricantes y otros de los sacados de los lineales por los distribuidores, en general están de acuerdo en las tendencias y las causas. Así, el mundo del PC, que lleva años dándose por muerto y cuyos márgenes cada vez son menos atractivos para los mayoristas, decrece en general en todos los mercados, aunque por categorías hay segmentos que se comportan mejor y otros que crecen con notoriedad. 

Así, las ventas de PC en todo el mundo se computan entre 58 millones (IDC) y 58,5 millones (Gartner) en el primer trimestre, lo que supone una caída global del 3% y el 4,6% respectivamente (para GfK la caída habría sido más acentuada, del 5%). Por marcas, se ofrecen las cuotas de mercado de los principales fabricantes, aunque difieren en su posición en el ranking. Para IDC, el primer puesto está reservado a HP, con un 23,2% de share, mientras que para Gartner ese lugar corresponde a Lenovo con un 22,5%; el segundo puesto por tanto también baila, para IDC es Lenovo con el 23% y para Gartner es HP con el 21,9%. 

Los siguientes en la lista sí mantienen su posición en ambas consultoras, siendo Dell el tercero en discordia (con el 17,7% o el 17,6% según la fuente), seguido de Apple a gran distancia (8,2% o 6,8%) y Acer (6,1% o 5,7%). Este top 5 de IDC se ve alterado en Gartner que antepone Asus con un 6,2% de share a Acer. Por lo demás, IDC aporta porcentajes de caída (0,8% en HP, 1,8% en Lenovo o el más notorio del 13,3% en Acer) y unidades vendidas (13,5 millones HP, 13,4 millones Lenovo o 4,1 millones Apple). En términos interanuales, sin embargo, para Gartner la caída global ha sido solo del 2,2%, mientras que los tres primeros fabricantes (Lenovo, HP y Dell) han crecido en conjunto un 4,6%, especialmente en ingresos, debido a su corrimiento hacia la gama alta, y con especial atención a segmentos como el de los chromebooks, que se han comportado de manera muy positiva creciendo a doble dígito. 

Llevadas a nuestra región EMEA, hay una coincidencia entre las cifras que da GfK y Context: 2,4% de caída. Sin embargo, para España, vuelve a haber disparidad de cómputo, mientras que la forma de medir que tiene GfK arroja una caída del 3%, Context ofrece decrecimiento medio del 5,35%, que desglosada se refiere a una caída del 4,1% en el mercado de consumo, y a un 6,6% en el de empresa. GfK detalla un poco más el comportamiento de los diversos segmentos de ordenadores en España, donde dice que se vendieron 498.550 máquinas durante este primer trimestre del año. 

El más damnificado ha sido el ordenador de sobremesa, que ha caído un 16% hasta las 88.000 unidades. Los all-in-one también han tenido un comportamiento negativo del 3,6%, con 22.550 unidades vendidas. Sin embargo, los portátiles han crecido un 1% hasta las 359.000 unidades, siendo con diferencia el tipo más solicitado. Dentro de este apartado, sigue consolidándose las versiones de almacenamiento flash con un crecimiento de los SSD del 57,8% frente a los discos duros tradicionales que han caído un 44%, en una proporción en los portátiles vendidos de dos a uno de los discos de estado sólido frente a los HD. En términos monetarios, sin embargo, esto se ha traducido en que la suma de las ventas han supuesto unos ingresos de 189 millones de euros, un aumento del 6,5%, lo que dice que pese a la caída de las unidades vendidas, la gente prefiere gastarse un poco más buscando prestaciones más elevadas. En este sentido, es notorio la enorme progresión del segmento gaming, con un crecimiento del 28% y 22.550 máquinas vendidas. 

cifras de ventas

Por comparar los comportamientos de los diferentes segmentos con el entorno europeo, Context ofrece porcentajes de los ordenadores notebooks y desktop. En consumo, ambas categorías sufren una caída, 12,1% en portátiles y 7,6% en sobremesa, mientras que en empresa el comportamiento ha sido positivo, de 6,6% en portátiles y del 0,6% en sobremesa; si bien miramos el tipo de CPU, las unidades con AMD han crecido un 2,2 puntos en este periodo debido a la escasez de suministro por parte de Intel, en especial en la gama de entrada, lo que ha supuesto para AMD una cuota del 6,7% en el mercado profesional y del 14,7% en el mercado de consumo. Por su parte, en estaciones de trabajo más potentes, el comportamiento ha sido también muy positivo, con un aumento del 11,3% en portátiles y un 4,9% en sobremesa. 

En términos generales para EMEA, el mercado de consumo ha caído un 11,3%, mientras que el de los profesionales ha subido el 4,6%. Este comportamiento se reproduce en todos los mercados nacionales salvo en España, que decreció en ambos conceptos, como ya se vio. En Portugal, el mercado de consumo cae un 5,8% mientras que el de empresa sube un 20,1%. Italia también mostró un comportamiento similar, con un decrecimiento del 5,8% en consumo y un aumento del 16,4% en empresa. En Francia fue de una caída del 11% en consumo y un aumento del 2,2% en empresa, en Alemania la caída en consumo fue del 19,2% y el crecimiento en empresa del 7,6%. Finalmente, en el Reino Unido el comportamiento ha sido un poco más distorsionado debido a las incertidumbres que impone el brexit, con una caída en consumo del 17,6% y un aumento en empresa del 4%. 

Las causas 

Al margen de estas cifras, es importante conocer también sus causas. En este aspecto, las distintas consultoras están de acuerdo. Aunque a mediados del pasado año se observó un repunte en la industria del PC, éste 2019 no ha empezado bien, ya que las ventas de sobremesas se desploman, el portátil aguanta tibio y solo sube con fuerza los equipos destinados al gaming. Además, el cambio de hábitos de los usuarios que cada vez más prefieren los smartphones para muchas de sus tareas cotidianas incide en las caídas en la venta de ordenadores sobremesa de consumo.

Sin embargo, la renovación de los workplaces y la bajada de los precios de los componentes han impulsado los márgenes de ganancias. El cambio del product mix al segmento de gama alta y la adaptación se han convertido en el factor más importante de la dinámica de la industria. 

Los problemas de suministro de procesadores de gama baja de Intel ha acelerado esta tendencia, forzando a los fabricantes y distribuidores a ir corrigiendo la oferta hacia ordenadores basados en AMD más potentes, que junto al anuncio de Microsoft de discontinuar el soporte al Windows 7 en 2020 y el correspondiente corrimiento hacia el Windows 10, más la necesidad de modernizar los puestos de trabajo, han sido razones que han favorecido al mercado corporativo.

cifras de ventas PC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: