Cartagon consigue la categoría de Premier Partner para Google Cloud Platform

Unas navidades de infarto para Cartagon. Resulta que tenían planeado empezar el año con un evento de afterwork en los teatros Luchana con actuación de magia incluida, programada desde octubre del año pasado, para la presentación del nuevo logo y la puesta al día ante sus clientes y partners tras la adquisición por parte de Axarnet y la llegada de nuevos rostros y catálogo de productos.

Sin embargo, los acontecimientos se han ido precipitando desde entonces, y el grupo resultante ha sido a su vez adquirido por un fondo de capital en manos de la familia holandesa Strikwerda, e integrado en su división de Total Webhostig Solutions, un player mundial en la Nube con nueve marcas especializadas y que gestiona más de 2.000 millones de euros en activos.

Pero no acaba ahí la cosa, y en el propio acto del pasado jueves, el invitado por parte de Google, Isaac Hernández, anunciaba en primicia que Cartagon, hasta entonces un partner tecnológico de Google Cloud Platform (GCP), escalaba a la categoría de Premier, una figura que solo tienen unas pocas empresas más en España (Ackstorm, Deloitte, IECISA, Claranet, Equinix, Nubalia o Intelligence Partner).

El resultante es que las distintas marcas del grupo se van a organizar en dos divisiones, Axarnet para los servicios de hosting web administrado, y Cartagon, para el cloud híbrido gracias a su plataforma de última generación y sus alianzas. Con infraestructura propia, basada en tres centros de datos en Madrid y dos en Miami, dispone de interconexión directa con Google y Microsoft a ambos lados del Atlántico. A ello Cartagon suma ahora otro anillo nacional (el de Axarnet, entre los datacenters de Plexval, Interxion e IPCore) a su propia red de datos que proporcionarán mejor calidad de extremo a extremo, desde casa del cliente hasta la conexión directa a 40G.

Su anillo ya interconectaba los CD de Interxion, IPCore y Century Link (Global Switch) de nivel 3, dos de los cuales a su vez alojaban su sistema autónomo geodistribuido. Servicios como LAN-extension, transporte IP, Fiber-Channel y otros servicios gestionados se podrán ofrecer de manera nativa con una simple conexión con la MMR de cada centro. En especial, la solución CloudFlex para servicios de VPN de Cartagon, 100% alojada en España, dispone de interconexión directa desde noviembre de 2018 con GCP y AWS a través del peering point en Madrid, mientras que con Azure se pondrá en servicio durante el primera cuatrimestre de 2019 a través de un DE-CIX, también en Madrid. Igualmente, en la hoja de ruta está ofrecer un nuevo servicio de PaaS privado, basado en Jelastic, programado para ser lanzado durante 2019.

Todos estas capacidades sin duda han pesado en la decisión de Strikwerda Investments, un fondo 100% de capital familiar que se distingue porque piensan más en el largo plazo y en el desarrollo de los negocios en los que creen, y no en dar el pelotazo o desintegrar empresas al mejor postor. Los holandeses han entrado con el 48%, mientras que Axarnet se reserva un 8% y el resto está en manos de la valenciana L3m. “Esto nos va a permitir agregar valor a través tanto de un crecimiento orgánico como a través de más compras. El ebitda proyectado a tres años nos sitúa en una facturación superior a los 3 millones de euros en el campo de soluciones y servicios en nube híbrida. Si ya éramos muy guapos, ahora además de guapos somos altos y fuertes. Aunque somos el equipo de siempre, fundado en marzo de 2000 en Madrid”, señala Francisco Javier González, CEO de Cartagon.

Repasando las actuales líneas de negocio de Cartagon, tocan todos los palos, en especial desde que hace dos ejercicio añadieron nuevas líneas de negocio como productividad en el puesto de trabajo con soluciones en la nube (con G Suite, Copper y Office 365); cloud (con la GCP como prescriptores preferentes, pero también pudiendo dar servicio en Azure o incluso AWS, y con un acuerdo especial con VMware HCX para hiperconvergencia en Cloud Flex); servicios (centro de datos y servicios gestionados); comunicaciones (conectividad y tránsito IP); datacenters (colocation y hosting).

“La clave nuestra es que podemos dar un completo servicio 360º, pues contamos con tres centros de datos propios en Madrid y Valencia, más un SOC de software 24×7 en Málaga y nuestro propio anillo de fibra que conecta los tres principales puntos neutrales de España”, recuerda González. “Nuestra apuesta es bien fuerte, porque queremos ser el primer cloud provider service de Google con GKE on-Prem (licencia para el motor Kubernetes de Google). En lo que respecta al capítulo de seguridad y GDPR, se mantienen acuerdos con Fortinet y Arbor para una protección multinivel (cortafuegos, IDS/IPS, anti-DDoS), mientras que con Abonta se cumple con todos los requisitos de compliance con el RGPD (informes, auditorias, etc)”.

Mayor implicación técnica

Con estos credenciales, Cartagon ya son unos viejos conocidos de Google, con la que mantienen una fuerte relación desde 2014, “y eso se nota en las certificaciones, en las conexiones directas y en la experiencia que demuestran”, señala Javier Pérez Trigo, director de partners de Google. “Queremos crecer con los partners de canal con un modelo 100% indirecto. Nosotros somos una compañía de producto, productos que hacemos muy bien, pero para llevar esa innovación a las empresas necesitamos a los partners, que son los que mejor conocen al cliente y sus necesidades, y los mejor indicados para dar el soporte”.

Esto no quita que particulares y empresas que quieran contratar sus servicios directamente con Google no lo puedan hacer, pero lo normal es que en proyectos grandes Google lo derive a algún partner local; pero aun así, Google puede destacar a gente suya para ayudar en su ejecución, eso sí, sin computar horas ni intervenir en la negociación: “Pero no van a estar solos, estaremos los dos. El precio va a ser el mismo, pero pueden contar siempre con el asesoramiento de nuestros ingenieros. Nosotros mantenemos así el compromiso de involucrarnos también, pero en la parte técnica, no comercial. Y seguimos, además, apoyando a nuestros socios de canal con nuestras campañas de marketing y eventos trimestrales”, añade Pérez.

Todo el mundo parece de acuerdo con que el Cloud es una de las grandes palancas que multiplicarán la industria TI futura, y más con la aplicación de la analítica big data, el machine learning y la inteligencia artificial en modo as-a-service, que cambiarán radicalmente la forma de trabajar y los modelos de negocio. “Tenéis que saber que cuando subcontratáis servicios de Google, hay 22.000 ingenieros detrás trabajando para vosotros, expertos en economías de escala y servicios con millones de usuarios”, cuenta Isaac Hernández Vargas, country manager de Google Cloud para España. “En España estamos creciendo en recursos, no precisamente en el área comercial, sino en el de ingeniería. Cuando el crecimiento es exponencial durante dos o tres años seguidos, eso se nota. De hecho, la tensión en la urgencia que percibo en las conversaciones de hoy no tienen nada que ver con los de hace solo cuatro o seis meses”.

Para para este directivo de Google, el cloud proporciona tecnologías que enganchan y se hacen víricas, una vez están en funcionamiento. Y sin embargo, estamos solo en el inicio. “Básicamente, está todo por hacer: si las cargas de trabajo en la nube a nivel mundial están en torno al 10-15%, en España no llegan aún al 5%. Esto ilustra que hay una oportunidad enorme, a recorrer con socios como Cartagon”. Y acaba reconociendo que en la carrera por la nube híbrida han salido un poco tarde. “Realmente, no fuimos necesariamente los primeros en llegar, pero sí los que más rápido estamos creciendo. Contamos con 5 millones de empresas clientes de todos los tamaños y sectores a nivel mundial. En España, 19 de las empresas del Ibex35 adoptan Google, pero donde somos más relevantes es en pymes, que no pueden permitirse grandes inversiones en seguridad, innovación o infraestructuras. Queremos mejorar su rendimiento no un diez por ciento, sino multiplicarlo por diez”.

Cambio de estrategia

Con una simple cajita en medio de una página mayormente en blanco, con un aspecto de lo más sencillo, detrás no se puede figurar uno la magnitud de los centros de datos que emplea Google para dar respaldo a los miles de millones de usuarios diarios y cumplir el sueño de sus fundadores, indexar toda la información del mundo. Después de 20 años, hoy cuentan con más de un centenar de productos y servicios, ocho de ellos con más de mil millones de usuarios diarios: 2.000 millones de teléfonos Android conectados, 1.500 millones de youtubers en streaming, 1.500 millones de correos con Gmail… “Imaginaos qué clase de centros de datos se necesitan para dar ese soporte. Por necesidad, tuvimos que empezar a construir los nuestros. En los últimos años solo a esta partida se han dedicado más de 30.000 millones de dólares”, afirma Hernández.

Pero hoy los ingresos de Google vienen mayormente por la gestión de la publicidad, facturando 13.000 millones de dólares anuales, y con buenas perspectivas de crecimiento con un aumento anual del 20%, según cuenta el directivo de Google. “Sin embargo, el futuro es la nube, lo que pasa que cuando decíamos que en el año 2020 el futuro sería la nube, resulta que estamos ya a solo un año de esa fecha. Nosotros todo lo que hemos hecho ha sido siempre sobre cloud. Pero es cierto que no hemos sido los primeros en lanzarnos a comercializar servicios sobre nuestras infraestructuras. El mercado de la publicidad es de 500 billones americanos de dólares [500.000 millones], pero el mercado en la nube es de uno, tres o más trillones [100.000-400.000 billones]. Por eso queremos potenciar también esta faceta, tanto para rentabilizar y dar valor a todo ese esfuerzo invertido como para de manera estratégica diversificar las fuentes de ingresos.

Este movimiento ya se inició hace tres años con la contratación de Diane Green, la fundadora de VMware, como VP senior de Google Cloud, puesto que ahora que está lanzada la división, una vez desarrolladas las líneas maestras de soporte y partenazgos, ha sido en noviembre pasado renovado por Thomas Kurian (ex nº 2 de Oracle) como CEO de Google Cloud. Si queremos saber más habrá que haber ido al evento Next’19 en el Moscone Center de San Francisco del 9 al 11 de abril.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: