Canon bate récord en España en venta de equipos refabricados

Canon también apuesta por la economía circular y la refabricación y alcanza la cifra récord de 13.800 impresoras EQ80 vendidas desde su lanzamiento solo en España, aunque producidas desde la fábrica alemana de Canon en Giessen. Sin embargo, España lidera el ranking de unidades refabricadas vendidas en Canon EMEA.

La compañía confiesa regirse por la filosofía Kyosei (vivir y trabajar juntos para el bien común), que lleva en este sentido hasta las últimas consecuencias. Tras el proceso de remanufactura que se lleva a cabo en el centro de expertos técnico que tiene la multinacional en Alemania, este producto vuelve al mercado actualizado. De hecho, cada producto de esta gama vuelve utilizando el 80% en peso de los componentes preexistentes, contribuyendo a reducir hasta en un 80% las emisiones de CO2 derivadas de diversos aspectos de la fabricación.

La imageRunner Advance EQ80 es un dispositivo refabricado con total garantía y calidad. A diferencia de los productos reacondicionados o de segunda mano, este se somete a un proceso de desmontaje y reconstrucción. Las impresoras llegan a la fábrica europea y se verifica que los equipos cumplen con las condiciones técnicas, después se procede al desmontaje de cada unidad. Las piezas que sufren desgaste e intervienen en el rendimiento del equipo se sustituyen por nuevas y las que ya no sirven se envían directamente a reciclar.

“Si analizamos como se genera la huella de carbono en el mundo de la impresión, vemos que un 40% proviene del uso de los productos en la oficina y la mayor parte, hasta un 60% proviene de la extracción de materias primas, fabricación de piezas, ensamblaje y transporte de los productos. Y aquí es donde los equipos EQ80 juegan un importante papel”, afirma Mª Jesús Arroyo, Product Manager de Canon España.

Canon selecciona los modelos más vendidos de los últimos años y los reconstruye exhaustivamente, aplicando la experiencia de fabricación de la compañía y los estándares de calidad ISO 14001, ISO 9001 y el de refabricación británico 8887-220 para producir estos dispositivos multifuncionales asequibles y misma garantía que un equipo de última generación. eso sí, con un nuevo número de serie.

“Al incorporan las últimas versiones de firmware y funciones de seguridad actualizadas, junto con la perfecta integración con nuestras soluciones tanto cloud como on premise hacen que funcionen como parte intrínseca de una flota de impresoras, lo que garantiza que cualquier necesidad de la empresa pueda satisfacerse de forma eficiente y rentable”, añade la Product Manager de Canon.

Como se comentó, España está situada a la cabeza de la venta de equipos refabricados en toda la región de EMEA, algo de lo que se congratula la multinacional japonesa. “La sostenibilidad en la impresión es mucho más que imprimir menos o usar papel reciclado, implica revisar toda la cadena de valor e identificar oportunidades de mejora. Desde Canon, buscamos promover la economía circular maximizando el uso de los recursos naturales. Solo así creamos un nuevo valor y una opción de tecnología de oficina con la que satisfacer las necesidades de sostenibilidad de nuestros clientes”, concluye Mª Jesús Arroyo.

Cinco razones por las que la refabricación será tendencia

La sostenibilidad es un tema de absoluta prioridad, y el llevar al mercado dispositivos tecnológicos más respetuosos con el medio ambiente una necesidad inminente. Las empresas no solo deben tener en cuenta la huella de carbono de un equipo durante la fase de uso del producto, sino en todo su ciclo de vida. En este contexto, se hace cada vez más patente la apuesta por dispositivos refabricados y reacondicionados, aunque aún existe mucha confusión entre estos dos modelos de reciclamiento.

Canon analiza las diferencias entre ambos y expone los grandes beneficios de la refabricación frente al reacondicionamiento:

  1. Más allá de una limpieza exhaustiva. El proceso de reacondicionamiento implica la redistribución de los productos, normalmente electrónicos y eléctricos que se han devuelto previamente a un fabricante o proveedor. Supone desde llevar a cabo unas sencillas pruebas hasta efectuar una limpieza y una reconstrucción exhaustivas del producto. A diferencia de los productos de segunda mano, los productos reacondicionados se someten a pruebas para garantizar que su rendimiento y funcionamiento son correctos. No obstante, con la refabricación se va más allá, los productos refabricados no deben entenderse como productos “usados”, “reacondicionados”, “reparados” ni “reutilizados”. En su lugar, hablamos del proceso de recuperar, desmontar, reparar, sustituir y limpiar componentes para volverlos a vender con la misma calidad, rendimiento y especificaciones que un producto nuevo.
  2. Mismos estándares de producción que un producto original. La diferencia entre los productos reacondicionados y los dispositivos refabricados es el rigor, la estandarización y la integridad del proceso de fabricación. Una máquina refabricada se vuelve a producir con componentes individuales para satisfacer las mismas expectativas del cliente que las de las máquinas nuevas. Esto es posible volviendo a fabricar un producto según las especificaciones del producto original, combinando piezas nuevas, reparadas y reutilizadas.
  3. Mayor calidad del dispositivo final. Aunque el proceso de refabricación es más costoso que el reacondicionamiento, el resultado final es un producto de mayor calidad, lo que se debe en parte a la exhaustividad del proceso. No obstante, la refabricación sí que ofrece un ahorro al consumidor, ya que es habitual que un producto refabricado cueste menos que uno nuevo y ofrece todo los necesario en un equipo multifunción para satisfacer las necesidades de nuestros clientes.
  4. Productos más sostenibles con el medio ambiente. Canon estima que el 60% de la huella de carbono procede de las primeras fases de fabricación y abastecimiento de materias primas. Con el modelo de refabricación se consigue eliminar muchas de las emisiones producidas en estas primeras fases, además si se tienen en cuanta otros factores como el transporte de materiales para la producción de un nuevo producto, la reducción de emisiones también es considerable.
  5. Hacia una economía circular real. La refabricación se torna como una propuesta industrial que encaja a la perfección con el nuevo e innovador modelo de economía circular y avanzar en la consecución de los objetivos de la Comisión Europea recogidos en el Plan de Acción de Economía Circular. Este modelo puede desbloquear nuevas fuentes de ingresos para las empresas, reduciendo los costes asociados a la obtención de nuevas material primas o el reciclaje de antiguas, al tiempo que atrae a los consumidores dispuestos a pagar por productos que sean respetuosos con el planeta.

“Es muy importante concienciar a las empresas y consumidores sobre la diferencia de adquirir un producto refabricado frente a uno reacondicionado, ya que se trata de procesos completamente diferentes. En Canon apostamos firmemente por la refabricación. Desde nuestra innovadora fábrica alemana ubicada en Giessen volvemos a dar una segunda vida a los equipos de impresión que mejor comportamiento han tenido en el mercado. Estos dispositivos, bajo el nombre de EQ80, contribuyen a la economía circular al reutilizar parte de los materiales originales. Esto maximiza el valor extraído de los materiales y contribuye a reducir los residuos y la cantidad de CO2 generados en el proceso de abastecimiento de materias primas, producción y transporte de un nuevo dispositivo” ha asegurado Mª Jesús Arroyo, Product Manager de Canon España.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: