Casi la mitad de las organizaciones incluirá el teletrabajo en su política de RRHH según IDC

Ser productivos en la nueva normalidad se ha convertido en una de las grandes prioridades de las organizaciones en estos tiempos donde la resiliencia digital ha pasado a un primer plano. Según se ha confirmado en el encuentro IDC Future of Work 2021, el 67% de las empresas europeas no estuvieron suficientemente preparadas para afrontar la crisis de la covid-19. Además, el 47% de las organizaciones incluirá el smartworking en su política de RRHH a finales de 2021 y el 38% fomentará que se trabaje más desde el hogar adaptando para ello su organización.

Así de contundente se ha mostrado Ignacio Cobisa, analista senior de IDC Research España en el encuentro IDC Future of Work 2021, patrocinado por WMware, Nutanix, BMC, Darktrace, Microstrategy, S21Sec, Tanium, Arsys, UitPath, Samsung, CSI Renting, Easyvista, Targus y Zoom. El evento se ha centrado en la necesidad de dotar de enfoques flexibles en términos de liderazgo, estructuras organizativas y procesos a las organizaciones.

En su ponencia inaugural, Cesar Maurín Castro, director de Digitalización, Innovación, Comercio e Infraestructuras en CEOE y consejero en el Consejo Económico y Social recalcó la adaptación acelerada a los procesos de digitalización que están viviendo las empresas siendo España uno de los países que más ha crecido en este ámbito.

Con la pandemia ha entrado en juego el concepto de agilidad empresarial, estrechamente vinculado con la rentabilidad y con las nuevas formas de trabajar. En IDC Future of Work 2021 se ha puesto el acento en que las empresas más ágiles también son las más rentables. Según estudios de IDC, el 93% de las organizaciones ágiles aumentaron sus beneficios entre el tercer trimestre de 2019 y el segundo de 2020 mientras que esta proporción se reduce al 68% en el caso de las empresas estáticas.

En este sentido, nuevas formas de trabajo se están imponiendo en las empresas destacando el aumento de colaboración entre humanos y tecnología gracias a la inteligencia artificial, robótica, automatización inteligente y realidad aumentada. Los espacios de trabajo pasarán a ser conectados y seguros. “No obstante, el mayor cambio se producirá en el factor cultural de las organizaciones cuyo foco será conseguir personas empoderadas y comprometidas, fomentar el desarrollo de talento y retenerlo”, subraya el analista de IDC Research España.

Nuevas maneras de trabajo

La consultora prevé que a finales de 2021 el 47% de las organizaciones ya habrá añadido y ampliado el smartworking en su política de recursos humanos e incluso el 38% fomente internamente el trabajo desde el hogar adaptando para ello su filosofía.

En este sentido, las organizaciones están siendo conscientes de que apoyar el trabajo remoto ya no es algo trivial, sino que impactará en los resultados. Se está pasando del concepto de continuidad al de beneficio y experiencia del trabajador. Las áreas que sufrirán mayores transformaciones como resultado de la pandemia están relacionadas con trabajo remoto.

El modelo de trabajo ha cambiado, seguramente más por necesidad que por convicción, y ahora estamos moviéndonos hacia un modelo híbrido en el que es fundamental todo lo relacionado con la securización de los datos”, apunta Cobisa. Así, la seguridad de los datos y el acceso remoto seguro son las dos áreas donde se espera un mayor incremento en el gasto para 2022.

Como conclusión para IDC Research España, los grandes retos a los que se enfrentan las empresas españolas son la falta de flexibilidad en algunos ambientes de trabajo, generar una nueva confianza y dotar de mayor agilidad e inteligencia a estos nuevos puestos de trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: