Comienza la cuenta atrás para los proyectos NextGenEU

TPB310, mar21. Nunca había habido en el continente europeo una inyección de dinero tan ingente para la recuperación de la economía como los fondos Next Generation de Bruselas o Plan de Recuperación para Europa, proyecto clave de la Unión Europea para hacer frente al impacto económico y social provocado por la pandemia de la covid-19. Un monto de más de 750.000 millones de euros a gastar en los próximos seis años y de los que España ha conseguido se le asignen el 20% de la bolsa: 140.000 millones, nunca había habido tanto dinero encima de la mesa.

CON ESTAS cifras mareantes, es normal que se haya iniciado un movimiento entre los distintos sectores, en especial los más afectados por la crisis pandémica, para tratar de ganarse algún merecido pellizco. El propio canal TI ha comenzado a mover ficha, desde fabricantes y mayoristas a consultores y organizaciones profesionales; entre ellas, Tech Data, Wolters Kluwer o la APD, por mencionar solo a tres que han organizado ya sus primeros webminarios online con notable respuesta entre los asistentes. Y es que el proceso para presentar los proyectos ya está en marcha y tiene una fecha de caducidad del 30 de abril, que puede que se acabe prorrogando al 30 de junio en esta primera tanda.

En el caso de Tech Data, el mayorista contó con la experiencia de la consultora Kalaman Consulting, empresa de asesoría experta en contratación pública, para poner a su canal en antecedentes y contextualizar los mecanismos que van a regir la solicitud y entrega de estos fondos (recursos, ámbitos, estrategias, inversiones, repartos, plazos), así como otros planes implicados entre las distintas administraciones comunitaria, estatal, autonómicas y locales como son el Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia (PNRR) con sus ejes transversales y políticas palanca o el Plan de Digitalización de las AAPP (líneas de actuación, medidas concretas).

Esta nueva iniciativa conjunta entre Kalaman Consulting y Tech Data va a permitir a nuestro canal a entender las repercusiones que el plan puede tener para su negocio. Desde Tech Data queremos ayudar a que nuestros partners estén siempre mejor informados y preparados para atender las necesidades de sus clientes gracias a los servicios y soluciones que les facilitamos”, dice Pilar Martín, directora comercial de Terch Data. “Este nuevo webinar es el primero de toda una serie que vamos a desarrollar en los próximos meses, con el objetivo de mantener a nuestros partners al día, incorporando las novedades a medida que vayan produciéndose”.

Por parte de Tech Data, el mayorista cuenta también con la colaboración de fabricantes como Aruba, Cisco, Dell, HPE, IBM, Lenovo o Microsoft, que ya están lanzando programas e iniciativas concretas que se presentarán próximamente. Y es que las directrices europeas son muy claras: los ámbitos de ejecución preferentes van a ser el medioambiente (hasta el 37% de las ayudas) y la digitalización (hasta el 33%), lo cual abre un sin fin de nuevas oportunidades de negocio al sector TI. Solo haciendo una pequeña cuenta de cabeza, sale a más de 7.000 millones de euros anuales hasta 2026 en el territorio nacional y en el ámbito de la transformación digital.

Coincidentes en el tiempo, Wolters Kluwer organizaba también su jornada profesional para explicar a clientes y despachos profesionales cómo acceder a los fondos de recuperación de la UE con el objetivo amplio de liderar el camino hacia la salida de la crisis y sentar las bases para una Europa más moderna y más sostenible y mejor preparada para próximos imprevistos de tal magnitud. “Queremos ayudar a entender el alcance de estos fondos y porqué las empresas deben estar interesadas e informadas de los mismos, así como la importancia de tener en mente una serie de claves y recomendaciones para ser eficientes y exitosos en la definición, articulación y movilización de iniciativas y proyectos susceptibles de recibir los fondos Next Generation EU”, señala Tomàs Font, General Manager de Wolters Kluwer Tax & Accounting España.

En esta labor de asesoramiento, la compañía cuenta con una amplia red de colaboradores, como son las Cámaras de Comercio e Industria y las asociaciones profesionales, así como empresas de consultoría especializadas como Auren o la Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA), fruto de la estrategia de crear un ecosistema fuerte de relaciones interprofesionales. “Nuestra estrategia desde hace diez años por lo menos es apoyar la idea de un modelo colaborativo entre empresas y despachos. Antes era una relación muy transaccional, cumplir con las obligaciones como empresa, presentar los formularios a Hacienda y eso, todo demasiado frío”, continúa Font. “Se trataba de pasar a un modelo más relacional, de calidad humana, que permitiera participar en más asuntos de interés, y ahí entraría esta sesión informativa y formativa, por ejemplo. Los fondos de recuperación no son solo una oportunidad única para digitalizar un mayor número de organizaciones, sino también para hacer más eficiente y eficaz la relación profesional, para que aflore ese tiempo que antes había que dedicar a las tareas más tediosas y que así se puede emplearlo en otras cosas, entre ellas gestionar la complejidad y poder darle a un cliente pymes el mismo trato como si fuera una gran cuenta. La digitalización no es una opción, es una obligación, y qué mejor que dedicar el tiempo a estar con expertos y asesores que nos alumbren el camino”.

Y es que va a ser necesario andarse con buenos faros para poder navegar entre la maraña de documentación a estudiar y el alto número de requisitos a tener en cuenta. Por lo que se refiere a los medios para digitalización y el empleo de las nuevas tecnologías de la información como instrumentos de gestión pública en el PNRR, se prevé la creación de un portal web único como instrumento capaz de centralizar y canalizar la distribución de toda la información sobre el mismo destinada a los distintos interesados y agentes relacionados con el mismo. Este portal serviría como ventanilla única, facilitando las solicitudes y la tramitación de los procedimientos a los interesados, como punto formal de relación con la Administración.

Pero no va a ser el único portal que se cree para la ocasión. De hecho, el consejo de Cámaras de España ya tiene su propio portal para recabar información y centralizar servicios. “En esta cuestión, el papel de las cámaras quiere ser protagonista en el proceso de recuperación, reconstrucción y transformación de España que va a propiciar el Fondo Next Generation EU, contamos con las mejores bazas. Para empezar, se ha creado una página web desde la Cámara de España [objetivotransformacion.camara.es] para informar, se saben las líneas estratégicas mejor que nadie”, cuenta Eduardo Flores, director de Internacional y Competitividad de la Cámara de Sevilla. “Pero pido tranquilidad, aún hay muchos detalles que no están decididos, se está definiendo el reglamento y el timing, estamos aún con las Manifestaciones de Interés. Es lo que se está haciendo ahora para que el Gobierno sepa por dónde van. Es interesante visitar la página a menudo por las actualizaciones, y estudiarla con detalle. Se puede incluso mandar consultas online para ser contestadas una a una”.

Balón de oxígeno

Otro seminario sobre los fondos europeos como balón de oxígeno y oportunidad para la recuperación y el cambio fue el organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), que en esta ocasión contó con el asesoramiento de FI Group, miembro a su vez de la AFIDI, y al que se inscribieron nada menos que 1.100 personas. “Como ya todos sabéis, han sido concedidos 144.000 millones de euros como parte de los fondos NextGenEU, nada menos que una quinta parte de los aprobados van a ser destinados a España en concepto de préstamos, subvenciones o ayudas… Es una barbaridad de dinero, ha estado bien negociado y por una vez confío en que no nos quedaremos en la cola”, afirma Enrique Sánchez de León, consejero y director general de APD. “El Gobierno ya ha establecido un Plan de Mecanismo de Recuperación y Resiliencia que incluye los mecanismos de inversiones y las reformas a acometer, porque todo esto va a exigir un reto de gestión y planificación”.

Según este directivo, España junto a Portugal va adelantada en los deberes, lo cual no quita que nos armemos de paciencia: “Pido a todas un punto de paciencia, es un plan a seis años y estamos en el mes 2. Todavía ni ha arrancado, pese a ser conscientes de las dificultades que están atravesando la mayoría de las empresas y de la necesidad de que estas medidas de alivio y contención lleguen cuanto antes”, señala Sánchez de León. “En este sentido, España ha decidido adelantarse, al tiempo que se discute en Bruselas área por área, para anticipar y ejecutar consultas por sectores y ministerios a través de los MDI para ver qué tipo de proyectos estratégicos manejan las empresas y está demandando el mercado”.

Al parecer, ya se han celebrado una decena de reuniones sectoriales, cuyos 30 MDI se irán firmando a lo largo del primer semestre. Ha habido una respuesta magnífica, con más de 4.000 empresas que han hecho sus manifestaciones con proyectos de eficiencia energética, techos solares, gestión de residuos, I+D, formación… Estas señales permitirán que después haya detrás una convocatoria y licitaciones a las que agarrarse. Además, ya se cuenta con 27.000 millones de euros aprobados a cuenta del PGE, no habría que esperar la validación de la UE. ¿Se aplicarán con carácter retroactivo? Pues al parecer sí, se podrá meter gastos desde febrero de 2020, con el inicio de la pandemia en Europa. Y que ninguna se preocupe, el no estar en un MDI ahora no impide poder optar a las ayudas cuando se publique la convocatoria. Eso sí, figurar de los primeros inscritos siempre es una ventaja.

La mayoría de los fondos se repartirán a través de los canales habituales a través de serán las administración autonómicas, municipales y ministeriales, pero no delegaciones del Gobierno. “Respecto a las ayudas de Estado, el marco ha cambiado, no se trata de barra libre, va por sectores para abreviar, con incentivos regionales y las comunidades autónomas que gestionarán hasta el 50%. Pero que haya convenios marco en sus respectivas competencias por parte de las Comunidades Autónomas, no significa que el Estado se desentienda, pues tiene que reportar a la Unión Europea”, advierte el director general de APD.

Lo que sí habrá que hilar muy fino es la elección de la ventanilla que ofrezca más garantías. “Existe la vía de los PICIs, que son procesos ya establecido en la Comisión Europea, pero es un camino largo y laborioso, por ahora solo hay aprobados dos como el de microbaterías y los microchips. Eso sí, una vez aprobado, hay más inversión”, comentaba Manuel de la Rocha, secretario general de Asuntos Económicos y G20 en el Gabinete de Presidencia del Gobierno de España. “Mientras que los PERTEs están más sujetos a ayudas ordinarias. El truco es saber aterrizar el proyecto con un enfoque sectorial, tractor a lo largo de la cadena de valor, que sea interterritorial, novedoso o innovador en el uso de la tecnológica. Lo interesante es colocar a España en la punta de lanza de alguna tecnología de interés con un efecto de señalización, como energías renovables, baterías eléctricas, conectividad 5G, agroalimentación o renovación de destinos turísticos seguros, pero solo habrá un número limitado de proyectos, y el esfuerzo mayor pues exige dosieres muy gordos y discusiones muy técnicas”.

España tiene una oportunidad de oro de reinventarse en el plano industrial determinando el liderazgo en algún sector estratégico a nivel europeo y mundial. “Esto implica una reformulación del país en relación a la Unión Europea y otras economías como la china o la estadounidense. No hay que crear falsas expectativas, por lo que hay que seguir la información para saber por dónde van a venir las ayudas. Por eso quiero transmitir tranquilidad, no vamos a perder esta oportunidad”, comentaba por su parte Víctor Cruz, director de Estrategia de FI Group y Presidente de AFIDI. “Los fondos tractores va a ser instrumentos muy adecuados en el momento que estamos. La recuperación del empleo y la economía pasa por los sectores que peor lo están pasando y exige la colaboración de corporaciones público-privadas: hay que ir juntos, gran empresa y pymes. Las ayudas van a llegar, y las convocatorias normales (como el CDTI o red.es) van a seguir estando ahí, se van a poder compaginar. No es obligatorio estar en una MDI para recibir una ayuda, pero sí se pide proactividad”.

Cómo optar a las ayudas

Los fondos Next Generation EU responden a un mecanismo temporal para poder hacer frente a los daños económicos y sociales provocados por la Covid-19. Esto quiere decir que tienen fecha de caducidad y solo son elegibles para los casos previstos en los reglamentos que se están negociando en Bruselas. La Administración General del Estado será la encargada de transferir, mediante los correspondientes instrumentos de convenios y subvenciones, los fondos a Comunidades Autónomas y Entidades Locales que serán las responsables de la tramitación y concesión.

España es el segundo país más beneficiado, puesto que recibirá en total 140.000 millones, de los cuales un 52% son a fondo perdido y un 48% en préstamos. Estos fondos que se repartirán a lo largo de seis años, tienen previsto una primera remesa del 70% en los tres primeros años con el objeto de acelerar la recuperación económica y mantener y crear el mayor número de puestos de trabajo, y el 30% restante en los tres años siguientes. Y se pretende que el componente de los proyectos giren alrededor de cuatro grandes ejes: transición ecológica, transformación digital, igualdad de género y cohesión social y territorial.

Haciendo una pequeña cuenta de cabeza, sale a más de 7.000 millones de euros anuales hasta 2026 en el ámbito de la transformación digital.

La colaboración público-privada también va a ser uno de los elementos relevantes para que el proyecto obtenga el máximo potencial, así como la inclusión en consorcios que integren diversas empresas que a su vez integren empresas de diverso tamaño. En esta ocasión, las pymes van a tener sus chances. Pero antes deben contar con un proyecto definido y, muy recomendable, el apoyo de especialistas estratégicos.

A la hora de presentar cada proyecto concreto, la pyme debe realizar una definición concreta del mercado relevante al que puede hacer eco, como impactará el mismo y qué repercusiones tendrá. Por este motivo, se hace hincapié en la idea de realizar proyectos transversales, es decir, que tengan un impacto positivo tanto en su segmento económico concreto, como en la economía en general. Y en cualquier caso, deben tratarse de nuevos proyectos basados en la innovación de cariz transformador delimitados en términos de sostenibilidad, viabilidad y creación de empleo a largo plazo. Porque cuantos más requisitos se cumplan, más oportunidades de ser aprobados.

Pero antes de todo ello, están los MDI, las Manifestaciones de Interés. Cada ministerio está recopilando tanto en base a los proyectos presentados como a las ideas propuestas por analistas y expertos, a fin de establecer delimitar qué líneas de inversión son más adecuadas y pueden hacer de motor tractor para que su efecto multiplicar sea mayor. Siguiendo el calendario, tal y como establece el Consejo Europeo, la Comisión Europea dispondrá luego de un plazo de dos meses para evaluar los planes presentados por cada país. A partir de ese momento, se abre un periodo de cuatro semanas en las cuales se realizará la aprobación de cada plan concreto. Por ello, es imprescindible tener los proyectos lo más cerrados posibles: ámbito de actuación, presupuesto, hitos a lograr, creación del consorcio, planes de comunicación…

Dentro de los MDI, están los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (PERTEs). Las pymes y empresas que deseen realizar la presentación de su proyecto, deberá enmarcarlo de acuerdo a alguna de las 30 premisas, tal y como indica el Plan España Puede: agenda urbana y rural, en la lucha contra la despoblación; infraestructuras y economías resilientes capaces de resistir los embates; transición energética justa, inclusiva, competitiva, eficiente y descarbonizada; una administración para el siglo XXI; digitalización del tejido industrial y de la pyme, así como la recuperación del turismo e impulso al emprendedora; refuerzo del Sistema Nacional de Salud; educación, talento y conocimiento; nueva economía de los cuidados a mayores; cultura y deporte; y hasta modernización del sistema fiscal.

Así que durante un tiempo, van a estar vigentes varios planes para otorgar fondos que se van a solapar, por lo que habría que tener bien claro en cual de ellos se puede tener más oportunidades de lograr en cada caso las deseadas ayudas, subvenciones o financiación.

El proceso para presentar los proyectos ya está en marcha y tiene una fecha de caducidad del 30 de abril, que seguramente acabe prorrogándose al 30 de junio

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: