Álvarez-Pallete renueva la confianza de los accionistas de Telefónica

La Junta General de Accionistas de Telefónica ha aprobado todos los acuerdos propuestos por el Consejo de Administración de la compañía, dando luz verde a la gestión correspondiente al ejercicio 2020, a la reelección de José María Álvarez-Pallete como presidente ejecutivo con un respaldo del 84,6%, superior en 4,4 puntos al conseguido en 2017, y de Carmen García de Andrés, Ignacio Moreno y Francisco José Riberas como consejeros, y a la retribución al accionista mediante ‘scrip dividend’, entre otros.

Celebrada de manera telemática, la organización introdujo innovadores elementos visuales y de diseño gráfico, aplicando la realidad aumentada para informar a sus accionistas. Álvarez-Pallete comenzó su intervención recordando la capacidad histórica de la compañía para adelantarse al futuro, la transición de la voz al dato, el papel vertebrador de las telecomunicaciones para la sociedad y el valor de las redes para unir a las personas, especialmente durante la pandemia, y asegurar que está lista para liderar el futuro. “Telefónica ha tenido el privilegio de ser parte de la solución durante la pandemia y ahora está lista para conquistar el futuro”, ha subrayado el presidente ejecutivo en su discurso.

A continuación ha explicado que este liderazgo en redes fijas y móviles, con más de 135 millones de unidades inmobiliarias pasadas con fibra, es producto de “una estrategia meditada y sostenida en el tiempo” que se ha traducido en una inversión de 95.000 millones de euros en el conjunto de sus mercados. Esta evolución y los logros obtenidos a lo largo de los años capacitan a Telefónica para continuar liderando los retos del futuro.

El presidente ejecutivo ha recordado ante los accionistas de la compañía cómo la crisis ha obligado a perder el miedo a la tecnología y a la digitalización, que marcan ahora el camino para el futuro de la sociedad. “Durante el confinamiento inicial, la digitalización avanzó tanto como lo hubiera hecho en un lustro. Cada mes de confinamiento, nos hizo avanzar un año en digitalización”, ha resumido.

Fortaleza frente a un año excepcional

“Telefónica no es inmune, pero sí resistente”. De esta forma, Álvarez-Pallete ha hecho balance del ejercicio 2020 y ha destacado el impacto de la pandemia en Telefónica como consecuencia de la menor actividad económica mundial. A continuación, ha enfatizado la resistencia demostrada por la compañía y su capacidad para imprimir un mayor esfuerzo en circunstancias adversas: “Sufrimos, sí, pero reaccionamos y supimos gestionar la situación. No nos resignamos; al contrario, redoblamos el esfuerzo y dimos lo mejor de nosotros mismos”.

Telefónica ha cerrado 2020 con una generación de caja cercana a los 5.000 millones de euros, o hasta un total de 25.000 millones de euros en los últimos cinco años. También a lo largo del último lustro, la compañía ha reducido deuda por importe de 17.000 millones de euros, y su volumen se situará próximamente en un total de 26.000 millones de euros, menos de la mitad que hace cinco años, una vez se materialicen las operaciones pendientes de cierre. Además, y a pesar del impacto de la crisis, Telefónica ha alcanzado un beneficio neto de cerca de 1.600 millones de euros en 2020, un 40% más que en el ejercicio precedente.

Se hizo hincapié en la oportunidad y vigencia del Plan Estratégico anunciado hace apenas año y medio, cuando aún nada se podía intuir sobre una pandemia que poco después cambiaría las reglas del mundo conocido. “Cuando diseñamos el plan y lo anunciamos, desconocíamos que unos meses después nos enfrentaríamos a una situación tan excepcional. La pandemia nos sorprendió con un Plan de Acción apenas estrenado. No lo aparcamos, ni siquiera lo ralentizamos. Al revés, lo aceleramos”, ha señalado Álvarez-Pallete.

Telefónica ha avanzado de forma decisiva en los últimos meses en cada uno de los cinco puntos del mencionado Plan Estratégico, poniendo el foco en sus cuatro mercados clave: en el liderazgo europeo de España en el despliegue de fibra y de la tecnología 5G, que alcanza ya al 80% del territorio nacional; en Reino Unido, con el acuerdo con Liberty Global, la mayor operación corporativa de la historia de la compañía; en Brasil, con la compra de los activos móviles de Oi; y en Alemania, con la creación con Allianz de un gigante de fibra. En cuanto a Hispanoamérica, Telefónica ha reenfocado su presencia en la región, centrándose en la rentabilidad, la eficiencia y la mayor captura del valor de los activos.

Telefónica Tech y Telefónica Infra, ambas piezas estratégicas para el grupo, han avanzado también de forma significativa en el último año. Tech es ya una realidad compuesta por dos sociedades digitales, enfocadas en la ciberseguridad y el ámbito Cloud, por un lado, y en el Big Data y el Internet de las Cosas, por otro. En cuanto a Infra, ha cumplido con su objetivo de maximizar el despliegue y la puesta en valor de las infraestructuras, como lo demuestra la venta del negocio de torres de Telxius por 7.700 millones de euros, a múltiplos récord y un referente hoy en el sector.

Por último, el objetivo de avanzar en el despliegue de un nuevo modelo operativo impulsando la digitalización también ha dado sus frutos, con el 80% de los procesos de la compañía ya digitalizados y un porcentaje de las ventas a través de canales digitales que alcanza el 35% del total.

Una España digital para liderar la revolución industrial 4.0

A tres años de cumplir un siglo, Telefónica refuerza la importancia de seguir hacia adelante bajo los criterios más sostenibles y diversos, priorizando los valores y un nuevo contrato social en la nueva España digital. “Es hora de establecer las normas de este nuevo mundo. Es hora de definir un contrato social que fije las reglas y los derechos en el espacio digital”, ha explicado el presidente ejecutivo. “Y es una oportunidad de oro para que España lidere la Cuarta Revolución Industrial, más aún cuando Europa ha marcado una agenda ambiciosa que sitúa justamente la digitalización y la sostenibilidad en el centro. Su potencial permitiría aumentar el PIB entre 1,5 y 2,5 puntos porcentuales anuales hasta 2025 e incrementar la productividad de las pymes entre un 15% y un 25%”.

José María Álvarez-Pallete ha querido concluir su intervención con un sentido recuerdo a los empleados y sus familias afectadas por la Covid-19: “No os olvidaremos”, ha subrayado. Además, ha proyectado su mirada hacia los próximos años y, como al comienzo de su discurso, ha insistido en que “Telefónica sabe hacia dónde apunta el futuro”. “Emergemos de una de las mayores crisis vividas por la Humanidad con el orgullo de haber cumplido nuestra misión y como una compañía tecnológica lista para conquistar el futuro. Disponemos de la memoria sobre la que construir el porvenir, de un plan preciso para afrontarlo y del talento humano para pilotarlo. En definitiva, hacer nuestro mundo más humano, conectando la vida de las personas”.

Cambio de imagen corporativa

La celebración de la Junta General de Accionistas también fue el playó elegido para la presentación de la nueva imagen corporativa que proyecta su transformación digital y tecnológica. El nuevo logo, compuesto por cinco círculos, rescata y evoca el creado en 1984, para reconocer el legado de la compañía, y lo adapta y lo simplifica para proyectar su futuro. “Esta nueva identidad refleja una nueva Telefónica preparada para los próximos cien años y será el faro que nos guíe en este rumbo que ya hemos emprendido”, afirma el presidente ejecutivo.

El cambio de logo constituye un paso más en el proceso de transformación en el que el Grupo viene trabajando desde el último año y medio, con el objetivo de proyectar una Telefónica más moderna, flexible y digital. El anterior logotipo llevaba vigente desde 1998 y la idea de crear una nueva imagen responde precisamente al deseo de querer expresar visualmente la transformación y el liderazgo de Telefónica en los últimos tiempos, evidenciados en ejes tan relevantes como el masivo despliegue de fibra óptica, la configuración de un modelo más sostenible y diversificado, la implantación de la red 5G, el aprovechamiento y la puesta en valor de las infraestructuras de telecomunicaciones o la proliferación de nuevas soluciones tecnológicas para propiciar una digitalización justa e inclusiva al alcance de todos. Con el nuevo logotipo, la identidad de la compañía refleja ya la nueva Telefónica.

El emblema está conformado por cinco esferas por el especial simbolismo que este número tiene para el grupo. Primero, porque se trata del quinto logo en la historia de la compañía. Segundo, porque cinco son los pilares en los que pivota el plan de acción de la nueva Telefónica. Y tercero, porque cada círculo representa cada una de las ‘T’ que constituyen las señas de identidad de la compañía: telecomunicaciones, tecnología, transformación, talento y trascendencia.

“Esta nueva identidad refleja de dónde venimos, porque vertebramos las sociedades desde las telecomunicaciones. Refleja hacia dónde vamos, al ser una compañía cada vez más tecnológica y que quiere ser protagonista del mundo que viene. Refleja el ADN de la compañía, que es de innovación y continua transformación. Refleja el alma de la empresa, que es el talento de los profesionales que impulsan el presente y futuro de la compañía. Y refleja la trascendencia de todo lo que hacemos, de nuestro propósito”, apostilla Álvarez-Pallete.

La nueva identidad corporativa ha sido desarrollada por el equipo de Marca de la compañía con el apoyo de Lambie Nairn, consultora de branding de WPP, que viene trabajando con Telefónica desde hace más de diez años y ha participado en las actualizaciones de la identidad de sus marcas O2, Movistar y Vivo en los últimos tiempos. Su profundo conocimiento de la compañía y de las marcas comerciales en las distintas geografías y negocios ha sido clave para reflejar la nueva Telefónica en la identidad corporativa. Este es el motivo por el que se ha elegido un color azul para la imagen corporativa, puesto que desprende modernidad y tecnología, y por el que se ha generado una nueva tipografía, Telefónica Sans, totalmente pensada y optimizada para los entornos digitales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: