Diez consejos para que el email marketing triunfe este San Valentín

Con San Valentín se mueven millones de ecards por todo el mundo, alguna seguro que recae en nuestro buzón de correo electrónico. No solo es ‘el día de los enamorados’, también es una fecha clave para las empresas y el email marketing. En este contexto, Validity, una solución que permite a los profesionales del marketing digital alcanzar la excelencia en el correo electrónico y ayuda a las empresas a crecer más rápidamente confiando en sus datos, propone su expertice para asegurar que una campaña de entrega de emails sea óptima, efectiva y rentable.

Black Friday, Navidad, y ahora San Valentín se convierten en momentos pico en los que las tiendas físicas o comercios online aprovechan para realizar acciones concretas y así incrementar sus ventas y facilitar las compras a los usuarios. Según el estudio “San Valentín 2020: una ocasión para enamorar a tus clientes”, elaborado por Think with Google, el 60% de los españoles declara sentirse ayudado por las propuestas que les llegan a través de la publicidad online y les permite tener una fuente de inspiración para comprar un regalo a la persona amada.

Durante las semanas previas a San Valentín, las bandejas de entrada se han llenado de mensajes de todas las marcas con las que los consumidores están comprometidos o interesados, a veces hasta a saturación. Para ello, Validity propone diez consejos para desarrollar una campaña de email marketing exitosa:

  • Pensar como proveedor de mensajería. Incluso si una estrategia de marketing es perfecta hay que comprobar los requisitos de los proveedores para garantizar la entregabilidad del mensaje. Estos proveedores suelen tener procesos de filtrado cada vez más complejos, especialmente desde las nuevas regulaciones de protección de datos.
  • Monitorizar la reputación. La puntuación del remitente es uno de los obstáculos de filtración que tienen en cuenta los proveedores de mensajería, por lo que hay que asegurarse una buena reputación que permita que éstos confíen en la marca.
  • Limpiar las bases de datos. Uno de los problemas con el que hay que lidiar al enviar un correo es la cantidad de direcciones erróneas, spam, usuarios desconocidos o direcciones inactivas que nos podemos encontrar y eso conlleva no sólo a una debilitación de la campaña de la marca sino también a su reputación.
  • Comprobar la evolución de las tasas negativas. El índice de quejas, la eliminación de un email antes de su apertura o aparecer como spam tienen un impacto negativo en el rendimiento de una campaña. Los equipos de marketing deben hacer un seguimiento paso a paso, supervisarlo y ajustar sus campañas sobre la marcha para reaccionar a tiempo.
  • Elegir un asunto atractivo. Una vez que el correo electrónico ha sido entregado, el principal desafío es atraer la atención del consumidor. Algunas prácticas recomendadas para que un asunto sea efectivo incluyen brevedad, evitar mayúsculas, signos de exclamación y, sobre todo, eliminar frases comunes de spam.
  • Proponer una oferta ultrapersonalizada. En los últimos años, la personalización de los emails ha ido en aumento y el consumidor se ha acostumbrado a ello. Ahora llega la era de la ultrapersonalización en la que se ofrece una oferta única en lugar de una por segmento. La inteligencia artificial y las tecnologías de aprendizaje automático permiten que estas ofertas funcionen de forma predictiva para anticiparse a las necesidades y que lleguen a la bandeja de entrada cuando el consumidor está pensando en su compra.
  • Desarrollar contenido dinámico. El compromiso de los suscriptores a la marca también tiene que ver con el entretenimiento. Aunque los GIF ya están bien establecidos en estas estrategias, el día de San Valentín es una oportunidad para ir un paso más allá, por ejemplo, integrando cuentas atrás para el lanzamiento de una oferta especial o permitiendo al suscriptor hacer una compra directamente en el correo electrónico, sin ser redirigido al sitio web.
  • Involucrar al suscriptor creando suspense. En épocas de compras es ideal sorprender a los suscriptores con ofertas especiales que las marcas necesitan destacar. Por esta razón, el suspense se utiliza a menudo para ofrecer el regalo preferido del consumidor: la promoción.
  • Ofrecer inspiración. Muchas veces el usuario no sabe que regalar y busca ideas en diferentes medios. Esta falta de inspiración representa una oportunidad para que las marcas creen campañas dedicadas a ayudar a los consumidores a elegir un regalo y este tipo de estrategia no sólo impulsa el negocio de la empresa, sino que también fortalece la relación con sus suscriptores.
  • Proporcionar alternativas a la saturación. El volumen de correos recibidos también puede hacer que se pierdan ofertas que podrían haber sido de interés en otro momento. Para evitarlo, las marcas pueden integrar una sección en el cuerpo del correo donde el suscriptor pueda elegir ser contactado de nuevo pasado un tiempo. De esta manera, el consumidor confirma su interés y la marca puede personalizar los futuros envíos.

Aunque la mayoría de las empresas pueden estar tentadas en la creación de una campaña, la mejor manera de hacerlo es planificándola desde el principio y verificar los resultados que se obtuvieron en años anteriores. Al comprobar dónde los equipos de marketing han tenido éxito –o han fracasado– la empresa puede identificar más fácilmente cuales son los problemas potenciales que pueden surgir y afectar en el retorno de la inversión (ROI).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: