Dynabook se apunta al procesador Intel de décima generación

La nueva marca de Toshiba para resucitar su mercado de ordenadores portátiles está ya listo de cara a la campaña navideña para calzar los procesadores Intel Core de décima generación. Son los Satellite Pro L50-G y pertenecen a la gama de entrada, por lo que se hacen ideales para profesionales y pymes que precisan un dispositivo de alta movilidad y rendimiento. En concreto, con sus 1,7 kg de peso, es uno de los portátiles más ligeros del mercado en su categoría, a lo que añade pantalla FHD de 15”, 19,9 mm de grosor y 10 horas de autonomía.

Cabe señalar, además, que el equipo cumple e incluso supera, según su configuración, el estándar Modern Device de Microsoft, que contempla una serie de requisitos de rendimiento y seguridad, diseño y experiencia de usuario como, por ejemplo, arranque del sistema operativo desde el disco sólido SSD, menos de 2 cm de grosor o doble sistema de autenticación (facial y huella dactilar).

Los Satellite Pro L50-G disponen de almacenamiento dual con unidades SSD y HDD y ofrece amplias opciones de conectividad, incluidos puertos USB Tipo C y Tipo A para todos los requisitos de carga, transferencia de datos y conexión de periféricos. Además, cuenta con conectividad WiFi 6 y un puerto Gigabit LAN.

Por lo que se refiere a los aspectos multimedia, incluye una webcam HD y gráficos integrados de Intel. Por último, en cuanto a seguridad, el nuevo portátil está equipado con lector de huella dactilar (SecurePad) y autenticación facial y puede incorporar una cubierta deslizadora de cámara web para mayor privacidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: